Yaniv Levy (Cuban Stock Cigars) – AMA

En el mercado del tabaco existen una buena cantidad de marcas muy poco conocidas, sea porque son nuevas, porque no hacen publicidad, o simplemente porque no se han hecho notar. Cualquiera de estas puede ser Cuban Stock Cigars, una empresa que tiene página web modesta y la mayoría de sus productos se venden en tiendas físicas, pero algunos son vendidos en páginas más pequeñas, como SJCigars.com. Entre sus marcas se incluyen Cuban Stock, Chubbys, Exquisito, 231 Rockhill, Gran Almirante, Everyday Joe, Orange Label y Delicioso.

Yaniv-Levy-Factory1
Esta foto es de Blind Man’s Bluff

Sin embargo, Yaniv Levy, fundador de CSC, tiene más de 20 años en el mercado y en febrero de 2015 concedió un AMA en Reddit.

Levy es una persona agradecida con el mercado y con el escaso reconocimiento que recibe. Dice que desde el momento en que se pone una semilla en la tierra hasta que es encendida, el cigarro pasa por muchas manos, muchos años de trabajo, años de maduración y muchas bocas que se alimentan gracias a ese trabajo. Desde el agricultor hasta el vendedor, los impresores, carpinteros, torcedores, fabricantes de celofán, vendedores de tabaco, representantes de ventas, creadores de moldes, de chavetas, empleados de revistas, diseñadores gráficos y mucho más.

Para ser un producto tan único y diferente entre sí, el tabaco merece toda la atención que recibe. Los fumadores somos quienes le damos lecciones constantes a todos los demás, obligándolos a pensar fuera de la caja.

 

Sin más que añadir a eso, vamos con las preguntas:

Si pudieras hacer un cigarro sin restricciones, donde puedes usar cualquier capa, capote, tripa y vitola, ¿cuál sería y cómo se llamaría?

Haría un 5×48 con tabaco 100% dominicano, con nuestra nueva capa Havana. Lo llamaría אחי העלה.

¿Hay alguien a quien admires en la industria tabacalera? ¿Por qué?

A la familia Padron. No tienen representantes de ventas y no tienen grandes campañas publicitarias, no son una compañía ‘de moda’ y se han ganado tanto la distribución como el respeto de todos. Han mantenido la demanda por sus productos durante mucho tiempo y ese es el sueño de cualquiera que trabaja en este negocio.

¿Cómo esperas que Cuban Stock deje una marca en la industria tabacalera?

Hemos construido una marca para durar. Ha crecido lentamente durante 18 años, básicamente por el boca a boca, puesto que no hacemos publicidad ni compramos reseñas en revistas. Constantemente tratamos de fabricar el mejor producto posible y creemos que esta es la receta para una compañía que quiere mantenerse, en vez de una a la que no le importe desaparecer.

Existen muchísimas marcas en el mercado, y de los cientos de cigarros que podemos escoger, ¿por qué deberíamos probar Cuban Stock? ¿Qué hace que Cuban Stock sea único y qué los enorgullece más?

Cuban Stock siempre ha sido una compañía con una producción reducida, limitada a unos 2.000.000 de cigarros anuales, y nuestro lema siempre ha sido “cigarros hechos con una pasión por la perfección”. Maduramos nuestro tabaco durante seis años adicionales luego de comprarlo. También desarrollamos el DMS (Maduro Especial Dominicano, por sus siglas en inglés), que es una capa maduro naturalmente oscurecida, así como otros trucos secretos de la marca.

Nuestro producto tiene un precio amigable y hemos tenido éxito vendiendo nuestros cigarros en tiendas físicas particulares sin inundar el mercado con vendedores en línea.

 

Lo que más me enorgullece son los resultados generales del trabajo de nuestra compañía, comenzando desde cero sin apoyarnos en el legado de alguien más como punto inicial y sin permitir que nuestros cigarros fuesen vendidos a descuentos masivos.

En la época de ventas online y subastas digitales, ¿qué les inspira a ir contra la corriente y trabajar para desarrollar las relaciones con las empresas más pequeñas?

El negocio debe ser único. Las tiendas físicas independientes en cualquier industria con el alma de la misma. Cualquier producto, por grande que llegue a ser, tiene que comenzar en las tiendas pequeñas. Un buen ejemplo es Apple, tan grande como es hoy en día, todavía necesita tiendas para que la gente las vea y pueda probarlos.

A lo largo de los años he visto como muchas marcas han desaparececido. Algunas fueron por el simple hecho que solo estaban pendientes del mercado grande, en vez de dedicarse a diversos mercados pequeños. Cuando el mercado grande ya no quiere nada contigo, te desecha y no tienes a donde ir.

