Hace alrededor de un año vi una marca llamada Black Works Studio y me pareció bastante singular el nombre y, por supuesto me dio curiosidad de probar sus productos. Con ese nombre tienen que ser cigarros intensos y de buen sabor… todo sea por el marketing, supongo. Hoy reviso mi humidor y me doy cuenta que tengo alrededor de 8 BWS diferentes, aunque todos han llegado como parte del famoso Cigar of the Month. No cabrá más opción que probarlos y contarles.

Black Works Studio - S&R 01

A diferencia de muchas empresas que comienzan con uno o dos productos a fin de hacerse un nombre en el mercado o hacer algo de dinero para producir mejores ligas, BWS llegó al mercado en 2013 con seis productos distintos y, como varios productos que he probado últimanente, está fabricado en la Oveja Negra, en Nicaragua. El S&R es la primera incursión de la marca en tabaco dominicano, el primer cigarro de intensidad media (al parecer son fuertes todos) y el primer uso de una capa Sumatra. El cigarro no pareciera ser fuerte realmente, así que esa descripción lo confirma, pero siendo un lancero siempre puede sorprender. Lo que sí tiene es una multitud de aromas, comenzando por pimienta, chocolate y madera en la capa, los mismos más establo, frutos rojos y malteado en la tripa, y pimienta, malta, madera, café, chocolate y tierra en la calada en frío.

Black Works Studio - S&R 02

Pero pero pero… el cigarro comienza mal. Apenas lo piqué la capa se resquebrajó toda y comenzó a desmoronarse desde la primera calada. A raíz de esto cada calada iba con más saliva de lo que debía, a fin de hidratar bien y ‘pegar’ la capa, aunque la anilla era la que mantenía el desorden de la capa concentrado en ese lugar. Comienza con un tiro un poco apretado, pero es algo de esperar en los lanceros, y con sabores que espero, especialmente luego de esos aromas en frío, incluyendo malta, madera, pan tostado, mantequilla de maní y un elemento de frutos rojos. Ese apretado del tiro se va suavizando en cada calada y con ello la cantidad de humo va aumentando.

Black Works Studio - S&R 03

La perilla y la capa amenazan con desprenderse del todo, pero me mantengo fumando el cigarro con mucha delicadeza. También llama la atención que la ceniza se adhiere bastante bien al cigarro. Siendo un lancero estoy más acostumbrado a que apenas se mantenga pegada, pero ahí va muy bien y muy blanca. La combinación de la mantequilla de maní con el sabor de frutos rojos es sin duda lo más interesante hasta el momento, y con el elemento de pan tostado ya tienes una comida completa americana. La intensidad efectivamente es media, e incluso hacia suave. Afortunadamente el cigarro quema lento, por lo que no aumenta mucho la temperatura y eso pareciera evitar que se rompa mucho la capa. Pero el cigarro también es bastante complejo, incluso en este primer tercio.

Black Works Studio - S&R 04

En el segundo tercio el cigarro se sigue haciendo complejo con un final que perdura largo tiempo en el paladar y me deja apreciando sabores luego de cada calada. El problema es que mientras los aprecio me quedo viendo el cigarro y esa perilla me hace molestarme un poco. En mi experiencia las capas Sumatra tienden a ser bastante frágiles pero esto ya es una exageración. Leyendo un poco las reacciones de otras personas me doy cuenta que la fragilidad de la capa es un tema recurrente, así que por el momento no culpo a mi humidor. Los sabores en este punto son: malta, pimienta, mantequilla de maní, frutos rojos, madera y un aglomerado de especias exóticas que no puedo determinar pero que tiene aspectos de distintas.

Black Works Studio - S&R 05

Con un poco más de 9 meses en el humidor los sabores se están portando muy bien, siendo en este momento una combinación de malta y crema que le da un aspecto más goloso al cigarro y que le da más matices al resto de los sabores, quizá incluyendo un poco de vainilla en este punto pero manteniendo los demás sin perder ninguno en el camino. Pero el estado de la capa me hace no querer tomarle más fotos.

Black Works Studio - S&R 06

En el último tercio los sabores son pimienta, malta, crema, frutos rojos, mantequilla de maní, pan tostado, vainilla y toques esporádicos de café y chocolate. Al cabo de la imagen le quité la anilla y el cigarro acabó de desarmarse, pues sin duda era la anilla lo que lo mantenía en orden. Es una lástima que un cigarro tan bueno acabe con una puntuación no tan buena por culpa de una capa mediocre, pero la verdad es que el S&R podría mejorar muchísimo si no pasara tanto tiempo pendiente que no se rompiera de más. La variedad y riqueza de los sabores es excelente y la intensidad rara vez se coloca por encima de media, incluso en el último tercio, aunque la nicotina sí apareció y golpeó sorpresivamente. Quizá en una vitola más gruesa permita diseccionar mejor los sabores, o al menos en una edición en que no se rompa la capa, pero de resto fue una muy grata experiencia.

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s