La gente de Blackbird Cigars tiene un objetivo bastante claro: hacer buenos cigarros a bajo costo. Aunque esto es algo a lo que apuntan la mayoría de los fabricantes, en mis dos encuentros con la marca he podido comprobarlo. Con excepción de The Nest, todos los cigarros de la marca tienen nombres de pájaros, aunque The Nest se traduce a El Nido y podríamos argumentar que, aunque no es un pájaro per se, tiene que ver con el origen de todos los pájaros. Pero este lleva el nombre Raven y tiene una liga bastante curiosa, con una capa Cubra brasileña, capote dominicano y tripa nicaragüense (Corojo 99 y Criollo 98) y americana (Pennsylvania Broadleaf).

Blackbird - Raven 01

La verdad es que con todo el empeño que le ponen al sabor, obviamente tienen que estar ahorrando por otro lado y en este caso pareciera que es en la calidad de esa capa o al menos la apariencia del cigarro, pues sin la anilla gigante bien podría parecer un cigarro normal y barato. La capa tiene varias venas y es ligeramente oleosa y oscura. Se ve bastante corrugada y áspera. Tiene aromas a notas florales, chocolate, un toque de café y de pimienta. En la calada en frío se aprecian aromas de establo, chocolate y pimienta, aunque nada es dulce en ella.

Blackbird - Raven 02

Apenas lo enciendo, lo cual ocurre rápidamente, el cigarro comienza a emanar humo abundante y rico; nada que me haga pensar en que es betuneado pero sí que el humo se siente casi masticable. Los sabores no se hacen esperar e incluyen pimienta, dulce genérico, café y un toque muy suave de crema. Este es un cigarro que tiene más de 7 meses en mi humidor y esta fumada realmente comprueba que el tiempo es el necesario y la humedad está perfecta. Hago esta acotación porque de vez en cuando me tocan algunos cigarros muy apretados o con mal tiro y mis amigos o incluso las marcas por Instagram me dicen que esto se debe a una mala guarda o que el humidor no está bien. ¡Pues no es eso! Hacia finales del primer tercio también se aprecia caramelo, y esa sensación dulce es una que le hacía bastante falta, porque el cigarro iba inclinado hacia sabores más secos. El cigarro se siente un poco más complejo con esa dulzura y el retrogusto es más uniforme en su contenido de pimienta.

Blackbird - Raven 03

Para el segundo tercio el Raven se siente bastante complejo, e incluso algunos sabores adicionales en el retrogusto, donde se siente algo de tierra mojada. Otra cosa que mantiene el precio de estos cigarros bajo es su ausencia casi total de publicidad; incluso, creo que su perfil de Instagram es bastante escueto. Los sabores en este tercio y hacia la mitad son de caramelo, chocolate, frutos secos, crema, café y madera, con un toque suave de vainilla. En el retrogusto es casi exclusivamente pimienta, con quizá un 10% de tierra mojada. Además, el cigarro quema bastante lento, contando alrededor de 40 minutos para llegar al final del segundo tercio, en un robusto es una velocidad respetable al menos para mí. A veces veo reseñas de gente fumando coronas y dicen que el tiempo de fumada superó las dos horas… no puedo. Un Gordo les va a durar cinco horas!

Blackbird - Raven 04

En el último tercio no hay grandes cambios, pero tampoco hay gran complejidad. El cigarro se siente como si se relajara para los últimos momentos, pero lo más importante es que no parece tener nicotina. Al final el tiempo total de fumada superó apenas una hora, se pasó bastante rápida. En la mayoría de los casos me gusta fumar robustos porque siempre puedo fumar algo más después, mientras que si fumo toro o gordo, después de ese cigarro no quiero más nada; es decir que el robusto me permite variar y eso siempre se aprecia. Pero aunque el Raven no es un cigarro con una cantidad notable de nicotina, e incluso podría decir que no le sentí, al cabo de pasar una hora con él y apreciarlo, no estaba pendiente de fumarme otro cigarro. Me sentía completamente satisfecho y esto debe ser gracias a que tiene una buena cantidad de sabores ricos, que simplemente sacian esas ganas de volver a fumar. Al menos para mí, pues tengo amigos que se pueden fumar 6 o 7 cigarros diarios, independientemente de si son Blackbird o no. Pero hablando de fumadas continuas, la verdad es que por el precio de este Raven puede ser un cigarro de fumadas repetidas, sin mayor problema.

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s