Diamond Crown – Maximus

jwnljux

Una marca más de JC Newman, este cigarro existe desde el año 2001, siendo incluso el segundo producto creado con la marca Diamond Crown. Pero desde siempre ha sido considerado un cigarro súper premium. El cigarro como tal es fabricado en el mismo lugar donde hacen muchos de los Arturo Fuente, mientras que la capa ecuatoriana es propiedad de Oliva. La marca no es conocida por hacer muchos puros distintos, pero los que ha hecho han marcado su sitio, incluido el Julius Caeser que probé hace un tiempo, que me gustó bastante. El Maximus promete ser la versión más fuerte de las vitolas de la marca.

c9iedlv

Este Maximus tiene 10 meses en mi humidor, y en ese tiempo no ha sido el puro que más me llama la atención, aunque si bien su nombre promete bastante y, repito, el otro puro que fumé de ellos me gustó bastante, pero este es un puro que cuando lo tomas en la mano y procedes a apreciar su aroma, no te da nada. Es increíble precisamente que el puro no huele a casi nada, excepto un aroma a madera casi imperceptible, mientras que su capa tan uniforme y casi lisa me hacen pensar que se trata de un cigarro muy suave, siendo más razones por las que no me ha llamado a fumarlo. Pero ya va siendo hora, pues de los que compré en esa tanda, es el penúltimo, creo. La calada en frío tiene toques dulces de tabaco y un poco de madera también, pero nada que impresione.

trpwkci

El tiro se siente un poco apretado al principio, con un humo muy cremoso y casi con textura que se siente como se desliza sobre la lengua. Ese toque de madera casi tan imperceptible en el aroma se siente mucho más fuerte como sabor en las primeras caladas, junto con un poco de pimienta también. Pero la intensidad es entre suave y media, lo cual me hace dudar de qué tanto podía esperar de este puro… pero por $11 puedo decir que esperaba bastante. Igual, estamos apenas en las primeras caladas, paciencia. Ese detalle que mencionaba del tiro no es precisamente porque sea apretado, pues no se siente así, pero la cantidad de humo igualmente es menor.

czr1tk0

Tengo que decir que estoy bastante impresionado con el puro, pues en el primer tercio he sentido sabores que me han llamado la atención, incluyendo un sabor que nunca antes había apreciado en un puro: coco (o al menos no recuerdo). También se le sienten almendras, matices de café y pimienta están incluidos, aunque como en el fondo. No me impresionaría que estos sirvan de preámbulo para lo que vaya a venir en un rato, pues aunque esa intensidad se mantiene entre suave y media, sí se le siente una corpulencia que va creciendo.

umna4ba

En el segundo tercio y pisándole los talones a la mitad del puro, la intensidad definitivamente ha aumentado y ya comienza a bordear el punto fuerte, aunque los sabores no son nada agresivos, sino más bien como un cigarro complejo. Los nuevos sabores son de melaza y cebada, que le dan un toque dulce agradable y que no se limita a ser solamente como azúcar.

hhmgzkk

El sabor sigue siendo muy cremoso y de vez en cuando da unos destellos de canela y de cacao, aunque la base primordial del sabor sigue siendo madera. Entre todo lo que he visto y apreciado hasta ahora con este puro, no me termina de convencer su precio. Sí, es un cigarro bueno, también es impresionante que sea una colaboración entre las familias Newman, Fuente y Oliva, y solo con eso esperaría un cigarro que me mueva el piso, pero este cigarro no lo hace, especialmente teniendo en cuenta que ha pasado casi un año en el humidor. Su intensidad ha sido variable y su precio es bastante más de lo que estaría dispuesto a pagar por él.

fhsxyrg

A partir de este último tercio el cigarro comenzó a quemar mucho más, la cantidad de humo mucho más abundante y con mucha mayor textura, casi masticable. La construcción del cigarro ha sido perfecta, en ningún momento requirió retoques ni ajustes, aunque la ceniza no se ha aguantado mucho, al punto que me cayó encima no una, sino dos veces. En este último tercio los sabores de pimienta se hicieron más fuertes y abrió más la complejidad del cigarro, pero lamentablementetambién llegó un toque considerablemente fuerte de nicotina. El cigarro lo he visto en $11, pero también en $14,50 por lo que insisto, no es un cigarro barato para nada.

ngxqvqu

No por ello iba a dejar de fumarlo hasta el final. Los sabores no cambiaron mucho, y realmente eso es una de las cosas que esperaría de un cigarro de esta calidad y precio. Como mencioné, es un cigarro bastante bueno, pero esperaba mucho más de él. Si bien todos los Diamond Crown que he fumado han superado los $10, el Julius Caeser estaba mucho más a la altura que este, por lo que seguramente no repetiré esta compra.

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s