Si algo tiene de destacado la marca Montecristo es que en casi todos los productos, sean de Altadis o de Habanos SA, está prácticamente garantizado que tendrás una buena fumada. En los últimos años la marca dominicana ha lanzado una serie de ediciones más premium con el fin de celebrar el 80° aniversario de la creación de la marca, que comenzó en 1935 en Cuba, a diferencia de la mayoría de las marcas de origen cubano que trazan sus orígenes a mediados del siglo 19. Pero además del lanzamiento del Montecristo 80 Aniversario, Altadis lanzó este cigarro junto con el Pilotico Pepe Mendez y el Classic Series. Este cigarro en particular fue creado por tres de los integrantes del Grupo de Maestros de Altadis y yo lo recibí como parte de pago de un trabajo que hice con Altadis, cuyos detalles no puedo develar pero tampoco debería generar tanta expectativa, pues lo más posible es que nadie lo vio y que tampoco lo vuelva a hacer.

Montecristo - Artisan Series 01

Como todos los productos de Altadis de República Dominicana, este Montecristo es fabricado por Tabacalera de García, la fábrica más grande del mundo… o al menos lo era cuando se fabricó este cigarro. El Artisan Series Batch 1 está disponible únicamente en vitola toro 6 x 54 y limitado a 40 mil unidades. Uno de los aspectos que más me llama la atención es la etiqueta inferior que cubre el pie del cigarro. Los aromas de la capa son una combinación de establo con madera, mientras que en pie se aprecia más madera y un toque suave de pimienta. El cigarro lo pico con mi guillotina en V de corte profundo, porque no creo que exista un corte mejor, aunque eso es opinión… los aromas de la calada en frío son de chocolate, tierra y madera, del tipo que se siente casi masticable y muy llamativo.

Montecristo - Artisan Series 02

Siguiendo esa tónica de la calada en frío, el Artisan Series comienza con un notable sabor a chocolate, acompañado de tierra y notas más suaves de pimienta. El retrogusto añade una capa adicional de pimienta, pero nada que hasta el momento pueda considerar fuerte. Esas notas de chocolate y tierra se convierten en lo que domina el cigarro durante este tercio, aunque ninguno llega a dominar sobre el otro y a la mitad de este segmento inicial aparecen notas de crema que hacen que el cigarro se sienta hasta suave, aunque la intensidad esté fija en media. La pimienta sigue siendo un sabor de fondo durante todo el tercio.

Montecristo - Artisan Series 03

Entrando en el segundo tercio el Artisan Series comienza a ser dominado por un nuevo sabor, y es un sabor que no esperaría para un cigarro de esta categoría: tabaco. En lo particular me pasa que ya identificando un sabor de tabaco desde el principio, aislarlo para apreciar otros sabores debería ser sencillo, pero en este segmento del cigarro el sabor simplemente es a tabaco, una versión rica y densa de él, pero no hay mucho más. Las notas de chocolate tienen destellos esporádicos, pero sin duda que no es el sabor principal.

Montecristo - Artisan Series 04

Esta tendencia de sabor a tabaco podría ser vista como algo muy bueno, aunque en lo particular me da hasta pena decirlo. Es como catar un ron y decir que sabe a ron. Sin duda esta “vuelta a los orígenes” de la materia prima parece más como si no sabían que sabor buscarle y decidieron que no haya ninguno. Afortunadamente para la mitad del cigarro la tendencia parece cambiar un poco y los sabores de pimienta comienzan a destacarse más en el fondo, pero la tierra y la sensación cremosa del humo y la fumada en general parecen ir de salida.

Montecristo - Artisan Series 05

Los sabores en el último tercio no son muy diferentes a los del segundo, manteniendo la dominancia del sabor de tabaco, con chocolate de secundario y notas de pimienta en aumento, al punto que en la mitad de este tercio parecen alcanzar la intensidad del chocolate. Hablando de intensidad, fue media durante toda la fumada y llegado a un punto en la mitad del cigarro, comenzó a sentirse aburrido gracias a esa regularidad del sabor. Al cabo de una hora y 40 minutos el Montecristo Artisan Series llegó a su fin, con un tocón frío y sin deformaciones, con un anillo de combustión perfecto hasta el final y una calidad de construcción perfecta.

Pues por un lado de verdad me gustó este cigarro, siendo una edición limitada, creo que puede tener buena aceptación y ciertamente ser un cigarro buscado. Su construcción y temas técnicos son perfectos y tiene muchos de los atributos de un cigarro bueno. Pero por otro lado, para ser bien honesto, estaba esperando un poco más de un cigarro de $18; precisamente porque el costo es algo que siempre tomo en cuenta a la hora de una reseña. Sin embargo, es un cigarro que vale la pena recomendar y uno que con gusto fumaría de nuevo, pero sin duda que el precio deja mucho que desear.

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s