Alameda Cigars es una marca de Manuel Quesada, de Quesada Cigars, que apunta al mercado de cigarros de bajo costo. Ciertamente no es una marca nueva, pues existe desde 2001, pero siempre ha mantenido su formato de cigarro de tripa larga a un bajo precio, con su capa Connecticut, capote brasileño y tripa dominicana. El cigarro está disponible en vitola Churchill, toro y este Wavell, que en verdad es un robusto 5×50. Fue un obsequio de un seguidor, junto con un par de Arturo Fuente Hemingway que guardo con mucho recelo, pero este Alameda me lo recomendó como un buen cigarro para el diario, aunque cabe destacar que este seguidor no fuma todos los días.

En esta ocasión estoy fumando el cigarro en una terraza que estoy tratando de acondicionar junto con mi socio para que sirva de terraza de fumadores, pues en Caracas son pocas las opciones de tales lugares y ese lugar está disponible. Ciertamente no es el lugar más atractivo de Caracas, pero la vista del Avila y la brisa constante hacen de él un espacio muy llamativo. El cigarro, por su parte, tiene una capa Connecticut bastante irregular, quizá manteniendo ese estilo de cigarro de bajo precio. La capa tiene muy pocos aromas, que apenas si destacan paja, miel y madera, mientras que en el pie es solamente madera y un dejo muy sutil de nueces. En la calada en frío no hay mucho más que ofrecer, salvo paja, miel y tierra seca.

Lo he dicho antes y siempre trato de dejarlo claro, pero el Alameda es un cigarro de $2, así que realmente sería absurdo compararlo con un cigarro de $6 o de $10, sino más bien destacar lo que tiene y lo que no tiene, pero no reprocharle sus faltas, pues precisamente por $2 no puedes esperar demasiado. Dicho eso, el Alameda es un cigarro bastante suave, tanto en intensidad como en sabores, bien construido y con pocas sorpresas. En el primer tercio los sabores son de tierra seca y algunas notas de nueces, que no son regulares, pero sin duda están presentes. Es un cigarro en el que puedes probar el retrogusto constantemente y no correr el riesgo de hacerte daño, al menos no permanente. Aunque estoy exagerando, pues creo que el retrogusto hay que hacerlo poco para que se aprecie bien. El retrogusto precisamente de este cigarro es de tierra seca y cuero, con una que otra nota de paja, lo que hace que el cigarro tenga una sensación bastante seca, aunque quema muy decente y a buen ritmo.

Aunque el Alameda es un cigarro de tripa larga, los sabores parecen más de tripa corta en el sentido que hay muy poca evolución desde el inicio, y en el segundo tercio los sabores siguen siendo de tierra seca, una nota como de tiza que aparece al inicio del segundo tercio pero que desaparece cuando marco la mitad y a partir del ecuador también hay notas ligeramente picantes, aunque bien podría ser el humo siendo un poco áspero en la garganta, aunque no es algo constante tampoco. El humo es medianamente abundante, el anillo de quemado muy decente y la intensidad bastante baja. Sin duda puede ser un buen cigarro de diario, si no quieres estar buscando sabores sino simplemente fumar.

El último tercio es una copia casi exacta del segundo, exceptuando el sabor a tiza que ciertamente no aparece sino que mantiene la paja, tierra y una sensación que definitivamente es picante y no necesariamente áspera en este punto. No hay mucho más que celebrar ni reclamar del cigarro, aunque sí debo agradecer que queme decentemente y con humo abundante. Al cabo de una hora y 10 minutos llego al final del Alameda, más satisfecho por haberlo fumado ya que por los sabores que percibí. También agradeciendo que lo combiné con agua, pues creo que cualquier otra bebida hubiese dominado al cigarro.

A menudo hago analogías automotrices para describir otras cosas, tabaco entre ellas, y así como no puedes juzgar a un Chevrolet (Opel) Corsa por su aceleración hasta 200 kph vs. un Ferrari, sería absurdo juzgar a un cigarro de $2 por su variedad de sabores vs. un cigarro de $10. Ciertamente he probado cigarros de $4 o $5 que me han sorprendido, pero una de las razones ha sido porque no espero mucho de ellos para empezar y el Alameda va por esa onda; no espero mucho de ellos y el Alameda no te sorprende, sino que se comporta exactamente como esperaría. Quema bien, produce buen humo, no tuve que retocarlo y tiene un par de sabores bastante lineales, pero por ese precio es exactamente lo que te va a ofrecer. Es un buen cigarro de diario, pero si eres como yo que puedes justificar un cigarro al día, pero no puedo justificar un trago de algún destilado al día, por lo que el Alameda sería ideal porque con lo que lo combines se va a ver superado. Por ello, con este vas bien si no quieres más que echar humo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s