Noxio – Robusto

De los mismos creadores del Flor y Nata, el Noxio es actualmente el nombre de uno de los cigarros, mientras que la empresa como tal se llama Flor y Nata, aunque originalmente era al revés (Noxio – Flor y Nata, en vez de Flor y Nata – Noxio… no preguntes),  y el Noxio (el cigarro) ha sido recreado recientemente. Este Noxio forma parte del Top 11 de 2017 de Cigar Hustler que ya para hoy está más que agotado, pero que presentó originalmente muy buenas opciones de cigarros, incluyendo Hirochi Robaina, El Güegüense, Chogüí, Guaimaro, Powstanie, entre otros. El Noxio es uno de los que más me ha llamado la atención precisamente por su parentesco con el Flor y Nata, que ya de por sí me encanta.

Noxio - Robusto 01

El Noxio es un puro dominicano con capa Negrito Canca, capote Criollo 98 y tripa Criollo 98 con Habano 2020, y cada cigarro es almacenado durante un año antes de ser puesto a la venta, y son creados con una producción limitada a 25.000 anuales, siendo fabricados en Top Secret Nest, donde los Chogüí son fabricados, junto con otras delicias dominicanas poco conocidas. El cigarro se siente bastante rígido y con una capa irregular, que no pareciera ser un problema. La capa en sí tiene pocos aromas, por lo que me inclino más hacia los que se aprecian en el pie, que incluyen madera, chocolate, café y pimienta, que son aromas más típicos de los cigarros nicaragüenses, pero aquí vamos. Una vez lo pico, el tiro se siente bastante suelto y se aprecian aromas de vainilla muy suave.

Noxio - Robusto 02

Impresiona que entre los aromas en frío, la pimienta se sentía bastante lejana, mientras que al encenderlo la pimienta se coloca rápidamente en la vanguardia de sabores intensos tanto en el paladar como en la nariz. Los sabores son típicamente dominicanos, con la inclusión de madera y tierra como base y toques de crema que participan pero no dominan. Aunque se siguen sintiendo destellos de pimienta, esta sigue siendo un sabor itinerante que nunca domina. La línea de quemado y la producción de humo tanto en la calada como en el pie son impresionantes, por lo que me dedico a disfrutar del puro un rato.

Noxio - Robusto 03

Al cabo de las primeras caladas, más adentrado en el primer tercio, la piminenta comienza un retroceso para permitir al cigarro colocarse en una intensidad media, ofreciendo versiones más suaves de los sabores apreciados hasta el momento, e incluso manteniendo esa intensidad hasta el final del primer tercio. Durante un rato temo que el cigarro haya dado todo lo que prometía, lo cual me da un poco de miedo porque soy fiel defensor de estos cigarros tan limitados dominicanos, pero también porque me considero uno de los primeros que llegó a fumar el Flor y Nata, al menos en Venezuela y siempre me han gustado.

Noxio - Robusto 04

El cigarro hasta el momento no me está poniendo las cosas fáciles para defenderlo, pero sigo adelante y vale la pena porque a partir de la mitad la pimienta regresa y el cigarro comienza a demostrar más matices de tierra en su sabor, incluso llegándose a apreciar el aspecto mineral en ese sabor terroso. En general el renacer del sabor de pimienta le está dando una intensidad al cigarro que lo coloca entre medio y fuerte, pero sin exagerar o abrumar.

Noxio - Robusto 05

Con algunas pocas excepciones, la construcción y línea de quemado se mantienen perfectos, mientras que el tiro no tiene excepciones, sino perfección de principio a fin, permitiendo apreciar sabores tanto en el paladar como en el retrogusto. El Noxio demuestra que está lleno de transiciones sutiles, que presentan pocos sabores, aunque no tan ricos como hubiese esperado y querido.

Noxio - Robusto 06

En el último tercio los sabores no llegan a hacerse muy intensos, más apoyados por un aumento en la nicotina que otra cosa. En el último tercio el cigarro se apagó una vez y al reencenderlo me costó que volviese a tomar su camino, aunque sin duda es el tercio que quemó más lento. El Noxio es un cigarro de sabores muy específicos y muy ricos, que de verdad me gustó y con gusto compraría más, pero no llega a ser tan bueno como el Flor y Nata, quizá porque el Noxio lo fumé con muchas más expectativas, pero también porque en el último tercio hay una menor cantidad de transiciones, optando más por ser un cigarro cuyos sabores (buenos) se mantienen durante un largo tiempo. Pero, al igual que el Flor y Nata, es un cigarro que vale la pena descubrir.

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s