Como si hiciera falta que AJ Fernandez nos demostrara una vez más su experticia con el tabaco, esta vez llega rindiéndole tributo a Romeo y Julieta. Pero mientras que algunos puedan verlo como otro cigarro más con la firma de Abdel, también tiene su mérito no solo para él sino para Altadis, que siendo una empresa tan grande y, lamentablemente, burocrática en su gerencia, permita la innovación de una persona como AJF en sus productos, no una sino ya varias veces. No me cabe duda que AJF sea merecedor de ese honor, pero sí me impresiona que Altadis lo haya permitido tantas veces, pues habiendo trabajado con ellos indirectamente en el pasado, siempre me impresionó lo cuadrados que podían ser en su trabajo y sus productos. Sin embargo, creo que lo único que necesita más trabajo en este producto es la anilla, pues parece hecha en PowerPoint.

Revisando un poco la historia de este blend, veo que fue originalmente creado para algunas tiendas específicas, por lo que no apuntaba a un lanzamiento masivo, que era lo que terminaría siendo, sobre todo llevando el nombre de dos grandes de la industria. Para este blend utilizaron únicamente hojas nicaragüenses, incluyendo una capa Habano 2000, y asumo que son todas propiedad de AJF. La capa se nota bastante oscura, pero no tanto para hacerme creer que se trata de un maduro, e incluye notas bastante curiosas en frío, incluyendo cáscara de naranja, crema, azúcar morena, cuero y café, sobre todo en la calada en frío y en mucha menor escala en la capa.

Como buen cigarro hecho por AJF, la quemada es perfecta desde la primera calada, con una ceniza blanca y absolutamente carente de imperfecciones. Los sabores tienen notas muy suaves de cítrico, pero es que son dominadas absolutamente por las notas de cuero, que casi no permiten apreciar más nada, o al menos no permiten apreciar el azúcar morena y notas cremosas, si es que están ahí desde la calada en frío. La base de los sabores sigue siendo de café y eso lo hace muy agradable y la pimienta es abundante desde el primer momento. La intensidad es media-alta, sin dar muchos indicios de que cambiará, pero por los momentos el cigarro va muy bien.

Para el segundo tercio incluye sabores de almendras tostadas y el sabor de cuero se ha reducido un poco, permitiendo que sabores como el cítrico y azúcar morena se aprecien más, pero no ha desaparecido. Incluso, ese sabor de cuero ahora está combinado con el café y podría abarcar fácilmente el 50% de los sabores vs. el resto a compartir entre todos los demás. La intensidad se reduce un poco, pero no muchísimo, aún siendo un cigarro de intensidad media-alta, pero es quizá esa reducción en la intensidad de uno de los sabores y de la pimienta lo que lo lleva a tener una sensación menos intensa. El retrogusto es fuerte de pimienta y por eso no lo pruebo mucho, aunque de vez en cuando se sienten notas cítricas en él, muy sutiles.

En el último tercio el sabor de cuero se reduce bastante y es el sabor de café el que estalla, a niveles que superan el sabor de cuero de los primeros segmentos y que siguen superando y dominando el resto de los sabores, por lo que en el último el cigarro prácticamente solo tiene sabor de café y ligeramente de pimienta, con una intensidad que sí es finalmente completamente alta. Esta tendencia dura hasta el final del cigarro, cuando marco una hora y 35 minutos de fumada, que fue perfecta en términos técnicos y prácticamente al mismo nivel en sabores.

Aunque este Romeo y Julieta Crafted by AJ Fernandez no sorprende precisamente por lo bueno que es, pues no esperaba menos de Abdel, sí sorprende que es diferente a los que AJF suele hacer, sobre todo porque sus tributos a marcas cubanas tienden a tener un sabor o intensidad que puede ser similar al original de Cuba. Sin embargo, el Romeo y Julieta cubano no se caracteriza por una gran intensidad, pero este cigarro es bastante fuerte y denso durante toda la fumada, lo que hace que no lo consideraría para una caja y si acaso para un 5-pack. Es una pequeña bomba de café y cuero, que en cierto modo siento mucho que mis amigos en España no puedan probarlo por la prohibición de marcas centroamericanas con el mismo nombre de las cubanas.

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s