Otra colaboración de un buen amigo fanático de los destilados del agave, aunque más inclinado hacia el mezcal. No obstante, para conocer bien sobre mezcal (y cocuy) hay que conocer el tequila también y este Cimarrón Reposado, con su etiqueta tan poco característica y en un solo color, bien vale la pena.

Un detalle interesante que me dijo este amigo es que el tequila puede buscarse en internet con un código impreso en la botella, al más puro estilo de los habanos. En la botella de este está marcado el NOM 1146, que corresponde al Número de Origen Mexicano, o al menos eso asumo. Se trata de un número de 4 dígitos asignado por el gobierno mexicano para identificar a la destilería.

Esto sucede porque muchos tequilas son hechos en alrededor de 140 destilerías compartidas en todo el país, con excepción 8 que son hechos en destilerías dedicadas a su marca. También hay unas 18 destilerías adicionales que producen su propio tequila, pero no están registradas bajo el NOM.

La destilería que hace Cimarrón en todas sus variedades se llama Tequileña S.A. y se encuentra en Jalisco, así como en el Top 10 de las mejores destilerías del país (según el registro). En ella hacen otras 12 marcas como Arquitecto, Cierto, Don Fulano, Don Lorenzo, Fuenteseca, Lapis, Purasangre, Tears of Llorona, Xalixco y Tres, Cuatro y Cinco.

En cuanto al proceso de producción y destilación de este, no es muy diferente a los demás, pero es un blend de tequila destilado en una columna doble (80%) con tequila de alambique (20%), que luego es combinado y dejado reposar durante 60 días en barricas de roble blanco americano, y finalmente embotellado a 40% alcohol. Sin embargo, algunas páginas dicen que su reposado alcanza los 4 meses.

El resultado es un tequila de color amarillo muy ligero, casi ausente de color. Los aromas son de agave (por supuesto), madera, pimienta negra, vainilla, notas de tierra y arcilla, caramelo y una ligera nota de grama recién cortada y mantequilla. Son aromas que podríamos llamar ariscos, pues hay ocasiones en que se sienten y otras que no, pero esto es porque es un tequila de aromas suaves, no muy abrasivo ni agresivo, por lo que se disfruta mucho mejor solo.

En boca nuevamente es el sabor del agave cocinado lo que domina, pero también hay una fuerte nota de pimienta, que no necesariamente significa que tenga una picazón en la boca, sino es algo más aromático. También tiene notas fuertes de madera, especias como vainilla y canela, caramelo y notas vegetales, con un retrogusto a tierra, clavo y miel.

Mis gustos por el tequila per se nunca han sido los mejores, principalmente porque no es un destilado que me guste mucho, sobre todo después de haber probado el mezcal y el cocuy, pero ciertamente puedo reconocer un buen producto y el Cimarrón Reposado ciertamente lo es. Solo que no es el que yo compraría, pero eso es algo que hago con cualquier tequila. No obstante, en el ámbito del tequila, este es uno que disfruté bastante, pero que tendría que disfrutar solo, pues un tabaco lo domina fácilmente.

Ficha Técnica:
Fabricante: Tequileña, S.A. de C.V.
Nombre del Tequila: Reposado
Marca: Cimarrón
Origen: México
Materia prima: Agave azul
Edad: 60 días
Precio: $27
Densidad alcohólica: 40%
Puntuación: 85

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s