Leon Jimenes – Doble Maduro

La expectativa que tenía por este puro no era normal. Tan solo el nombre ‘Doble Maduro’ me hacía pensar en capa tras capa de sabor, riqueza y matices inigualables, pues si ya un puro maduro tiende a ser muy sabroso, un doble maduro debe ser, al menos, el doble de sabroso. Aunado a esto está el hecho que es un puro dominicano, y desde hace un tiempo me he convertido en fiel defensor de ellos, porque cuando el resto de mi grupo de conocidos del tabaco juran y perjuran por los nicaragüenses o los cubanos, yo mantengo la fidelidad es por los dominicanos, más que nada por su capacidad de sorprender.

Leon Jimenes - Doble Maduro 01

Precisamente por eso dejé a este puro descansar en el humidor durante 6 meses desde que lo compré en Perú, aunque sí debo destacar que el resto de los puros La Aurora que compré allá no han estado muy buenos, aunque confieso que no compré los mejores, o al menos me abstuve de los más caros. No obstante, mantuve la ilusión y las ganas de hacer de esta fumada algo memorable y finalmente saqué el puro ayer del humidor. Procedí a olerlo y la verdad es que tiene unos aromas muy ricos de cuero, jengibre, grama, paja y un toque minúsculo de canela. Investigando un poco el pie del puro me doy cuenta que hay dos colores bastante diferentes de tripa… ¿será esto el ‘doble’ del maduro? Mejor vamos a darle fuego a ver.

Leon Jimenes - Doble Maduro 02

No estoy seguro de qué tamaño es este puro, pues parece un lancero pero es bastante grueso, lo que me lleva a pensar que se trata del poco conocido Lonsdale, así que entro a la página de La Aurora a ver qué me dicen, pero la página está caída. Bueno, digamos que es un Lonsdale y hasta ahí mi conocimiento del puro, pues Google me arroja puros resultados en alemán. Quizá es un Corona. El hecho es que en las primeras caladas hay muy poco sabor, pero no importa, pues estoy seguro que ya aparecerán. Apenas un toque de pimienta, paja y no mucho más.

Leon Jimenes - Doble Maduro 03

El tiro es sumamente suelto, el cigarro desprende muchísimo humo incluso sin darle caladas, y por consiguiente se consume bastante rápido también. En esta foto apenas tenía unos 4 minutos de encendido. Finalmente se presentan otros sabores, pero ninguno de ellos es rico ni profundo; siento la canela y un toque de nuez moscada, pero bien podría ser una derivación de la canela con un toque más seco.

Leon Jimenes - Doble Maduro 04

Al cabo de apenas 10 minutos estoy superando el primer tercio y el cigarro no termina de alcanzar esa fuerza que tanto esperaba. El sabor es seco, como si se tratara de un puro mal almacenado (que no lo ha estado) y al investigarlo un poco más noto que la anilla se ve como si hubiera sido mojada, tiene como ese desteñido de los colores.

Leon Jimenes - Doble Maduro 05

Mitad de puro y finalmente aparecen algunos sabores interesantes, incluyendo un chocolate como con leche (porque no es intenso), un toque suave de café (como americano) y la canela se mantiene como elemento central. También apareció hace unos instantes un sabor de jengibre que le aportó un toque interesante de matices picantes al puro, sustituyendo a la pimienta que definitivamente desapareció al finalizar el primer tercio. La cantidad de humo es sorprendente y la densidad es fulminante, pero el mismo desaparece rápido. Es como si saliera mucho humo del puro pero en lo que entra en contacto con el aire, pierde toda su fuerza. Esto demuestra que no es un humo rico, sino simplemente abundante.

Leon Jimenes - Doble Maduro 06

Aproximándome al final del segundo tercio y con toda confianza digo que este puro dio todo lo que iba a dar. El jengibre desapareció ya, el chocolate y el café también y el sabor de canela se mantiene presente, pero mucho más suave. El cigarro comienza a quemar un poco raro y la cantidad de humo se reduce considerablemente. ¿A dónde se fue mi puro traído desde Perú?

Leon Jimenes - Doble Maduro 07

Hacia el final, el puro apenas mantiene fortaleza. En un par de ocasiones pasó de ser uno entre suave y medio a uno más fuerte, pero fue solamente mediante la sequedad del sabor, y ultimadamente, esa fue la mayor característica del sabor: seco. En realidad disfruto ser uno de los únicos defensores del tabaco dominicano, al menos en mi círculo de fumadores y con algunos grupos en internet, pero puros como este y el resto de los productos de La Aurora que he fumado me dificultan mucho mantener esa posición y parecer que llevo la razón.

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s