CFT – Minx

La gente de Cigar Federation, además de ser una tienda de tabco en internet y de tener el que yo pienso que es uno de los mejores Cigar of the Month, también se dedican a contactar con diversas fábricas en Nicaragua, Honduras y República Dominicana para producir versiones bastante limitadas de tabacos excelentes. Tal es el ejemplo de este Minx, con el que consiguieron la capa corojo más hermosa que existe (en sus palabras) y lo usaron para envolver tabacos de Indonesia, Nicaragua y México, aunque no explica la proporción de cada uno. Además lo crearon solamente disponible en lancero, para asegurar la intensidad del cigarro.

CFT - Minx 01

Otro aspecto muy característico de los CFT son las anillas, aunque no todos las tienen. Pero en este caso se trata de una máscara humana sobre lo que parece ser un androide… algo absolutamente distinto del resto de las empresas y las anillas de tabaco sin lugar a dudas. El Minx lo he tenido en mi humidor desde hace casi 10 meses y cada vez que me tocaba hacerle rotación al humidor pasaba un buen tiempo admirándolo, pues realmente es un tabaco muy bonito que llama poderosamente la atención, pues aparenta ser relativamente suave pero ya sabía por referencia que no lo es. Incluso sus aromas son tenues, permitiendo aprecial miel, madera y un aroma herbáceo en la capa. Al momento de picarlo pude apreciar la misma miel y un toque cítrico que me terminó de despertar el interés por él.

CFT - Minx 02

Muchas veces quedo un poco picado con los lanceros porque no siempre tengo la oportunidad de fumar dos cigarros en un día, pero los lanceros en general me hacen desear otro cigarro un par de horas después. Sobre todo si comienzan con la intensidad y el bombazo de sabores del Minx, que incluyen suave de pimienta (puede ser pimienta blanca) y madera que, aunque no son sabores fuertes, sí son abundantes, haciendo que el cigarro sepa prácticamente como si estuviese fumando la madera pura. Al cabo de los primeros 5 minutos aparece un sabor cítrico parecido a la mandarina, pero que podría describir como una clementina, que no es el sabor exacto de la mandarina pero es sumamente interesante poder apreciarlo. Otro aspecto que me hizo querer fumar otro es que al cabo de 5 minutos ya había prácticamente consumido el primer tercio del cigarro.

CFT - Minx 03

El segundo tercio llega bastante rápido y con él la pimienta ya está prácticamente disuelta, pero esos sabores cítricos del primer tercio incluso parecen evolucionar, presentando un segundo tercio que, afortunadamente, quema mucho más lento y me tomo el tiempo en apreciar precisamente esos sabores cítricos que se dividen un poco permitiendo apreciar la clementina, pero también cáscara de naranja, miel y avellanas.

CFT - Minx 04

A propósito de las avellanas, estas se vuelven el sabor principal a la mitad del cigarro. Aunque es el sabor a naranja el cítrico que se mantiene, las avellanas se matizan y permiten apreciar un sabor como de mazapán y se hacen los dos sabores principales en este punto. La pimienta también regresa, quizá ya no como pimienta blanca sino negra, pero manteniéndose en el fondo y no apreciable por el retrogusto, que es donde las avellanas están dejando su mayor impresión.

CFT - Minx 05

Lo pensé antes de encenderlo, pero lo ratifico mientras lo fumo: el Minx sorprende. Los matices de cítricos seguidos de los matices de avellanas de verdad le dan un perfil muy diferenciado a este cigarro. Quizá por su naturaleza tan artesanal (en teoría casi todos los cigarros lo son), rústica y limitada se traducen en que va a ser un cigarro que sufra má de esas irregularidades e imperfecciones que las grandes marcas que tratan a sus tabacos tan homogéneamente no, pero el Minx desarrolla un cierto sabor amargo de fondo en el último tercio y se siente un aspecto terroso de primera mano en las caladas. Sin embargo, las avellanas se mantienen presentes y van dominando la fumada.

CFT - Minx 06

Algo que me gusta muchas veces con los lanceros es que, aunque parecen delgados, tienen el máximo de su sabor desde el inicio y tienden a durar tanto como un cigarro tipo robusto o incluso toro. El Minx sin duda tiene esa intensidad desde el principio, pero no la duración, contando apenas 45 minutos desde el encendido hasta que lo dejo a un lado. Sin embargo, son 45 minutos cargados de sabores y que invitan a definir e identificar cada matiz. Hacia el final se sienten toques de café y toques dulces que me terminan de cautivar y quisiera fumarme otro cigarro, pero que sea otro Minx. Sin duda no es un cigarro barato, pero bien vale su precio, al igual que la satisfacción de saber que has probado un cigarro tan limitado. Aunque esto último no es tan bueno si no lo puedes compartir.

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s