Hace algún tiempo hice un artículo sobre la cantidad de personas que tocan cada tabaco que nos fumamos, y cuyo número asciende a aproximadamente 300 manos. Obviamente este cigarro no fue llamado así por mi artículo, pero le hecho es que Robert y Sharon Holt, los creadores de Southern Draw crearon este cigarro con el fin de darle algo a la comunidad de personas en Nicaragua que crean sus cigarros. Es más, cuando compras la caja, recibes una tarjeta con la imagen de una de las personas que está relacionada con la producción de estos cigarros y las ganancias del producto son repartidas en la comunidad. Cigar Federation lo incluyó en el paquete mensual de cigarros correspondiente a mayo de 2019, pero es un cigarro que siempre me ha llamado la atención no solo por la liga sino también por el motivo.

Southern Draw - 300 Manos 01

El hecho es que la producción de este cigarro es un poco menos costosa que aquella de los otros productos de la marca y por tanto es la propuesta de la marca para cigarro de bajo costo, rondando unos $6 por unidad, frente al promedio de $11 que cuestan los otros. El resultado es un cigarro con una capa habano ecuatoriana, con algunas venas en su superficie, pero con una sensación de estar bastante bien torcido y envuelto. Los aromas en la capa son de cartulina, madera y un toque suave de pimienta. En el pie se aprecia una nota relativamente agresiva de pimienta y nueces, mientras que en la calada se siente pimienta y madera.

Southern Draw - 300 Manos 02

El cigarro enciende rápidamente y lo hago con fósforos de madera gracias a su cepo reducido de 46, y comienza con un sabor centrado en esos mismos aromas de la capa: cartulina, nueces y una nota suave de pimienta, pero en el retrogusto los sabores se sienten mucho más ricos, particularmente los de nueces y pimienta. A lo largo del tercio también se aprecian sabores de pan, del tipo que es hecho en panaderías y no en panificadoras, que es ese de concha gruesa. La intensidad del cigarro está fija en media.

Southern Draw - 300 Manos 03

El segundo tercio amplía su rango de sabores y presenta uno de pan pero esta vez es como el pan de un croissant, junto con sabores minerales que se relacionan más al sabor de cartulina, así como nueces y pimienta, mientras que en el retrogusto se siente más pimienta que cualquier otro sabor, mientras que la intensidad se mantiene en media.

Southern Draw - 300 Manos 04

La capa del 300 Manos es bastante oleosa y bien entrado en el segundo tercio la sensación de los sabores antes mencionados se hace más rica; es como si la intensidad de los sabores aumentara pero manteniendo los mismos, sin añadir alguno ni quitarlo. El cigarro lo estoy fumando en casa de un amigo quien acaba de llegar de viaje y me trajo unos Curivari Reserva Limitada Café, que están entre mis cigarros preferidos de Nicaragua, pero que me niego a fumar con el fin de dejarlos un par de semanas en el humidor antes de probar el primero. No obstante, sigo disfrutando de este 300 Manos.

Southern Draw - 300 Manos 05

A la mitad del cigarro el 300 Manos sigue con su intensidad en aumento, alcanzando la media-alta pero finalmente cambiando un poco los sabores, aunque es solamente el de nueces, que hasta el momento había sido como de nueces secas, de esas que dejaste en la mesa en Navidad pero que decides probar en julio y se sienten un poco menos sabrosas. En este momento el sabor de ellas cambia más como a una mantequilla de nueces, si es que eso existe. Es como la mantequilla de maní, pero de nueces. El resto de los sabores se mantiene igual, con excepción de ese sabor mineral y de cartulina, que parece haber desaparecido.

Southern Draw - 300 Manos 06

Para el último tercio el 300 Manos es casi igual al segundo tercio, con los matices de la última parte y con un aumento del sabor de pimienta y la intensidad bajando de nuevo a media. Durante toda la fumada los aspectos técnicos han estado perfectos, manteniendo un anillo de combustión recto, un tiro impecable y una densidad y cantidad de humo abundante, lo que ha hecho que los sabores se sientan casi masticables. El amigo que estaba visitando había terminado de fumarse un cigarro cuando yo llegué, por lo que no fumamos al mismo tiempo y mientras fumaba este me decía que se veía que lo estaba disfrutando bastante y que le dieron ganas de fumarse uno, aunque lamentablemente no era un 300 Manos. En total la fumada me tomó una hora y 10 minutos.

Hace un tiempo un seguidor me pidió si podía reseñar cigarros baratos, al menos para tener una idea de qué comprar sobre todo cuando se es novato en la afición y no quieres gastar mucho. Aunque le recomendé varios low-cost que he reseñado antes, también prometí probar alguno pronto. Tengo de todo tipo de cigarros en la lista y con seguridad puedo decir que este es uno de los buenos en ese campo, que aunque no son cigarros de $2, por su precio promedio de $6 son una excelente opción más allá de toda su historia y significado. Aunque ese sabor a cartulina no es uno que me guste, sobre todo porque a veces da matices de papel quemado, el segundo tercio se aleja de esa experiencia y comienza a dar un sabor más rico y masticable que no se relaciona con el de mineral/papel. Para este cigarro recomendaría un 5-pack para probarlo con detenimiento y ver si quieres comprar más.

Dossier-2.indd

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s