¿Qué sale cuando haces un box press extremo de un cigarro con 62 de cepo? Sale esta abominación llamada el Fatso de Berger & Argenti, un cigarro disponible en 4 vitolas, la mayor siendo de cepo 70 y este Dipper es el más pequeño con apenas un cepo de 62. El cigarro me lo trajo un amigo que lo compró en Cuban Crafters en Miami, como un “mira esta locura” y dado que he probado una buena cantidad de cigarros raros, decidí darle fuego hoy.

Berger & Argenti - Fatso 01

 

Realmente es un cigarro raro y ninguna de mis guillotinas doble hoja pudo dominar el largo del corte, por lo que opté por una guillotina en V para picarlo por ambos vértices del pie en modo diagonal. No quedó bonito y me obligaba a poner los labios sobre todo la perilla para fumarlo, pero al menos lo logré. Al menos es un cigarro distinto y uno de los últimos productos en salir de la extinta marca con un producto bastante limitado, además pero que no supuso un precio de cigarro limitado. Decir que su formato es diferente es apenas la punta del iceberg, pero además tiene aromas al nivel de lo único que es, que incluyen caramelo, chocolate y madera, mientras que la calada en frío muestra cuero y café.

Berger & Argenti - Fatso 02

 

Por supuesto, con la forma extraña y el corte diferente viene una quemada más rara todavía, sin duda producto del formato tan fuera de lo normal. Pero al encenderlo te reciben sabores de leña, cuero, café, chocolate y tierra mojada, con un buen humo y un tiro bastante suelto, pues el cigarro además es bastante esponjoso. Sin embargo, el gran reto es mantener una quemada uniforme, más allá de la fumada en sí.

Berger & Argenti - Fatso 03

 

El primer tercio también presenta canela, pimienta que afortunadamente no es muy fuerte e invita a probar el retrogusto repetidas veces, aunque se siente más es en la garganta que en la nariz. Por lo mismo, se sienten otros matices en el retrogusto, que incluyen café mocha y matices varios del chocolate, que de verdad hacen pensar dos veces el descartar este cigarro solamente por la forma.

Berger & Argenti - Fatso 04

 

En el segundo tercio el sabor más fuerte es el de cuero, aunque también hay una notable participación de tierra mojada y chocolate, mientras que en el fondo se sienten toffee y caramelo, que pueden ser sabores muy similares pero el cigarro te permite diferenciarlos, en parte gracias a que el toffee tiene un toque salado muy obvio. Sin embargo, la línea de quemado es complicada y hay ocasiones en que tengo que darle la vuelta al cigarro para que se vea mejor en las imágenes. La pimienta, que era un elemento casi de acompañante en el cigarro también va desarrollando fuerza y haciéndose más presente en el paladar y envolviendo los sabores de café y chocolate.

Berger & Argenti - Fatso 05

 

Aparte de la quemada, otro tema que genera un poco de confusión o indecisión es donde determinar los tercios, aunque aquí creo que voy por la mitad y a partir de este momento la pimienta reduce bastante su intensidad y da paso a la sensación mayor de sabores dulces, incluyendo el chocolate que siempre ha estado y la reaparición del toffee y presentación del sabor a madera. Los sabores de cuero, café y canela se colocan al final, más apreciables al final de la calada, cuando ya soltaste el humo.

Berger & Argenti - Fatso 06

 

En el último tercio la pimienta desaparece por completo y son los sabores dulces y los de tierra los que tienen el protagonismo, incluso en el retrogusto lo que se siente principalmente son los sabores de chocolate. Aunque el cigarro tenía sabores interesantes durante la fumada, determinar el último tercio también fue complicado, quizá porque comenzándolo ya me estaba quemando los dedos gracias a la quemada tan variable. Hubo un par ocasiones en que se me apagó el cigarro o estuvo cerca de hacerlo, por lo que los retoques fueron algo relativamente común en todos los tercios. Snin duda un cigarro con esta forma, además de destacar el buen trabajo de los torcedores también debe ser bueno de sabores, pues no te puedes quedar en un simple diseño y afortunadamente el Fatso lo logra con un tiro muy bueno y una cantidad impresionante de humo denso en cada calada, al igual que una intensidad que comenzó en media y terminó en casi alta, aunque creo que lo dejé de fumar cuando todavía le quedaba tabaco útil, pero ya me estaba quemando. Me hubiese gustado un poco más de complejidad, pero puedo decir que disfruté los 45 minutos que duró.

Dossier-2.indd

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s