¿Qué piensas de la tendencia (particularmente las marcas boutique) a hacer ediciones limitadas o números reducidos de cigarros para crear furor y boca a boca?

No hay una razón lógica por la que una compañía de producción menor no pueda producir suficiente para sus consumidores, a menos que la compañía tenga favoritismo y le dé mucho más a los grandes distribuidores y no suficiente a los clientes más pequeños.

¿Sientes que esto es bueno, o que le hace daño a tu consumidor al no poder llevar el producto a todos?

Para ser justo, no todas las tiendas son amantes de las marcas más pequeñas, lo cual relega a muchas compañías a estar en la sombra. Así que funciona hacia ambos extremos, lo cual es sinónimo de como la política funciona en esta industria.

Tiene sentido, aunque estaba pensando más en las ediciones limitadas o cigarros para eventos especiales, como el Crowned Heads Mule Kick, Tatuaje Lat 42, etc. Hemos visto muchas compañías hacer esto como herramienta de mercadeo más que cualquier otra cosa. ¿Qué opinas de esto? ¿Piensas que es positivo o negativo para el consumidor?

Personalmente no me gusta cuando una compañía hace un producto limitado a ciertas tiendas. Crea mucho ambiente negativo y es mala publicidad. No están cuidando a las tiendas, porque los clientes escuchan sobre estos cigarros y las tiendas que venden otros productos de las marcas no los pueden vender porque no les llegan.

Las compañías respetables deberían hacer que su producto esté disponible en todas las tiendas y a todos los fumadores, sin importar el tamaño y ubicación de la tienda.

Pero hay algunas marcas que hacen esto para premiar a sus distribuidores por su lealtad y compromiso con la marca. ¿Sientes que los lanzamientos limitados son malos?

Entiendo que una tienda dispuesta a tomar una marca pequeña y apoyarla debería ser recompensada. Eso lo entendemos y apreciamos a nuestros clientes originales, pero en mi opinión, solamente permitirle a un porcentaje reducido de los consumidores adquirir un producto hace más daño a los clientes que beneficia a las tiendas.

Esta industria es muy emotiva y ese tipo de actitudes puede afectar a las tiendas mucho más de lo que parece.

 

¿Cuál es tu bebida preferida para hacer un maridaje con tus cigarros?

Antes de las 4:00 de la tarde, nada mejor que un café. En la noche mi bebida por defecto es Macallan Select Oak.

¿Qué tiene el tabaco que te hizo meterte en la industria? Mejor dicho, ¿qué es lo que te ha mantenido en la industria durante más de 20 años?

Es una historia larga, pero trataré de sintetizarla. El tabaco me ha encantado desde que llegué a Estados Unidos en 1993. En 1995 abrí un local llamado Smokin’ Java para fumar y tomar café.

En esa época el tabaco no estaba tan disponible en Israel, de donde vengo, y fue increíble ver cómo en Estados Unidos eran tan accesibles.

Eventualmente desarrollé el paladar y quería ser diferente, así que vendí la tienda y creé Cuban Stock. Fue un éxito inmediato y aquí estoy.

Lo que me ha mantenido es que me ha parecido interesante y divertido crear cada producto y ver el éxito logrado, lo que me ha hecho sentirme bien conmigo mismo. Con el tiempo tuve la oportunidad de comprar una fábrica y tener mis propias marcas.

Siempre he pensado que un cigarro es como meditar. Disfrutas el sabor, el aroma, el humo y el tiempo que dura. Es una ceremonia. Encontrarás unos buenos y otros que no te gustan tanto. Pero trata de disfrutarlos y agradecer poderlo hacer.

 

¿Te acuerdas de tu primer cigarro? ¿Cómo fue la experiencia?

Mi primer cigarro fue un Punch Rothschild. Me mareé y casi vomito. Por lo que mi consejo a cualquiera que esté comenzando es que comiencen suave.

¿Por qué maduras tu tabaco seis años adicionales al comprarlo?

Cuando abrimos la empresa en 1998 compramos bastante tabaco y terminamos sin usar una buena cantidad, casi la mitad. Ese tabaco lo mantuvimos guardado durante unso 5 a 6 años y cuando lo probamos de nuevo demostramos que el tabaco había mejorado considerablemente. Así que todos los años compramos tabacos pero no los usamos durante los primeros seis años. Comprar de más (si eso puede ser un error) terminó siendo nuestra mejor decisión.

Si bien esto aumenta los costos, siendo una inversión a largo plazo y nos toma aproximadamente siete años convertirlo en ganancia, lamentablemente no podemos recuperar siempre la inversión en dinero. La mayoría de las empresas lo que harían es aumentar el costo del cigarro, pero nosotros lo mantenemos al mismo precio para seguir produciendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s