Cómo entrenar tu paladar

Una pregunta bastante común entre aficionados y fumadores en general, que normalmente viene precedida de la burla exagerada sobre cómo uno llega a discernir sabores en el tabaco se refiere al título de este artículo. La buena noticia es que hay muchísimo que puedes hacer para apreciar más sabores en el tabaco, y aquí voy a hablar de las que yo conozco.

Comencemos por lo más básico.

¿Qué son los sabores en el tabaco?

Cuando lees una reseña (por ejemplo en este mismo blog) puede que te preguntes “¿Cómo diablos sabe un cigarro a chocolate, cuero o sal?” La respuesta corta es que algunos sabores son muy obvios y fuertes, mientras que otros tienen toques sutiles. Si no has entrenado el paladar para detectar esos toques, podrías no sentirlos.

En este punto mucha gente piensa que esto de sentir sabores diferentes al tabaco en un cigarro es una estupidez, y ya es que eso mismo se ha dicho (y probado) en el mundo del vino, es normal que con el tabaco suceda lo mismo. En verdad no tengo ninguna prueba científica sobre probar el tabaco, pero he visto a personas fumar un cigarro sin anilla y poder determinar regularmente la marca o al menos el origen del tabaco. Personalmente he fumado varios cigarros y comparado apuntes con otras personas y poder determinar los mismos sabores regularmente. Así que al menos algo tiene esto de probar tabacos que no es pura mentira, aunque eso es algo que los catadores de vino también podrían decir, así que cree lo que quieras.

Muchos sabores pueden ser sutiles e incluso pueden no ser tanto sabores sino recuerdos de un sabor, así que tiene sentido que exista un catálogo de sabores y aromas con cuál comparar, y de eso es lo que vamos a hablar ahora.

Recomendaciones Generales

  • Enfocarte en los sabores es lo más importante que puedes hacer para entrenar al paladar. Fumar muchos cigarros no te ayudará a identificar sabores si no le prestas atención a lo que estás probando. Cuando estoy fumando con amigos no llego a identificar las sutilezas de un cigarro tan bien como cuando fumo solo para una cata. Si me enfoco en el cigarro, unas cuantas caladas con atención me ayudan a identificar más sabores.
  • El primer cigarro del día tiene mucho más sabor que el segundo o el tercero. Si te interesa catalogar e identificar sabores, será con el primer cigarro que te fumes ese día donde mejor los encontrarás. Ya cuando te fumas el segundo o el tercero (o más), cuesta separar los sabores con respecto al cigarro anterior.
  • El mejor maridaje para identificar sabores es agua o incluso con soda (sin sabor). Cualquier otro maridaje puede alterar los sabores o incluso amplificarlos, pero el agua los mantiene como son.
  • Prueba y huele todo, siempre. ¿Sabes cómo huele la grama recién cortada? ¿Reconoces el olor del mar cuando vas llegando a la playa? Si alguno de esos aromas aparece en un cigarro, creo que muchos podríamos identificarlo porque los reconocemos. Si quieres desarrollar el paladar tienes que aumentar tu catálogo de aromas y sabores. Dedícate a saborear lo que comes; si tienes especias en casa, dale una probada y aprecia el aroma de cada una. Hazlo tantas veces como sean necesarias hasta que puedas identificarlas sin leer. Tener un catálogo de sabores y aromas, poder diferenciarlos y describirlos son esenciales para poder determinar lo que sientas en un tabaco.

Mientras fumas

  • Fuma lentamente. Si fumas muy rápido, las notas de sabor más interesantes son reemplazadas por matices fuertes y ácidos y terminas sin poder apreciar muchos. SI te cuesta mucho tomar una o dos caladas por minutos, mídelas con el cronómetro de tu teléfono, al menos para empezar. La idea es que pases más tiempo esperando y contemplando los sabores que fumando, y ese será un tiempo bien invertido.
  • Al principio, para identificar lo que te gusta, estudia una rueda de sabores cuando fumes. Una búsqueda en Google puede llevarte a varias, pero esta, creada por El Traductor en Foropuros me parece que está muy completa, aunque espero algún día recrear alguna. La rueda de sabores incluye varios sabores comunes y muchos no comunes que se pueden probar y apreciar. Simplemente escoge cualquier punto en la rueda y hazte la pregunta si sientes ese sabor. Si no, pasa al siguiente sabor. Si sí, trata de discernir todo lo que puedas sobre ese sabor y continúa con la rueda mientras fumes. Así puedes enfocarte bastante en los sabores mientras estás comenzando.
  • Algunos sabores son más fáciles de identificar que otros. La mayor parte de la gente puede identificar sabores como chocolate, café, tierra y pimienta. Una vez identifiques esos, sigue adelante y busca sabores más profundos.
  • Si no estás seguro del sabor que estás sintiendo, regresa a las especias de tu casa para ver si puedes identificar uno. Si aún no estás seguro, revisa otras reseñas de ese cigarro para ver si otros han sentido lo mismo que tú, o fuma con un amigo a ver si los dos sienten lo mismo.
  • Aprende a hacer el retrogusto. Esto significa botar el aire por la nariz sin inhalarlo. Algunos sabores se llegan a apreciar más en el retrogusto y aquí hay un artículo sobre cómo se hace. Comienza con un cigarro suave para que puedas ir fortaleciendo la boca y la nariz al hacerlo.
  • Mira bien el humo durante momentos distintos de la fumada. En lo que hace contacto con tu lengua puede tener un sabor, pero luego de tenerlo un rato en boca puede tener un sabor distinto. Mientras el sabor va cambiando, aprecia bien ese cambio y los distintos sabores que sientes.
  • Escribe una reseña. No importa que sea solo para ti, pero es una buena manera de enfocarte en el cigarro y si la compartes, puedes abrir un tema para discutir con los demás.
  • Fuma el mismo cigarro con alguien que tenga un paladar más desarrollado, alguien que pueda identificar más sabores mientras lo fuman juntos. Las catas virtuales son excelentes para esto si no tienes amigos cercanos con quien fumar.
  • Lee reseñas. Este lo puse de último a propósito. Primero deberías tratar de identificar los sabores y luego compararlos con los de alguien más, pues puede que identifiquen sabores o matices que tú no descubriste, pero si revisas los tuyos primero no te predispones a los otros y aprendes más basado en tu propia apreciación.
  • Si te sientes con mayor confianza, prueba fumar a ciegas. La anilla puede predisponerte a algunos cigarros. Por ejemplo, yo tengo a creencia que todos los nicaragüenses tienen un algo contenido de pimienta, pero en ocasiones he fumado nicaragüenses sin anilla y me doy cuenta que no es una regla general. Igual me ha pasado con los matices afrutados, que siempre se los atribuyo a los dominicanos, y no siempre vienen de ahí. Los resultados pueden sorprenderte y ayudarte a derribar creencias.

¿Algo más?

El objetivo es enfocarte en los sabores y construir una base de conocimientos y vocabulario para identificarlos. El resto son ideas y detalles sobre cómo lograrlo.

¿Puede ser mentira todo? Pues sí, pero si pruebas hacerlo podrás savar algo de valor y te darás cuenta que al menos te lo pasas bien.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s