Man O’ War – Ruination

Otro cigarro de AJ Fernandez y otra joya para su corona de tabaco nicaragüense, que brilla más con cada nuevo producto que crea. En esta ocasión es bajo su línea llamada Man O’ War, que se caracteriza por tabacos de producción ajustada, disponibles exclusivamente a través de Cigars International y con tabacos muy precisos, o al menos eso es lo que dicen. Entre los diversos productos bajo el nombre Man O’ War, supuestamente el Ruination es el más fuerte de todos. El cigarro tiene casi un año en mi humidor (desde agosto de 2017), por lo que mejor no creo que llegue a estar. Desde que adquirí estos le he tomado el gusto a algunos Man O’ War, llegando incluso a comprar un 5-pack y dos 4-pack diferentes, así que las expectativas de qué será de este estaban ahí.

Man O' War - Ruination 01

El cigarro se siente relativamente sólido, con la cantidad correcta de esponjosidad… tengo varios amigos que tienen una opinión bastante baja de los Man O’ War, pero en mi experiencia aún no defraudan, siempre que no estés esperando un #1. La capa se ve bastante respetable en este cigarro, pocas venas, aunque algunas bastante grandes, oleosidad relativa y aromas llamativos, sobre todo al picarlo, que incluyen muchísimo café y pasas, con un aroma denso que se siente en la calada en frío. También hay aromas de cacao en el pie.

Man O' War - Ruination 02

Sigo viendo fútbol y tratando de actualizarme con los mejores partidos. Normalmente no veo ningún partido de la UEFA, Champions ni liga local, pero el Mundial siempre me ha gustado. En lo que estoy encendiendo el cigarro ya sé lo que me espera, como buen nicaragüense estoy seguro que vienen escondidos detrás de la puerta o algo. Pero la explosión no es de pimienta inicialmente, sino de cacao y de café, con algo de nueces, cuero y madera de fondo. Al cabo de unas 5 caladas se le siente un sabor de vainilla y en 20 minutos apenas se ha consumido la mitad del primer tercio, momento en el que finalmente aparece la pimienta.

Man O' War - Ruination 03

El final del primer tercio aparece por aquí y el cigarro se va colocando en un punto más estable, sin duda contando como el Man O’ War más fuerte que he probado (aunque es el segundo), pero su intensidad se mantiene en media. Los sabores no son tan variados en este punto y tampoco se sienten esas ‘explosiones’ de sabor, aunque aparece uno de madera en este punto y la vainilla del inicio esperaba que fuera más cremosa al menos para este punto, pero no he corrido con esa suerte.

Man O' War - Ruination 04

La ceniza se me cayó mientras me levantaba a ver cómo Bélgica anotaba un gol, pero además de eso, el cigarro se mantiene perfectamente encendido y activo con los sabores, muchísimo más cremosos en el segundo tercio, aunque estos sabores parecieran ser más producto de la guarda que del cigarro en sí, lo cual me hace pensar que este cigarro es menos ‘ready to smoke’ y más tradicionalista, algo que nunca esperaría de este cigarro y de casi ninguno de AJ Fernandez.

Man O' War - Ruination 05

Llego a la mitad del cigarro y a la mitad del partido, y no quiero que ninguno de los dos termine. Los sabores de café, caramelo y chocolate son los más predominantes, mientras que la vainilla y la pimienta apenas se sienten en este punto. Me encanta cuando el tiempo te recompensa al dejar un cigarro durante largo rato en el humidor, y este Ruination está haciendo precisamente eso. Los sabores se sienten densos y cremosos, como si tuviera que hacer un esfuerzo para que el humo salga de la boca.

Man O' War - Ruination 06

Llegó alguien de visita y tuve que dejar el juego por la mitad, sin embargo no suelto el cigarro. El último tercio se aproxima y aunque no sé qué tal serán los sabores durante su duración, si tan solo se parecen a los que he sentido hasta el momento, el Ruination estará entre mis MOW preferidos. Una corta revisión de mi humidor virtual me muestra algo que no recordaba pero que me hace muy feliz: ¡tengo 4 más de estos!

Man O' War - Ruination 07

En el último tercio el sabor de vainilla y caramelo desaparecen del todo, mientras que la pimienta comienza a reforzar el café y el chocolate, dándole un poco de fuerza al cigarro pero también apoyándose en algo de nicotina. Esto último era inevitable, especialmente en un cigarro cuya marca no es de las más famosas ni su tabaco es de los más selectos. Pero con eso dicho, es un cigarro que realmente vale la pena por ese aspecto ‘terrenal’ que tiene, que lo hace accesible para (casi) todos y con la posibilidad de mantenerlo largo tiempo en el humidor, mejora considerablemente para colocarse por encima de ese ámbito terrenal, aparentemente.

Dossier-2.indd

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s