El último de los Black Rhino, al menos de esta ola de reseñas. Lejos de querer hacer un resumen de las reseñas en esta, solo dejo una explicación del porqué de esta hegemonía: Tengo varios amigos fumadores que han fumado BR durante un par de años y me han hablado muy bien de la marca. Paralelamente, por el hecho de ser una cuenta (principalmente) de reseñas de tabaco en Venezuela, muchas veces me han preguntado sobre mi opinión de la marca y ha sido con cierta vergüenza que les he dicho que no la he probado todavía. Finalmente, desde hace como un mes y medio he estado haciendo entrevistas a personalidades del tabaco, dentro y fuera de Venezuela, desde mi cuenta de Instagram. Por supuesto que para eso no podía ignorar a Black Rhino, así que esa opción dio como resultado que definitivamente debía probar la marca, y aquí estamos.

Así que aquí estamos con este Edición Limitada 2020, un cigarro que, según Germán Nuñez, el creador de Black Rhino, promete bastante. Ciertamente es un cigarro que me había llamado la atención, no solo por lo “improvisado” de su anilla, que realmente se debe más a un problema de imprenta por el Covid-19. Sin embargo, no fue sino hasta que lo tuve en mis manos y lo pude detallar que realmente entendí ese tema de que ‘promete’. Comenzando que la capa no es muy atractiva, con varias imperfecciones e irregularidades, pero los aromas que desprende son realmente llamativos, incluyendo azúcar morena, cerezas y mazapán. En la tripa se aprecia chocolate y papelón, mientras que luego de picarlo la calada en frío presenta chocolate y un desarme del aroma de mazapán que sentí previamente, mostrando ahora avellanas, vainilla y galletas María.

Luego de esos aromas de verdad que tenía que encender este cigarro rápidamente, y efectivamente, su comienzo es igual de alentador. Tiene un inicio fuerte de pimienta; bastante fuerte, de hecho. Eso es algo a lo que me he acostumbrado con los Black Rhino, pero le siguen notas más suaves de nuez moscada y vainilla, aunque todos estos sabores se sienten entrelazados y complejos. Hacia la mitad del primer tercio también se siente una nota amarga, que no me convence del todo, pero que se mantiene durante un rato, desapareciendo poco antes de llegar al final del tercio. El retrogusto es de pimienta y vainilla.

El segundo tercio llega con una buena ceniza marcada en el cigarro, aunque su anillo de combustión no sea del todo recto, cosa que ha sido así desde el principio. No sé si se deba al cigarro o a mi reputación con los box pressed. Mientras tanto, el humo es abundante, denso y muy rico. Sin embargo, este Black Rhino mantiene la misma tendencia de los otros cigarros de la marca, que destacan un primer tercio bastante complejo y luego se simplifican un poco en los tercios siguientes, razón por la cual realmente no hay una foto de la mitad del cigarro, sino de cada tercio, pues es donde hay algún que otro cambio. El segundo tercio tiene sabores de pimienta que sigue siendo el principal, seguidos de chocolate y vainilla, con la aparición de tierra hacia el final del tercio.

Para el último tercio los sabores son muy parecidos a los del segundo tercio, con la adición de un sabor a avellanas, que sustituye al de vainilla, precisamente como lo pude apreciar mediante la calada en frío. El anillo de combustión, aunque con una tendencia variable, realmente se corregía solo y en ningún momento necesitó un retoque. Así, al cabo de una hora y 5 minutos, este Edición Limitada 2020 llegó a su fin.

Si estás esperando una conclusión de todos los Black Rhino que he fumado esta semana, la recomendación sería leer todas las reseñas. Sin embargo, sí puedo decir que la mayoría de los BR que fumé parecen seguir un cierto patrón de complejidad e intensidad, que sin duda es interesante porque invita a probar todos sus cigarros antes de elegir con cuál te quedarías. Creo que ya mencioné con cuál me quedaría yo, pero de este solo voy a decir que es una lástima que su edición sea, efectivamente, limitada. El cigarro tiene aromas muy interesantes e inclinados hacia el dulce en frío, y aunque comienza con una intensidad llamativa, me impresionó que pocos de esos sabores parecieron destacarse en el sabor. No obstante, los que sí hicieron acto de presencia se hicieron notar y le dieron la complejidad esperada al cigarro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s