Esto de hacer catas y reseñas de ron es algo que se me viene dando desde el año pasado, y antes de eso he sido ronero, pero no demasiado específico sino en los últimos 4 años. Antes de eso siempre disfrutaba del ron, pero si era Santa Teresa, Ocumare, Pampero o Cacique me daba casi igual, siempre que no fuese el ron ‘barato’ que sabe a gasolina de 87 octanos.

Pero en medio de esa “época de ignorancia” recuerdo que una navidad alguien decidió regalarme una botella de ron (ya no recuerdo quien fue), y esa botella fue una de estas de Edición Reservada. Hasta ese momento la única referencia que tenía de Ocumare era que no daba ratón (resaca), pero eso siempre es relativo y en su justa medida casi ninguno debería dar.

Es por eso que hace cuestión de unos 8 meses tuve la oportunidad de adquirir una de estas y lo hice sin ninguna contemplación, pues realmente tengo recuerdos muy buenos de él. La botella viene con un poco de literatura que reza lo siguiente:

Todo comenzó en una casona ubicada en Quinta Crespo, Caracas un 1ro de mayo de 1938. Fue acondicionada con su alambique, pequeñas bodegas y oficinas que los mismos fundadores junto a cuatro empleados manejaban y controlaban. En 1950, la fábrica fue trasladada a los terrenos de la Hacienda La Guadalupe en Ocumare del Tuy, donde se instalaron grandes bodegas y un moderno alambique. Hoy en día, en el mismo sitio, se levanta un moderno complejo licorero con avanzada tecnología, pero con la misma mística de sus inicios.

Allí nace Ocumare Añejo Edición Reservada, producto de la mezcla de rones de hasta 12 años de envejecimiento en barricas de roble. Contiene extracto de guaraná, una semilla amazónica que la farmacéutica naturista asocia con la vitalidad y la energía, y algunos indígenas a la “vida eterna”. Elaborada con agua pura de manantial y envasado en una botella cristalina identificada con una salamandra. Así se obtiene una mezcla con cuerpo, suavidad y exclusivo sabor. Degustarlo es dejarse trasladar por los misterios del Amazonas y la esencia del ron venezolano en su máxima expresión.

dscn1924

El Ocumare Edición Reservada se trata de un ron de color ámbar oscuro con destellos rojizos y sin partículas en suspensión, como es de esperarse con un ron de esta categoría y calidad. Al agitarlo se notan lágrimas separadas de bajada muy lenta pero continua. Es un ron bastante rígido, logrando detenerse rápidamente luego del agitado.

En nariz te recibe una intensidad alcohólica media-alta en la primera impresión pero apenas perceptible en segunda instancia, quizá porque el olfato ya sabe lo que viene y se resguarda un poco, lo que permite apreciar aromas casi de inmediato. Estos aromas incluyen melaza y caña como aromas de origen y entre los de afinamiento se aprecia chocolate, tierra mojada, naranja, azúcar refinada y madera. Entre aromas de fondo se aprecia café y notas florales.

En boca se aprecia un líquido algo denso, sedoso y seco, con una intensidad alcohólica media. Principalmente se aprecia un sabor dulce, luego salado, amargo, ácido y astringente, en ese orden, con sabores a melaza, tierra, azúcar blanca, chocolate, naranja y limón. Pese a su agresividad alcohólica en nariz, en boca no se siente nada agresivo; los sabores van apareciendo casi en orden y dejándose apreciar en poco tiempo. Sin embargo, en el retrogusto no se aprecia nada nuevo sino una repetición de los sabores principales en boca.

Hace poco tuve la oportunidad de conversar con Andrés Contreras, maestro ronero de Ocumare, y aunque inicialmente nos dio una clase sobre el proceso del ron y cómo se fabrica en Ocumare, luego tuvimos la oportunidad de hacerle preguntas.  Afortunadamente el Sr. Contreras explica bastante bien y no quedan dudas del proceso, Así que le pregunté cómo se disfruta mejor este ron. Me dijo que frío de congelador, con una cáscara de toronja (pomelo) y en las rocas.

También le pregunté qué es el logo de Ocumare y por qué la salamandra. Luego de hablar un poco de las ilusiones y las locuras de la gente de mercadeo, mencionó que quienes tienen la fábrica originalmente producían tequila y mantuvieron el logo, que es un sombrero mexicano visto desde arriba con una salamandra del desierto, por aquello del agave y el cactus.

En lo particular creo que el Edición Reservada funciona muy bien solo, incluso sin hielo pero ligeramente frío (a unos 15°), pero lo bueno de este ron es que es muy versátil y como lo quieras disfrutar, funciona.

Ficha Técnica:
Fabricante: Complejo Industrial Licorero del Centro
Nombre del Ron: Edición Reservada
Marca: Ocumare
Origen: Venezuela
Edad: Combinación de rones entre 2 y 12 años
Densidad alcohólica: 40%
Puntuación: 96

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s