SYN Cigars es una de esas marcas que parece apuntar a la grandeza pero que guardan muy bien su secreto. En una página web de diseño que podría haber sido moderno en 2003 pero de creación reciente, muestran videos genéricos de producción del tabaco y mencionan cada uno de sus dos productos con una serie de adjetivos clásicos de la opulencia y la excelencia, pero no dicen nada de su fabricación ni de la liga. Sí dicen que el master blender es Juan Rodriguez y que adquieren sus hojas de la finca de Leo Reyes, este último es el proveedor al que todos quieren llegar y quienes trabajan con él lo dicen a mucha honra. Sin embargo, no sé nada más de la marca más allá que su dueño se llama Joseph Casimir.

Este cigarro lo adquirí en la tienda United Tabac de Miami, y fue una recomendación del dueño de la tienda, quien es el dependiente también, o al menos lo fue cuando estaba ahí. Se trata de un torpedo 4,5 x 56 con una anilla bastante llamativa y un color que no parece realmente maduro, pero igual muy llamativo. En su capa tiene algunas venas pero se siente bastante lisa, con aromas a leña, chocolate y pimienta. Opto por un corte con doble hojilla y la calada en frío presenta paja, chocolate y pimienta.

El SYN Cigars enciende rápidamente y luego de varias revisiones logro que la quemada sea uniforme, algo que normalmente cuesta un poco más con estos cepos tan grandes, aunque afortunadamente hasta ahí llegan los temas habituales de estos cepos, pues el cigarro tiene sabores abundantes desde la primera calada a chocolate y madera, pero también hay sabores secundarios a pimienta, participante pero no protagonista, pero sí como único participante en el retrogusto. El anillo de combustión es relativamente recto y el tiro es muy bueno, incluso para ser un torpedo, que suele ser una vitola con la que comúnmente me tocan tiros apretados.

Para el segundo tercio el SYN Cigars mantiene su ceniza bastante sólida, aunque antes de quitarle la anilla yo mismo opté por dejarla caer. El anillo de combustión no es del todo recto, pero tampoco es algo que preocupe y eventualmente se recupera solo de cualquier imperfección. En este segmento es sabor de pimienta toma protagonismo, pero no desplaza a los sabores de madera, aunque sí los de chocolate. No obstante, hay una sensación dulce en los sabores que se siente bastante provechosa. Aparte de eso no hay mayor cambio en este tercio, aunque sí toma una mayor intensidad, pasando de media a media-alta.

Para el último tercio los tres sabores dominantes (y casi únicos) de la fumada de chocolate, pimienta y madera se combinan al mismo nivel y hacen que terminarse el cigarro sea una tarea lenta pero algo que disfrute mucho. La pimienta está en el retrogusto de manera casi exclusiva y le voy dando largas a cada calada, tratando de acortarlas a fin de alargar la fumada. La intensidad del cigarro bordea la alta en su totalidad, y aunque el anillo de combustión sigue siendo variable, disfruto del SYN Cigars de una manera que no esperaba. Una lástima la falta de información y la escasez de matices, pues los sabores son bastante unidimensionales. Pero igual me duró una hora y 55 minutos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s