Aproximadamente en octubre del año pasado tuve la oportunidad de fumar el Navetta Inverso, un cigarro similar a este pero invertido: la capa de tripa, la tripa de capa. Aunque lo hice al revés, al final son dos cigarros diferentes que comparten los mismos componentes pero en lugares distintos, por lo que los sabores no pueden ser iguales. El Navetta Inverso en realidad no me pareció tan bueno, al punto que le di 67 puntos, que es un número bastante bajo. Sin embargo, estando claro que la similitud iba a ser solamente de procedencia de hojas y no necesariamente de sabores, me aproximé a este Navetta sin mucho problema, habiéndolo comprado en la tienda Cabinet del aeropuerto de Santo Domingo.

Fratello - Navetta 01

Visualmente el cigarro es muy parecido al Inverso, pero con los colores invertidos. Sigue teniendo sus motivos de cohetes en la etiqueta inferior, porque Omar de Frias, el creador de la marca trabajaba en la NASA antes de dedicarse al tabaco, y siempre que puede le rinde homenaje a las personas que trabajaron con él. Incluso, el Navetta está disponible en 4 vitolas, y todas llevan el nombre de una nave de la NASA: Discovery, Endeavor (que es este), Enterprise y Atlantis. La capa del Navetta es bastante irregular, con una multitud de venas de todos los tamaños y una sensación que por un lado es como de una piedra y por otro lado es considerablemente esponjosa. Pero la capa tiene aromas agradables a establo, tierra, cuero y toques de chocolate. La calada en frío presenta pimienta y cereza y no mucho más.

Fratello - Navetta 02

El Navetta comienza con una intensidad media, humo abundante y una sensación dulce y picante en la boca, en la que identifico sabores de jengibre y canela que acompañan toques de pimienta, chocolate, nueces y madera. El cigarro sostiene su ceniza bastante clara en el primer tercio y muestra un anillo de combustión bastante uniforme. Ese sabor de cereza en frío comienza a aparecer a la mitad del primer tercio, muy sutil, pero presente. El humo es denso y realmente voy disfrutando el Navetta, haciendo la nota mental que ya de por sí es una experiencia mejor que con el Inverso.

Fratello - Navetta 03

Hacia el segundo tercio el cigarro sigue siendo liderado por un sabor de pimienta, pero le acompaña chocolate casi al mismo nivel. Entre los sabores secundarios se sienten nueces, madera y una nota ligera de café que le va dando matices interesantes al cigarro. El anillo de combustión no me da problema alguno y el tiro es casi perfecto, al punto que hago un esfuerzo consciente por no fumar muy rápido, pues realmente estoy disfrutando el cigarro y no quiero parar de fumarlo.

Fratello - Navetta 04

Para la mitad el Navetta la quemada se hace más lenta, quizá también por mi esfuerzo, pero se nota porque el cigarro se siente más frío. Hasta el comienzo del segundo tercio mis caladas constantes no estaban ayudando y posiblemente perdí la riqueza de algunos sabores que espero recuperar ya. Sin embargo, el cigarro sí muestra una tendencia a irse apagando, por lo que tengo que tener el encendedor a la mano para evitar cualquier contratiempo. El cigarro se va sintiendo más rico, quizá por un refuerzo en el aspecto dulce de la fumada, pero también porque puedo identificar mejor los sabores de chocolate, nueces, pimienta, madera y café. El chocolate incluso muestra un par de matices muy interesantes que me llevan a obligarme a fumarlo lentamente.

Fratello - Navetta 05

Para el último tercio el Fratello Navetta pierde la anilla pero los sabores se sienten más intensos que antes, los sabores de chocolate, pimienta, madera y nueces se fusionan con tierra, sabor que solamente sentí como aroma en frío, y son acompañadas por notas de café en el fondo. El anillo de combustión y demás temas técnicos se comportan de maravilla, sin calentarse y sin hacerse esponjoso, que es como debe ser. El cigarro invita a seguir degustándolo, incluso estoy conversando con un amigo por video llamada y me encuentro pausando la conversación para seguir probando el cigarro. Al cabo de una hora y cuarenta minutos finalmente lo dejo apagarse.

El Fratello Navetta no era un cigarro del que esperaba mucho, quizá porque me he acostumbrado a la excelente calidad de su producto, pero con el Navetta Inverso no me terminó de ir bien, así que esperaba una experiencia similar. Sin embargo, fue muy diferente y eso es algo bueno. La diferencia no fue inmediata, sino que fue a lo largo de la fumada que noté que se trataba de un cigarro increíblemente superior; si bien en las primeras caladas ya sabía que sería mejor, fue la experiencia en general que resaltó la calidad. Aunque los sabores son relativamente lineales y no hay mayor variedad en cantidad ni matices de principio a fin, sí hay un cambio de intensidad desde el inicio.

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s