Durante mi visita a la tienda Cigar Market en Santo Domingo, luego de escoger mis cigarros y conversar un rato con el dueño, este decidió regalarme algunos cigarros y, entre ellos estaba esta liga privada de la tienda que ya no se construye. Manuel Herrera (el dueño de Cigar Market) no me dijo quién se lo hacía, pero sí me retó a probarlo y ver si lo podía determinar. Lamentablemente desde entonces no he hablado con Manuel, pues su Instagram (@cigarmarket) parece llevarlo alguien más y cada vez que trato de ingresar a su página web (http://www.cigarmarket.com.do/) se me activan varias alarmas del antivirus y no me deja siquiera entrar. Pero ya hablaré de a qué fábrica sabe el cigarro, o al menos lo que creo.

Cigar Market - Liga de la Casa 01

Quizá uno de los temas que más me llamó la atención del cigarro es su formato 5,5×46, bastante inusual para los que suelo ver en el mercado y adquirir. Lo segundo que me llamó la atención es que aunque la tienda está en República Dominicana y por más que sea, una tienda no puede estar buscando ser demasiado ostentosa con sus productos privados, principalmente porque van a ser cigarros relativamente baratos, pero la verdad es que este cigarro me parece nicaragüense. Una vez me acerco el cigarro a la nariz esa sospecha se hace más intensa, gracias a aromas frutales (como de melón) y madera en la capa, seguidos por pasas, cuero y suave de pimienta en la tripa. Finalmente, lo pico y aprecio nuevamente los mismos aromas frutales de la capa en la calada en frío, acompañados de cuero y dátiles.

Cigar Market - Liga de la Casa 02

El tiro es ligeramente más apretado de lo que me gusta, pero el cigarro enciende rápidamente y sin mayor problema. Los sabores iniciales son de madera, pimienta suave, pan tostado y dátiles, con una sensación densa y rica de estos sabores y un humo que apenas si se mueve después de soltarlo. Estos sabores me hacen pensar que puede ser un cigarro dominicano ahora, pero sigo fumando con la intención de determinar eso más adelante, si es que puedo.

Cigar Market - Liga de la Casa 03

El primer tercio se consume con relativa lentitud, contando unos 25 minutos desde que lo encendí. A lo largo del tercio los sabores cambiaron ligeramente, con la pérdida del sabor de dátiles, pero la inclusión de sabores a cuero, avellanas, y frutos rojos… de hecho, ese sabor de frutos rojos se sintió muy ligado al pan tostado, casi como si fuese un pan tostado con mermelada de frutos rojos, para ser bien específico. En el retrogusto la pimienta se mantiene como sabor principal, aunque incluye cuero también, pero en menor intensidad. Hablando de intensidad, la del cigarro ha sido de media a fuerte.

Cigar Market - Liga de la Casa 04

La transición hacia el segundo tercio incluso viene con sus propios sabores, y la aparición de lo que en Venezuela llamamos pimienta de guayabita y los americanos llaman Allspice, que eventualmente se convierte en pura pimienta, habiendo disminuido bastante en el primer tercio y ahora regresa con la misma intensidad de antes. Los sabores de madera y cuero se mantienen y el cigarro se siente más sencillo, con menos sabores de frutas y destacando apenas el sabor de avellanas verdes como nueva inclusión.

Cigar Market - Liga de la Casa 05

Para la mitad regresa el sabor de melón y el cigarro demuestra lo que ya he probado, que es una montaña rusa de sabores que aparecen y desaparecen, suben y bajan y que siento que es un Roma Craft, o al menos fabricado por NicaSueño. A la mitad también aparecen en mayor o menor escala los sabores a pimienta, madera, cuero, dulce y el único cambio es que las avellanas son intercambiadas por nueces.

Cigar Market - Liga de la Casa 06

En el último tercio el cigarro se ha simplificado bastante, en parte por la aparición de nicotina, con tal intensidad que realmente opaca a muchos de los sabores, pero también porque pareciera que simplemente hay muchos sabores que no existen ya y apenas si se siente la pimienta, cuero y madera, que se mantienen hasta el final del cigarro, el cual llega una hora y 45 minutos después de encenderlo.

Para este cigarro confieso que sí tenía expectativas, principalmente porque Manuel me dijo que, aunque ya no se hace la liga, me iba a gustar y así fue. La ceniza fue blanca durante toda la fumada y solamente fue en el último tercio cuando esta comenzó a florearse. Pero de resto se mantuvo como un cigarro de calidad, con buena intensidad y perfecto en todos los términos técnicos de ritmo de quemada, anillo de combustión, tiro y cantidad de humo. Sin embargo, no es un cigarro al que le colocaré puntuación ni ficha técnica, pues para cualquier efecto es uno que no vas a poder conseguir, así que por eso no lo recomiendo. Si tuviera que darle puntuación calculo que estaría entre 85 y 88.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s