Hace cosa de un par de años un amigo me regaló 3 Chogüí Dos77 que me terminaron gustando mucho y creo que no es la primera vez que lo menciono. Pero este amigo no tenía mucha idea de cómo y qué fumar pues era bastante novato, así que ante el hecho que le había pedido este cigarro, decidió comprar varios para él también y así aprender a fumarlos. Pero como mencioné, este amigo era bastante novato en ese momento y las veces que los fumó lo hizo con el estómago vacío y terminó cogiéndole idea a los cigarros. Por ello, unos 8 meses después decidió regalarme el resto de los Dos77 que tenía, que eran unos 8. Dado que ya yo los había fumado y me habían gustado, me había comprado algunos por mi cuenta, así que antes de almacenarlos, comencé a ofrecerlos a mis amigos, a ver si querían cambiarlos por alguno que yo no hubiese probado, y así es cómo este Casa Fernandez Miami Reserva llegó a mis manos.

Casa Fernandez Miami - Reserva 01

 

El cigarro tiene un poco más de un año en mi humidor, lo cual es un tiempo similar al que llevaba en casa de mi amigo también cuando me lo dio. El cigarro está compuesto únicamente por tabaco nicaragüense, lo cual hace de este cigarro un puro de toda ley. Incluso, sus hojas son parte de fincas de la misma gente, siendo hojas medio tiempo, ligero y viso de fincas de Aganorsa en Jalapa, Condega y Estelí. Aunque la capa se ve de colores irregulares, es bastante corrugada y tiene aromas interesantes a crema, vainilla, madera y nueces, mientras que la tripa y la calada en frío presentan aromas de vainilla y chocolate, con un toque de madera.

Casa Fernandez Miami - Reserva 02

 

Al encenderlo los sabores son intensos de chocolate dulce y madera, con muy poco aporte picante, incluso siendo procedente de Nicaragua en su totalidad. La cantidad de humo que saco del cigarro es impresionante, aunque no se aprecia esta cantidad cuando lo tengo en la mano, lo que me hace descartar inmediatamente que la capa sea betuneada. Al cabo de las primeras 5 o 6 caladas comienzo a sentir los toques de pimienta que van a ir haciéndose más intensos en esta sección. En el retrogusto se siente también la pimienta y toques más suaves de caramelo, que combinan muy bien con ese sabor dulce a chocolate en el paladar.

Casa Fernandez Miami - Reserva 03

 

Llegando al final del primer tercio el cigarro se vuelve más cremoso y al comenzar el segundo tercio se siente más complejo, con un alzamiento del sabor de caramelo y la crema disputándose el primer lugar en el cigarro. En verdad no sabía mucho qué esperar de este cigarro antes de encenderlo, pues me he acostumbrado a que todos los cigarros de esta marca anuncien bastante grande el Aganorsa, pero como este no dice nada, pensé que se trataba de algo distinto. No obstante, está bastante bueno.

Casa Fernandez Miami - Reserva 04

 

Como si la calidad del cigarro en temas de sabores no fuese suficiente, el hecho de tener una ceniza de estas dimensiones es algo bastante raro para mí. Aproximadamente en el punto de la imagen el cigarro también pasa de una intensidad media que lo había dominado hasta el momento a una intensidad más fuerte y casi al punto de ser un cigarro fuerte per se; sin duda ese componente de ligero está haciendo auge.

Casa Fernandez Miami - Reserva 05

 

A partir de la mitad la pimienta es el sabor más destacado, con suficiente de ella para mojarme un poco los ojos, pero seguida de cerca por sabores a chocolate, café, caramelo y crema. Aunque la línea de quemado ha sido ligeramente variable, en ningún momento he sentido que voy a perder el control del cigarro y los sabores siguen siendo agradables y potentes, como para mantenerme interesado.

Casa Fernandez Miami - Reserva 06

 

Hacia el último tercio el sabor dulce se mantiene, aunque bastante suave y aparece un sabor de cuero, mientras que los sabores mencionados anteriormente se mantienen en el centro, sin dar mayor sorpresa, pero tampoco requiriéndolo. Afortunadamente no hay golpes de nicotina que me hagan quedar aturdido, ni que traten de darle una intensidad falsa al cigarro. El Casa Fernandez Miami Reserva probó ser un cigarro sedoso, que se puede fumar sin prisa pero sin pausa hasta el final, sin que ello afecte sus sabores ni lleve a la aparición de nicotina. Pero, tampoco es un cigarro que deje una huella imborrable, sino solo una experiencia positiva y una recomendación si quieres un cigarro con pocos sabores, en donde se sienta bien fumarlo sin la necesidad de quedarte apreciando cada calada.

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s