Yo pensaba que esto del ron blanco añejado era algo único de Diplomático Planas. Si bien tiene cierta lógica, pues soy venezolano y soy de la idea que Venezuela hace el mejor ron del mundo, así que si hay algo bueno pienso que somos nosotros. Creo que es normal en cada país de pensar que el tuyo es el mejor.

Pero el hecho es que ron Matusalem Platino en realidad es un ron añejado y ‘blanqueado’, que se diferencia bastante de los típicos rones blancos jóvenes, a ser usados en coctelería. Así como Planas es un ron blanco añejado, el Matusalem Platino aparentemente también lo es.

Para no quedar peor, investigo un poco este tema y, efectivamente, es una tendencia mundial de hacer rones blancos añejados, para que mediante el envejecimiento y el filtrado se le pueda quitar ese sabor seco tan típico de los rones blancos, y hacerlos más suaves en el paladar y con un final más largo.

Matusalem Platino es un blend de rones triple destilados, combinados, filtrados y refinados para lograr un sabor más limpio y sutil.

La botella es igualmente transparente, mostrando un líquido que no tiene el más mínimo indicio de color, con una etiqueta sencilla pero llamativa y un relieve de un pájaro volando y las palabras “Espíritu de Cuba” en inglés. Cabe destacar que, aunque el ron Matusalem es originario de Cuba, desde 2002 se fabrica en República Dominicana.

8953951158302

En la copa tenemos un líquido bastante claro, con lágrimas muy delgadas y de bajada rápida, que me hace dudar un poco de su añejamiento. El líquido sí tiene una cierta rigidez luego de agitar la copa, pero esto no necesariamente denota una edad, pues se puede lograr con azúcar también.

Pero en nariz la intensidad alcohólica es menor a la que esperaba, especialmente viendo esa densidad, y dándome más esperanzas de nuevo con respecto a su envejecimiento y calidad. Los aromas son suaves a mantequilla y caramelo, con toques aún más sutiles de caramelo, menta y vainilla.

El ron Matusalem Platino es suave y denso en la lengua, pero el golpe alcohólico se encuentra en el final de ese trago, mientras que los sabores de ron tienen que ser sentidos en el final también. El sabor es muy suave y largo, pero para determinar cualquier sabor hay que haber tragado el ron y dejar que los vapores actúen un rato en el paladar, pues de entrada no tiene casi ninguno y casi todos se sienten por retrogusto, pero ninguno pasa de mantequilla o caramelo.

Leí un poco que la intención de este ron es poder sustituir al vodka en la preparación de cócteles, y en ese aspecto parece que lo lograron, pues sus sabores desaparecerán rápidamente cuando lo combines con cualquier otra cosa. Pero… ¿por qué? Quizá soy purista del ron, pero realmente prefiero que mis cócteles con ron retengan algo de sabor del ron. Si quisiera un licor como vodka, usaría vodka, que no sabe ni huele a nada.

En efecto, el ron seguramente desaparece en cualquier cóctel, dejando apenas un golpe de alcohol. Si bien esta es la intención de los fabricantes, confieso que no comparto esa ideología. Incluso al Diplomático Planas, que tiene un sabor más sutil que los otros productos de la casa, le aprecio su raíz de ron. Pero si eres de los que le gusta la vodka en los cócteles, el Matusalem Platino puede ser una buena alternativa.

Pero sin duda no está al nivel de los blancos añejados.

Ficha Técnica:
Fabricante: Matusalem & Company
Nombre del Ron: Platino
Marca: Matusalem
Origen: República Dominicana
Materia prima: Melaza
Edad: N/D
Precio: $20
Densidad alcohólica: 40%
Puntuación: 80

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s