Mi primer Partagas dominicano, este Black Label me lo regaló un amigo que lo compra por cajas, principalmente porque le parece un cigarro consistente y de bajo precio. Me llamó la atención desde el principio por la recomendación pero también porque habiendo probado muchos cigarros, siempre me he sentido atraído por qué tan bueno puede ser un cigarro de bajo precio, pues no es fácil tener buenas hojas y buen producto mientras controlas el precio. Creo que es un reto más grande para el master blender que hacer un cigarro caro en donde no hay límites.

Partagas - Black Label 01

El Black Label se ve bastante imperfecto, aunque es la primera vez que lo voy a fumar, sí he visto a este amigo fumándolo antes y puedo decir que no parece tener esas imperfecciones una vez encendido. Pero no es nada liso, tiene distintas tonalidades de marrón oscuro en la capa y hasta se le ven algunos pliegues. En la capa se aprecian aromas de melaza, tierra y paja, mientras que en el pie es más tierra y establo. Finalmente lo pico y el tiro se siente bastante bien, siendo un 6×60 es algo incómodo, al menos para mí, pero se aprecian aromas de tierra y paja.

Partagas - Black Label 02

En primera instancia el cigarro no se siente especialmente complejo, con varios sabores típicos pero muy pocos matices entre sí; estos sabores incluyen pimienta y tierra, tal como esperaba por los aromas en frío, aunque la pimienta en un cigarro dominicano tampoco tiende a ser dominante, y esta no es una excepción. En el fondo de los sabores se aprecia un toque dulce que puede ser melaza, pero se va desarrollando más como regaliz durante el primer tercio. A la mitad de este tercio aparecen sabores de madera y dulce, y mientras voy llegando a la frontera con el segundo tercio, los sabores predominantes son madera y pimienta, lo cual me impresiona porque esperaba sabores más propensos a la tierra.

Partagas - Black Label 03

La ceniza se aguanta bastante bien y solamente se cae cuando hago el esfuerzo de mi parte, y esta ceniza es sólida, se cae en un solo pedazo y es bastante blanca. En el segundo tercio comienza muy parecido a como terminó el primero, con pimienta y madera. También se aprecia esa sensación dulce, aunque en este tercio me cuesta más descifrar su origen. No obstante, el cigarro quema bastante lento y me ha tomado casi 40 minutos llegar al segundo tercio, así que no tengo ninguna intención de estarle forzando sabores ni de darle caladas largas, también porque en mi experiencia, estos cigarros tan grandes comienzan a afectar un poco la lengua después de un rato, o al menos a mí.

Partagas - Black Label 04

A la mitad del cigarro llego con una hora y 15 minutos de fumada, también porque le di caladas más cortas a fin de que no se caliente, cosa que estaba haciendo con relativa frecuencia. El retrogusto es principalmente de madera y pimienta con pocos matices, así que sin duda es un cigarro consistente en sus sabores. También se siente como si se está haciendo más cremoso, particularmente por la densidad y cantidad de humo, pero también en sabores gracias a un toque suave de vainilla.

Partagas - Black Label 05

En el último tercio no hay mucho que reportar, pues los sabores se mantienen con pimienta, madera, dulce cremoso y eventualmente van apareciendo toques de tierra, aunque estos realmente no son continuos. Pero el cigarro quema perfecto desde el principio hasta el final, sin indicios de que se vaya a apagar, incluso después de dejarlo tranquilo largo rato. El anillo de combustión es mayoritariamente recto, con uno que otro problema eventual que no requiere retoque. Sí me pasó igual que la sensación de ardor en la lengua fue un problema, particularmente en el último tercio, donde comenzó a calentarse más.

El Black Label de Partagas no es un cigarro cubano, obviamente. Pero tampoco pretende serlo. Se trata de una fumada intensa en calor y en sabor, aunque no muy variables, por lo que funciona bien como un segundo cigarro o algo para fumar cuando no estás buscando algo demasiado sabroso ni para apreciar, y siempre que tengas eso en cuenta podrás disfrutar este cigarro. En lo particular no lo compraría en cajas y tampoco compraría en 6×60, aunque eso lo puedo decir de casi cualquier cigarro, pues a menos que tengas dos horas para fumar con un cigarro lento, no tiene sentido apurarlo. Por su precio, te espera una buena fumada, sin pretensiones ni matices.

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s