Nat Sherman – 1930

Nat Sherman es una de esas marcas que ha estado en el mercado prácticamente desde que el tabaco evolucionó a la materia fumable que es, aunque nunca ha sido santo de la devoción de la mayoría de los puristas que he podido ver, al menos hasta la creación de la línea Timeless, que realmente los puso “en el mapa”, especialmente luego de su inclusión varias veces en el Top 25 de CA. Sus combinaciones siempre han sido muy suaves, al estilo de los Macanudos originales. Como otras marcas, Nat Sherman utiliza la infraestructura y torcedores de otras marcas para crear sus productos y esta no es una excepción. En esta ocasión utilizan la fábrica de Manuel Quesada, donde se producen los Timeless también.

wfic5uh

Su construcción está bastante decente, con muchas venas y pliegues visibles, pero la apariencia es increíble, siendo bastante aceitoso y un color marrón como de café con trazas naranja. En frío los aromas y sabores más destacados son la canela y el cacao, mientras que se siente a lo lejos un tono herbal y floral, junto con un aroma de té.

bvmp3ha

Desde la primera calada es bastante suave, lo cual no me agrada mucho. Una cantidad considerable de humo, pero con poca densidad y un sabor dulce muy leve e irreconocible (de momento). Ese sabor dulce toma forma eventualmente como de caramelo y luego se le siente un chute de pimienta, que combina muy bien con este sabor (ojalá hicieran bombones así). No tengo la capacidad para determinar qué tipo de pimienta es (negra, roja, blanca, etc.), pero sí puedo determinar que hay más de un tipo. Los sabores más sutiles en este punto son el cacao y la vainilla, mientras que la canela va ganando fortaleza mientras lo voy fumando y le da un toque más agradable a este punto dulce del tabaco.

ww15vpt

La línea de quemado es absurda, lo sé. Su intensidad no es gran cosa tampoco. Me niego a retocarlo en este punto, no vaya a ser que me altere el sabor. El cigarro es realmente agradable, pero hasta ahora no ha sido una gran cosa… me lo recomendaron en una tienda Nat Sherman (en Nueva York), pero ese mismo día adquirí distintos tabacos y me dijeron que era bueno, así que no tenía porqué no creerles. La cantidad de sabores primarios es mínima, pero tiene un aroma de fondo a tierra mojada que me tiene cautivado… no descartaría que este sea uno de esos productos experimentales de la marca, probando a ver qué tal se funden las combinaciones.

7cjxn6i

Pero para ser ‘experimental’ no es barato tampoco. Comienzo el segundo tercio y los sabores comienzan a despertarse: dulce, tierra, pimienta, canela, cacao, vainilla y aparece un toque de cuero. La línea de quemado parece querer acomodarse, pero nunca se sabe. Su intensidad se mantiene entre suave y media, lo cual no esperaba para nada con esa capa.

f8mxea4

Comienzo el último tercio y me aproximo al momento de quitarle la anilla… una anilla a la que no le gusta ser fotografiada, haciendo que tuviera que tomar como 20 fotos más de lo necesario porque no le gusta entrar en enfoque, pero eso es lo de menos. De repente comienza a aparecer un sabor leve a madera, muy sutil. A partir de este momento el tabaco se convierte en uno mucho mejor, pero por su precio esperaría algo mucho más complejo. Casualmente, y también de la nada, aparece un sabor bastante fuerte e inesperado: una mezcla de maní con caramelo, como si fuera una barra de chocolate americano, como cremoso también.

hyizq5j

La línea de quemado tiene mente propia, sin duda. Hacia el final es cuando se convierte en un ‘flavor bomb’ y un tabaco bastante decente. Según Cigar Aficionado encontraría unos sabores mentolados y minerales, pero nunca me tocaron. El sabor se hizo definitivamente cremoso, que junto con el caramelo casi me hizo salivar (pero nadie quiere leer eso), y la adición del cacao hicieron del 1930 prácticamente una golosina. Siendo completamente honesto, el cigarro mejoró considerablemente desde el principio hasta el final, pero entre su alto precio y la preocupación constante de la línea de quemado, varias veces me sentí un poco defraudado ante mis expectativas. El Timeless es un gran tabaco, y el Bench que fumé no hace mucho también. Este simplemente no está a la altura.

Dossier-2.indd

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s