Hace algunos meses tuve la oportunidad de hacer un trabajo para Altadis, aunque no directamente con ellos, pero sí pude probar algunos productos, dar mi opinión y al menos sentir que esa opinión era valorada. Al cabo de ese trabajo me hicieron un pago nominal por mi trabajo y también me obsequiaron algunos cigarros, entre los que estaba este Platinum Series de Montecristo. Es un cigarro que ha sido parte del portafolio de productos de la marca desde hace un buen tiempo, pero nunca lo había probado. No es realmente barato, aunque tampoco es extremadamente caro, y en mis manos se siente imponente, pesado y muy llamativo.

Montecristo - Platinum Series 01

Siendo hecho por Tabacalera de García, tiene sentido que su construcción sea perfecta, pero también parece presentar pocos aromas en frío, pero predomina el aroma de cuero y notas ligeramente florales. En frío la calada presenta casi los mismos aromas que en la capa, lo cual es poco común, pero no deja de ser posible aunque sí incluye un toque suave de madera. Algo que llama la atención es que el cigarro se siente ligeramente esponjoso, aunque no sé si eso vaya a afectar la quemada, pero espero que no.

Montecristo - Platinum Series 02

El cigarro comienza quemando bastante bien, con una buena cantidad de humo en cada calada y considerable densidad igualmente. Los sabores nuevamente son bastante similares a los que sentí en la calada en frío, comenzando por un sabor de cuero dulce bastante cremoso, así como un toque de madera. También presenta un sabor como mineral más adelante en este primer tercio, el cual me llama la atención porque ese sabor usualmente se inclina luego hacia ser uno de tierra, pero prefiero seguir fumando para ver cómo se desarrolla. En el retrogusto están las notas florales que sentí en frío, pero acompañado de un buen toque de pimienta. La quemada es ligeramente variable, pero parece que la ceniza se aguanta bien y tiene un buen color.

Montecristo - Platinum Series 03

Entrando al segundo tercio han habido algunos cambios de sabores, principalmente porque ese sabor mineral efectivamente se convirtió en tierra, aunque sigue manteniendo sabores minerales que no han evolucionado. El sabor de madera sigue siendo sutil y en este tercio es quizá más sutil todavía, pero en general el cigarro va bien sin ser extraordinario. En el retrogusto la pimienta es mucho menor, por lo que la notas florales parecieran ser las que llevan la delantera. Llevo una media hora fumándolo, así que va a buena velocidad. La intensidad es media, pero apenas, pues ha estado casi toda la fumada justo por debajo y aunque hayan momentos en que alcance la mitad, no se mantiene.

Montecristo - Platinum Series 04

En la mitad la quemada sigue siendo extraña pero al menos mantiene la ceniza. Los sabores han cambiado un poco, siendo el de cuero el dominante, pero manteniendo la madera y el toque mineral con tierra, aunque estos son más de fondo. Por su parte el retrogusto también ha cambiado un poco, presentando una nota más fuerte de pimienta, aunque pimienta blanca, si se puede llamar así porque no perdura mucho tiempo luego de cada calada, y las notas florales también parecen haber desaparecido.

Montecristo - Platinum Series 05

Más o menos después de la última imagen la ceniza se cayó sola y le cuesta mantenerse desde entonces, casi pareciendo polvillo en lo que alcanza un cierto tamaño no muy grande. También le pasa que el humo se siente más caliente en este tercio y los sabores se han prácticamente desaparecido, mostrando apenas el sabor de cuero y mostrando pocos indicios de algo más, definitivamente no al punto de poder describirlos. El retrogusto mantiene esa misma tendencia, pero el componente de pimienta tiene mayor permanencia. Al cabo de una hora y 20 minutos después de encenderlo, finalmente lo dejo descansar.

La verdad es que, aunque no sabía qué esperar de este cigarro, sí tenía una idea general que se trataría de una fumada relativamente plana o al menos sin mayor sorpresa, principalmente porque he oído muy poco del cigarro pero también porque ha estado en el portafolio de Montecristo durante varios años. Por demás, es un cigarro de la ‘vieja guardia’ que, aunque no es malo, tampoco es sorprendente, pues pertenece a una era en que los cigarros no debían serlo, al menos los de las casas grandes. Precisamente una era en que el público compraba por cajas porque estaba acostumbrado a un sabor y era lo que buscaba, mientras que hoy creo que es más común que la gente busque distintas opciones y distintos sabores. Por tanto, el cigarro tiene una intensidad media y pocos sabores, no muy ricos y aunque suene consistente con los tipos de cigarros que me suelen gustar, la poca riqueza de los sabores, la falta de matices y la ausencia de especias es algo que no me agrada del todo.

Dossier-2.indd

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s