Aging Room – M21 Fortissimo

A riesgo de sonar como un disco rayado, entre las mejores cosas de ser parte del Cigar Club aquí es la posibilidad de hacer amigos después de los 40, especialmente en un país en el que queda tan poca gente ‘como uno’. Afortunadamente he tenido oportunidad de hacer buenas amistades y cuando les dije que tenía 5 Chogüí – Dos 77 y estaba dispuesto a intercambiar, salieron muchas oportunidades de probar cigarros muy buenos, y uno en particular fue este M21 Fortissimo, con alrededor de 4 años de guarda.

Aging Room - M21 Fortissimo 01

También está el particular que el M21 ya no lo hacen, habiendo sido una edición bastante limitada de 30 mil cigarros que dejaron de hacer hace un buen tiempo, así que todo lo que se consigue ya debe estar bien conservado, además que la capa ya tenía 8 años de maduración cuando fueron lanzados.

Aging Room - M21 Fortissimo 02

El intercambio lo hicimos hace unos meses y me aseguré de tener el cigarro en condiciones óptimas antes de encenderlo, pues de verdad merece ser tratado como una reliquia. Su construcción es excelente y se siente como un cigarro cuidadosamente fabricado y con un rabo de cochino muy bien armado. La oleosidad de la capa es impresionante y se siente como un cigarro torcido a la perfección, con pocas venas y un tamaño que engaña bastante, pues parece mucho más pequeño de lo que es. Le hago un corte con la guillotina en V y pruebo una calada… pero se siente como si no lo hubiese picado, así que hago otro corte perpendicular a ese y ya se siente más fluido, pero no mucho más. Los aromas ya de por sí son variados, así que sé que me espera un cigarro excelente. El hecho que tiene 4 años de guarda significa también que muchos de los aromas del puro en sí apenas se sienten y es más en la calada en frío donde se aprecian, e incluyen cacao, dulce, pimienta, nueces y dos componentes muy fuertes de madera y cuero.

Aging Room - M21 Fortissimo 03

Apenas lo enciendo me preocupo un poco, pues esa sensación de tabaco tapado es lo primero que siento… le doy caladas con fuerza y no parece que funcionen, hasta que le hago unos masajes pequeños y no muy fuertes hacia la perilla y y justo cuando la quemada supera esa punta del perfecto es que comienza a brotar el humo, muy denso, rico y concentrado de sabores… ahora sí comenzó el puro, aunque la línea de quemado tiende a desviarse bastante y me contengo para no hacerle retoques por los momentos. Las primeras caladas son ricas en tabaco con mucha pimienta y una intensidad fuerte desde el principio, con sabores de cuero y madera y luego un toque dulce.

Aging Room - M21 Fortissimo 04

El cigarro quema lento y la línea de quemado parece corregirse, por lo que lo dejo descansar. Al fin y al cabo, tiene 4 años esperando fuego, así que lo mejor es no apurarlo. EL perfil de sabores continúa expandiéndose mientras lo voy fumando y me atrevo con mucho miedo a darle un par de probadas en retrogusto, solo para sentir un sabor a caramelo y pimienta que me derrite la nariz… el humo es sedoso y casi se puede palpar. El cigarro tiene un conjunto de sabores que me hacen pensar en galletas; bueno, si las galletas vienen en una bolsa de cuero con madera, supongo. Si acaso hay algo que me parece que le falta al cigarro es un matiz cremoso, o al menos eso pienso y al cabo de dos minutos aparece precisamente la crema. La ceniza es extremadamente blanca, pero muy endeble, al punto que apenas se mantiene y por lo mismo no me arriesgo a estar haciendo grandes columnas.

Aging Room - M21 Fortissimo 05

La crema se presenta a mitad del cigarro y le da un aspecto todavía más interesante al puro, y eso es lo que esperaría de un cigarro de más de $12 y de producción limitada, pero efectivamente se siente que los vale. A mitad de cigarro estos son los sabores: crema, nueces, galletas, madera, cuero y caramelo. Con cada sorbo de agua los sabores explotan y cubren el paladar, y siento como bajan por la garganta… es una gran sensación.

Aging Room - M21 Fortissimo 06

Mientras me acerco al último tercio siento una nota floral, como si el cigarro estuviese perfumado, con un toque de miel, que le da un aspecto dulce al cigarro y al juntarse con la crema, se siente extraordinario. tan bueno que decido dejar al cigarro descansar un momento, para que esos sabores se fundan bien y apreciarlos mejor en la siguiente calada. Pero el cigarro se apaga, y es la primera de unas 3 apagadas que tuvo hacia el último tercio, lo que hicieron que fuera difícil apreciar bien los sabores.

Aging Room - M21 Fortissimo 07

En el último tercio el cigarro se siente más fuerte, sin duda gracias a la nicotina y los 4 años de guarda han logrado que esa nicotina esté con creces, por lo que me aturde bastante, incluso mucho después de dejarlo. Pero el cigarro termina muy bien, muy equilibrado y con los mismos sabores que me sorprendieron desde el principio, pero con una dominancia del aspecto dulce de los sabores, y habiendo venido de un punto en el que el caramelo, la miel y la crema estaban dominando, ese toque dulce realza estos sabores, mientras que la madera y el cuero siguen ahí, pero en mucha menor escala. La verdad es que con tantos cigarros Ready To Smoke, el hecho de dejarlos tanto tiempo en el humidor se ha vuelto una lotería. Tengo algunos que al cabo de un año ya han perdido mucho sabor, pero hay otros que el tiempo los mejora considerablemente y este M21 es uno de esos. A un precio de $12 por el cigarro nuevo estoy seguro que los valía, especialmente si tienes la paciencia para guardarlos y tener esta maravilla al cabo de un buen tiempo.

Dossier-2.indd

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s