Tatuaje – Fausto

Este cigarro creado por Pete Johnson, nació hace varios años con el nombre de T110, donde la ‘T’ era por Termonuclear. Al parecer el nombre no fue suficiente advertencia y varias personas resultador un poco sorprendidas por la intensidad del cigarro hecho a partir de hojas de ligero únicamente, provenientes de Estelí y Jalapa. El T110 era de producción limitada, por lo que luego del relativo éxito y misterio que rodeaba el T110, que llegó a ser identificada como la liga más fuerte creada por Johnson, Pete decidió crear una liga a partir de él en 4 distintas presentaciones, que es de donde sale el Fausto. Los números que le siguen se refieren al tamaño, este siendo el FT140, que es equivalente a un 140 mm x 52, que creo que viene siendo un toro o un “gran robusto”.

Tatuaje - Fausto 01

as venas en este cigarro son bastante obvias, aunque tiene una cierta oleosidad ejemplar. El cigarro ha estado en mi humidor durante un año y medio y, por pura casualidad, no lo he llegado a fumar. Creo que he leído bastante sobre él y, previendo una buena fumada, he decidido dejarlo esperar antes de fumarlo por cualquier razón. Al menos esa era la razón según mi pensamiento previo de que había que fumar los cigarros por el momento, pero ahora los fumo simplemente porque me gustan así que cualquier momento es propicio. No obstante, esta fumada probó ser tan buena, aunque luego entro en detalles. Los aromas en frío son de cacao y tierra, con un poco de pimienta en el pie.

Tatuaje - Fausto 02

Con la misma seguridad con la que Fernando Alonso logró la victoria en su segunda carrera a bordo de un McLaren (la primera vez), las primeras caladas de este cigarro te dejan ver que fue una buena decisión comprarlo y, más importante, dejarlo reposar tanto tiempo en el humidor. El tiro es un poco más apretado de lo que quisiera, pero no por ello pienso picarlo más. La cantidad de pimienta que tiene desde las primeras caladas es suficiente para hacerme llorar un poco, seguido de cuero, madera, cacao y café muy oscuro. El sabor chocolatoso del cigarro es casi tan abundante como el de la pimienta, pero no se siente tan fuerte (porque no pica). Sin embargo, la intensidad del cigarro se mantiene en media, lo cual quizá es un factor secundario de la guarda.

Tatuaje - Fausto 03

Mientras entro en el segundo tercio me pregunto si el objetivo de este cigarro era ser muy fuerte o tener sabores también, pues me estoy dando más cuenta de los sabores que de su intensidad, mientras voy sintiendo unos toques dulces en el cigarro y se va haciendo mucho más complejo en su sabor, con matices que no estaban ahí en el primer tercio. Por un momento siento que es el mejor cigarro que he fumado, aunque eso creo que es por la guarda, pero sin duda que es algo que ha mejorado mucho este cigarro. La línea de quemado varía un poco, pero la quemada está bastante pareja y se consume muy lento; algo que sucede también por lo apretado del tiro.

Tatuaje - Fausto 04

La pimienta se siente más suave en el segundo tercio, más como un sabor presente en el retrogusto, aunque también se siente en el paladar, solo que no tan obvio. Los sabores principales mantienen su presencia, aunque hay un elemento de tierra en la mezcla que lo hace mucho más rico y más cremoso gracias a esa complejidad, mientras que la intensidad del cigarro se hace más fuerte, finalmente dando ese giro hacia lo que la historia del cigarro apunta. No es tanto que los sabores han ‘explotado’, sino más bien se sienten con una densidad mucho más gruesa.

Tatuaje - Fausto 05

l día en Caracas está muy raro; en la mañana llovió con rayos y truenos, mientras que en la tarde se despejó casi por completo y parece un día playero con mucha brisa. Los sabores del Fausto son pocos, apenas cacao, café, dulce, crema y pimienta, pero la densidad y riqueza de ellos es lo que cautiva y describen a un ctipo de cigarro que a mí me parece perfecto. El tiro se ha mantenido igual desde el principio, por lo que apenas unos masajes alrededor de la perilla me atrevo a darle, pues con esta guarda cualquier cosa puede suceder.

Tatuaje - Fausto 06

En el último tercio los sabores mantienen su constancia, quizá con un refuerzo de la pimienta, que viene con una gran intensidad, pero sin llegar a los niveles del principio, pero lo que ha hecho es equilibrar al cigarro y darle la complejidad perfecta. El chute de nicotina es el que esperaba y al final la capa se rompe un poco, pero nada de eso me permite dejar de disfrutar el cigarro. Al poco tiempo de dejarlo sentí una vibración continua que solamente se cortó cuando me di cuenta que había un temblor y salí corrieno de casa… al rato me enteré que fue de 7.0. Mientras reflexionaba sobre el peligro que había corrido me alegraba de haber pasado los momentos previos con este gran cigarro, que esperaba que fuese extremadamente fuerte y que aturdiera, pero al final no lo hizo, lo cual me permitió apreciar aún más los sabores. El hecho que el temblor no fuese a mayores lo tomo como una señal para buscar más de estos, o a lo mejor no debo estar buscando tantas señales y solo disfrutar estos gratos momentos.

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s