Este Belicoso dominicano de La Flor Dominicana en verdad no es un belicoso, pero si eso te confunde imagina cuando abrí el humidor buscándolo y nunca lo encontré. Cuenta la leyenda que cuando Litto Gomez lo hizo en 1997 le gustó tanto el nombre belicoso que decidió ponérselo al cigarro, incluso sin saber que se trataba de una vitola en sí. No sé si sea una historia real, pues si alguien sabe de cigarros debe ser Litto Gomez. El hecho es que lo tengo en el humidor desde septiembre de 2018, en una compra que hice en la tienda Cabinet del aeropuerto de República Dominicana.

La Flor Dominicana - Reserva Especial 01

Otra cosa que no parece en este cigarro es que la capa es Connecticut ecuatoriana, con capote nicaragüense y trip dominicana. Esa capa ecuatoriana tiene varias venas y es bastante pesado. Aunque el diseño de las siglas LFD es igual al que en otros de la misma marca, los colores se diferencian bastante de los que suele tener La Flor Dominicana, marcando una clara diferencia entre los demás productos de la misma casa. La capa desprende pocos aromas entre los cuales destaca un toque de caramelo y melaza, aunque lo divertido del cigarro en frío está en los aromas del pie, que incluyen los mismos aromas de caramelo y melaza e incluso la sensación de hoja de yerbabuena. La calada en frío muestra nueces de cola, que llamaría el sabor base de la coca cola junto con un componente cítrico.

La Flor Dominicana - Reserva Especial 02

Las primeras caladas del Reserva Especial destacan un sabor suave de pimienta pero intenso y denso de crema y nueces, las cuales a veces se sienten tostadas. Durante este primer tercio también se siente madera y canela, mientras que en el retrogusto sigue destacando tanto las nueces de cola de la calada en frío como un toque cítrico.

La Flor Dominicana - Reserva Especial 03

En ese primer tercio también se sintió un humo denso y casi inmóvil que le daba una riqueza mayor a los sabores e incluso el mismo humo tenía aroma a leña, dándole incluso más sensaciones a este cigarro que en papel suena bastante suave pero una vez encendido es una delicia.

La Flor Dominicana - Reserva Especial 04

En el segundo tercio el cigarro continúa una tendencia balanceada y una intensidad media, destacando sabores de madera, canela y nueces. La pimienta del retrogusto se siente mucho más suave y las notas cítricas que se le han venido sintiendo dan un toque de toronja (pomelo) muy atractivo en este punto. El humo sigue siendo denso, incluso si el tiro no es el mejor, pues llegué a un punto más apretado en el segundo tercio.

La Flor Dominicana - Reserva Especial 05

En la mitad del cigarro la canela regresa como uno de los sabores principales del cigarro y se combina con anís para darle al cigarro una combinación de lo que se llaman especias dulces, que mucha gente tiende a confundir con pimienta y dicen que el cigarro tiene ese sabor cuando no es así. En el final del gusto, luego de botar el humo, se siente un toque como de cuero en el paladar y mantiene sabores de pimienta tanto en este punto como en el retrogusto.

La Flor Dominicana - Reserva Especial 06

En la mitad del cigarro la canela regresa como uno de los sabores principales del cigarro y se combina con anís para darle al cigarro una combinación de lo que se llaman especias dulces, que mucha gente tiende a confundir con pimienta y dicen que el cigarro tiene ese sabor cuando no es así. En el final del gusto, luego de botar el humo, se siente un toque como de cuero en el paladar y mantiene sabores de pimienta tanto en este punto como en el retrogusto.

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s