Black Works Studio – NBK

Estar suscrito al Cigar of the Month de Cigar Federation me ha garantizado un suministro casi regular de ciertas marcas de cigarros, una de ellas es RomaCraft pero otra es Black Works Studio o su hermana Black Label Trading. Este es quizá el tercero de la marca que me fumo y aún me quedan 9 en el humidor. Como es de esperarse, se trata de una marca pequeña y muy “boutique” con cantidades bastante limitadas de producción. La empresa comenzó como Black Label Trading, por lo que Black Works Studio es una sub marca, o como la llaman en Instagram: BLK WKS y es otro producto de la fábrica Oveja Negra en Nicaragua.

black works studio - nbk 01

Aunque su producción es modesta, se han caracterizado por ser cigarros de sabores fuertes, ligas atrevidas y anillas llamativas. El cigarro tiene un leve box press y un pie cerrado, lo que me llama la atención porque últimamente he fumado varios cigarros así. La capa tiene muy pocas venas y se siente bien armado y compactado. Tiene varios aromas llamativos, incluyedo melaza, chocolate y madera en la capa. El pie es cerrado, como mencioné, pero por la perilla picada se sienten aromas de chocolate, café, pimienta y madera, mientras que la calada en frío presenta malta, chocolate, café, melón y madera.

black works studio - nbk 02

El NBK enciende con gran intensidad de pimienta, muy fuerte y muy agresivo, de esos que incluso sin tratar de apreciar un retrogusto te hace lagrimear los ojos. Por pura valentía me atrevo a hacer el retrogusto y es peor, por lo que dejo el cigarro descansar un momento. Al cabo de un par de minutos me doy cuenta que el cigarro casi se apaga, pero al rato de darle unas caladas se activa de nuevo y comienzan a aparecer sabores agradables a chocolate, marshmallow, maple y nueces. Eso es solo el primer tercio, pero planeo tomármelo con calma para disfrutar bien del cigarro y no apurarlo demasiado.

black works studio - nbk 03

Aproximándome al segundo tercio el cigarro tiene una línea de quemado bastante variada y su intensidad se coloca en media-fuerte, lo cual es un poco sorprendente después de ese inicio, pero sin duda fue solamente la pimienta lo que le dio la fuerza inicial y ya en lo que cae en su ritmo, se coloca en esta intensidad. Hacia el final del primer tercio apraece un sabor a caramelo que funciona como preámbulo perfecto para mi clase de ron que tuve una hora después de fumar el cigarro. El sabor predominante sigue siendo chocolate, pero también se siente turrón, madera, canela, y frutos secos.

black works studio - nbk 04

A partir del segundo tercio el cigarro comienza con una tendencia aparentemente irreversible y muy aburrida en donde los sabores son extraordinarios, pero si lo dejo tranquilo durante más de 20 segundos el cigarro se apaga. Lamentablemente estoy haciendo un par de cosas de trabajo mientras fumo el cigarro (lo cual no debería hacerlo), pero inevitablemente lo voy a dejar tranquilo durante más de 20 segundos, así que tuve que darle varios toques para reencenderlo regularmente. En el segundo tercio la pimienta regresa con su intensidad previa y me termina haciendo lagrimear de nuevo, pero los sabores no cambian mucho con respecto al tercio anterior.

black works studio - nbk 05

Superando la mitad del cigarro y el cigarro se volvió a apagar. Afortunadamente pareciera ser un tema de algún nudo en la tripa, pues enciende con relativa facilidad y los sabores no se ven muy afectados, aunque mi paciencia sí. Han pasado 70 minutos desde que lo encendí, lo cual también le llama la atención porque su cepo es de 46 y siempre pensé que iba a durar menos. Por otro lado, dado que la empresa no parece tener una página web, la información sobre el cigarro que he encontrado es bastante escueta, pero lo que sí parece cierto es que se trata de un puro nicaragüense, y a Cigar Federation parecen encantarle estos. Los sabores siguen siendo los mismos desde el principio, con algunos matices y variaciones, pero sin quitar ni poner ninguno. Quizá ese sabor de frutos secos se ha definido un poco más como el de higo, pero es lo único.

black works studio - nbk 06

Realmente se me olvida tomarle fotos al cigarro y sigi fumándolo, quizá porque a partir de la foto anterior el cigarro comenzó a quemar bien y me dispuse a disfrutarlo y dejar de lado lo otro que estaba haciendo. Los sabores en el último tercio se mantienen como los del inicio, aunque están en este orden: chocolate, crema, turrón, merey, canela, frutos secos (que son dátiles, seguro) y todo parece cubierto de pimienta, como ese salchichón que uno a veces encuentra cubierto de pimienta y que siempre me lo como en una sentada. Pero en términos generales el NBK es un cigarro bastante bueno que quemó bastante malo. Es mi segunda exposición con Black Works pero han sido varios los de la Oveja Negra que he podido probar. Sin embargo, la marca no me ha cautivado del todo aún… menos mal que tengo varios ejemplares de sus productos para seguir probando.

Dossier-2.indd

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s