Hace unos meses, cuando era más cazador de ofertas que ahora, conseguí una buena promoción de 5-packs de marcas alternativas de AJ Fernandez, que incluía unos Ave María, unos Diesel, unos La Herencia Cubana y unos Man O’ War, y como típica promoción por $10 adicionales te incluía un 5-pack de este cigarro que, aunque no lo conocía, mi experiencia previa con los Man O’ War no ha sido mala, así que decidí probarlos. El hecho que son fabricados por AJ Fernandez ya da un indicio de su calidad, pero la liga era lo que me tenía en incógnita, así que los dejé un tiempo en el humidor y una vez un amigo vino sin cigarros a la casa y le obsequié uno, a lo que me dijo que estaban buenos.

man o' war - se oval maduro 01

Existe muy poca, por no decir ‘nada’ de información sobre este cigarro en internet, pero he descubierto que se trata de un puro nicaragüense con capa habano maduro. La construcción es casi perfecta con excepción de unas venas bastante gordas y una perilla un poco chapucera, aunque es el único del 5-pack que ha tenido ese detalle. También pareciera que, con excepción de ese adicional al sampler que adquirí (seguramente de Cigars International), no está disponible en ningún otro formato o página. Tiene aromas interesantes en frío, incluyendo chocolate, establo y nuez moscada y lo fumé como primer cigarro en una reunión de amigos, aunque hice la salvedad de citarlos a las 5 de la tarde y comencé a fumar a las 3:30, a fin de disfrutar del cigarro con la menor cantidad de interrupciones.

 

man o' war - se oval maduro 02

Haciendo un poco de memoria, es el segundo que fumo, puesto que según mis registros me quedan tres y he regalado uno (sí, llevo un registro) y si mal no recuerdo el anterior lo encendí muy mal. Como suele suceder con casi todos los cigarros parejos, uno trata de abarcar una gran área con la llama del encendedor, mientras que este figurado tiene un área mucho menor de encendido y puede ser difícil de encender bien. Pero en este caso me aseguré de hacerlo bien y encendió perfectamente y comenzó con el golpe típico de pimienta, porque es nicaragüense… no puedo dar una mejor razón. Por el área de quemado tarda un rato considerable en comenzar a quemar en la mayoría de las hojas de la tripa, por lo que los sabores se sienten relativamente sutiles más allá de ese golpe de pimienta, pero en lo que comienza a quemar todo se aprecian sabores de canela y mantequilla, con un sabor generalmente dulce en el cigarro pero sin mayor definición.

man o' war - se oval maduro 03

La ceniza no es de las que se mantiene largo rato sobre el cigarro, o al menos no en mis manos, que nunca han sido dadas para mantener una larga ceniza, pero todavía dentro del primer tercio se aprecia chocolate y hacia el final de ese tercio desaparece la pimienta, pero el cigarro tiene una intensidad media y la desaparición de la pimienta no lo aliviana, sino que la intensidad del chocolate se hace mayor y el cigarro es casi masticable.

man o' war - se oval maduro 04

El anillo rojo fue sorprendentemente difícil de quitar, como si tuviera una pega súper fuerte y no me atrevía a rodarla para no quemarla y que me diera un sabor desagradable, pero en el segundo tercio los sabores no tienen mayor transformación, marcando prácticamente la desaparición de la pimienta y la intensidad del chocolate. Ese sabor dulce que no se definía comienza a transformarse y evolucionar un poco, mostrando unos sabores similares a la nuez moscada, pero aún no estoy del todo seguro.

man o' war - se oval maduro 05

Es justo antes de quitarle la anilla que ese sabor dulce se define finalmente y es el sabor de las típicas galletas italianas de Amaretto; en mi mente se llaman Biscotti, pero creo que estoy siendo demasiado general con eso. El sabor también se vuelve muy cremoso en este punto y el cigarro realmente me cautiva, aunque debo confesar que antes de esto estaba siendo bastante neutro. El chocolate se mantiene también y le da un perfil adicional a estos sabores, aunque este último no se funde con el Amaretto.

man o' war - se oval maduro 06

Un poco después de quitar la anilla un amigo me llamó a darme el feliz año y conversar, pues teníamos varios meses sin hablar. Aunque seguí apreciando los mismos sabores del cigarro y afortunadamente no hubo mayor presencia de nicotina, no pude hacer más fotos al cigarro más allá de la que está arriba y que tuve que hacer con la cámara fija en una posición, por lo que enfocó la rejilla de la parrillera y no el cigarro. Pero en general la experiencia fue grata, aunque toda su parafernalia de edición especial no lo hace mucho mejor que cualquier otro Man O’ War, que es algo bueno, pues para ser tan difíciles de conseguir sería injusto que fuesen de una calidad excepcional, cuando la marca AJ Fernandez precisamente está fundada en hacer cigarros buenos al alcance de todos. Sin embargo, el hecho que solamente están disponibles mediante un upgrade de $10 se traduce en que cada cigarro sale en $2,00 y eso sin duda le da más puntos.

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s