Dado lo difícil que fue el año 2020 tanto para el público en general como para los dueños de tiendas físicas de tabaco, Viaje decidió reconocer esa dificultad produciendo una versión limitada de su cigarro llamado Oro, disponible únicamente para tiendas físicas. El Viaje Oro fue lanzado por primera vez en 2009 y desde entonces no había regresado al mercado. Además, Viaje colocó el cigarro a un precio muchísimo menor del de sus cigarros habituales ($8 vs. $12+). El Oro está disponible solamente en vitola perfecto 5,25 x 52 y para estas fechas ya se encuentra agotado.

El Oro se ve perfecto, no solo por su vitola, sino que no parece tener problema alguno en la fabricación. No cabe duda que la recesión inminente que provocó el Covid-19 y el cierre temporal de muchas fábricas hizo mella en la industria y Viaje quiso crear un cigarro excepcional para rendir tributo a los que sobrevivieron, pero también a los que no. No hay información de la composición del cigarro y tampoco de dónde son hechos, aunque me inclino a pensar que es en Nicaragua, pero no se menciona la fábrica. La capa tiene aromas intensos y abundantes a chocolate y cuero, mientras que en la tripa se aprecia café y cuero, con una ligera nota de pimienta. Por último, lo pico con la doble hojilla ligeramente diagonal y la calada en frío presenta aromas a café en granos, pimienta y nueces.

El Oro enciende rápidamente y lo hago con fósforos, a fin de asegurar una llama pequeña, pues me pasa muchas veces que con los encendedores de tres o más turbinas, enciendo más de lo que debo en los perfectos. Los sabores no se hacen esperar, pero no me cae esa intensidad de pimienta tan típica en los nicaragüenses, sino más bien una dosis bondadosa de café en granos, caramelo y nueces, a la que le siguen notas picantes al cabo de unas caladas y más o menos al momento de la imagen. El retrogusto sí contiene pimienta desde el inicio, pero no como nota dominante, sino más bien como potenciador del sabor a café cremoso. Tira muy bien, aunque no me salvo de esa sensación apretada en las primeras caladas debido a su forma.

Para el segundo tercio los sabores a pimienta son más participativos y protagónicos en el paladar, pero ese mismo protagonismo es compartido con café y chocolate en polvo, mientras que entre los sabores secundarios se aprecian notas de caramelo, de ese que se acaba de endurecer y una sensación cremosa increíble. Pasada la mitad del cigarro el sabor de caramelo se convierte en azúcar morena, pero igualmente en forma de jarabe y le acompañan de fondo notas de tierra mojada. El retrogusto es de pimienta y café, principalmente, pero el café lucha por un protagonismo merecido, y me atrevería a decir que es potenciado por la pimienta también. El tiro es perfecto y la densidad del humo plena, con un anillo de combustión ideal y una velocidad de quemado que no deja desperdicio y en ningún momento me siento que estoy perdiendo el tiempo.

Al último tercio le llegan algunos detalles de tiro, que resuelvo rápidamente aplicando un corte en Voss, en el que se le hace un segundo corte diagonal opuesto al primero para permitir el mayor flujo de aire. Aparecen notas de nueces, que solamente había sentido en la calada en frio y como parte de las caladas iniciales, acompañado de tierra mojada y una nota dulce de azúcar morena. Los sabores de café y chocolate se mantienen, pero mucho más reducidos, aunque tienen picos ocasionales sorprendentes. La intensidad general del cigarro ha sido media, pero los sabores absolutos. En construcción se mantiene a la par de los tercios anteriores y luego de una hora y 35 minutos, el Viaje Oro llega a su fin, con la sensación que me lo fumé muy rápido, pero era imposible no disfrutarlo a plenitud.

Sin duda que las consecuencias del Covid-19 todavía se están sintiendo en la industria, por lo que es esperanzador ver como algunas marcas y fábricas todavía quieren hacer productos nuevos y rendirle tributo a la industria que les hace crear productos más competitivos y mejores cada vez y claro, también honrar a los consumidores finales, que somos los que hacemos a la industria e, indirectamente, les damos de comer no solo a las fábricas, sino también a las tiendas. Más que ofrecer una oferta o un descuento, Viaje da el paso que las tiendas no pueden dar por la situación, y ofrece un cigarro a un precio reducido. Precisamente por motivos de Covid-19, yo me veo en la obligación de reducir mis compras, especialmente de cigarros nuevos y diferentes, por lo que este cigarro también siento que es para mí y para ti, por mantenernos fieles a las marcas y las procedencias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s