AJ Fernandez – Last Call Habano

AJ Fernandez - Last Call Habano 01

Luego de una pausa auto impuesta de una semana para calmar un poco el paladar y poder apreciar mejor los sabores (porque siempre hay que pausar un poco, de vez en cuando), justo la noche que decidí fumarme un puro me cogí una alergia horrible, así que tuve que aplazarlo un día más. Aprovechando una pequeña compra que hice hace poco (todavía está en camino) en la que compré un 5-pack de estos, del que ya tenía uno, decidí que debía probarlo para saber qué hacer o no hacer cuando lleguen, así que el primero de la serie Portfolio de AJ Fernandez, una serie de puros y combinaciones ‘experimentales’ en las que la marca ha trabajado durante los últimos dos años. Esta combinación en particular comenzó el cigarro que AJ Fernandez le daba a sus huéspedes al final de una velada.

AJ Fernandez - Last Call Habano 02

Yo decidí maridar el puro con una cerveza muy fría, aunque ella me opacó un poco los sabores, razón por la que me la terminé relativamente rápido y procedí a disfrutar del puro solo. Sus aromas en frío son relativamente diferentes a lo que uno esperaría de un puro de esta marca y uno llamado ‘habano’, entre los que destacan la avena, cuero, menta y un aroma perfumado, de ese que llamamos notas florales. Es hora de darle fuego.

AJ Fernandez - Last Call Habano 03

El cigarro comienza con un sabor ahumado/tostado, con algunas especias de esas que se le ponen a la carne, tipo paprika con pimienta, un aroma de vainilla y madera muy singular, así como un tiro espectacular que produce humo abundante, a pesar de estar un tanto apretado. Quema bastante lento y eso me agrada, porque por un momento pensé que quemaría rápido, dadas sus dimensiones. En el retrogusto se le sienten sabores adicionales, incluyendo una pimienta más definida y un sabor lejano de limón. La intensidad es media sin dar muchos indicios de que cambiará.

AJ Fernandez - Last Call Habano 04

Al llegar al segundo tercio, el cigarro se hace más uniforme, combinando sabores de nueces y almendras, apoyadas de un sabor cremoso de madera y hasta un sabor lejano de dátiles. El sabor de menta me recuerda al eucalipto que solamente recuerdo haber sentido en un puro venezolano, por lo que el Last Call ya me está llamando la atención por su perfil distintivo.

AJ Fernandez - Last Call Habano 05

Mitad del puro y la madera es la pieza central del puro, desde la calada hasta un final que perdura largo rato en el paladar. En total, han habido varios sabores que han aparecido y desaparecido sin dejar mucha continuidad, entre los que destacan la paprika, vainilla y dátiles, pero también los sabores de madera, menta y crema han estado en mayor o menor escala durante casi toda la fumada. También me impresiona que el puro se ha mantenido perfectamente encendido sin necesitar ningún retoque y el tiro ha sido espectacular desde el inicio.

AJ Fernandez - Last Call Habano 06

Habiendo superado la mitad y reconociendo todos los sabores y variaciones del puro hasta ese punto, debo decir que la segunda mitad no estuvo a la altura de la primera. Varios sabores emprendieron la retirada en este punto, mientras que los que quedan tienden a suavizarse, lo cual no molesta realmente, pues la madera se define ciertamente como el protagonista y esa definición en este punto es apreciable, el hecho es que un sabor tan neutro como la madera puede llegar a ser es un poco fastidioso cuando te das cuenta que será el único sabor en lo que queda de cigarro… claro, eso lo sabes cuando ya lo fumaste. Pero el cigarro sigue generando esa expectativa.

AJ Fernandez - Last Call Habano 07

Aunque también debo reconocer que aparecieron dos sabores durante el último tercio que realmente no esperaba, el primero es el limón, que ya había demostrado un pequeño destello al principio y aquí regresó. El segundo es un sabor como de ginebra, muy diferente y muy singular, que por la misma naturaleza del licor le da un toque amargo al puro. Pero ciertamente los sabores se compactan más en este último tercio, el final es más corto y el humo más escaso. Pero nunca se apaga ni necesita retoques. En las notas del tabaco mencionan que su maridaje perfecto es con un café, así que espero con ansias el 5-pack para poder hacer el maridaje perfecto. En total la fumada duró unos 95 minutos, muy bien dosificados y con intensidades variables, en un cigarro que no me atrevería a decir que probé del todo, aunque quizá es el efecto psicológico de saber que pronto tendré más de él para poder probar de nuevo, cosa que haré con mucho gusto.

Dossier-2.indd

Un comentario sobre “AJ Fernandez – Last Call Habano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s