En el inmenso mundo de los fumadores de tabacos, están los que fuman saborizados/infusionados y los que no. Muchas veces son exclusivos de cada grupo, en donde los que fuman saborizados juran y perjuran por su elección y dicen que los cigarros no saborizados son malos o simplemente no les gustan, mientras que los que fuman cigarros no saborizados/infusionados tienden a ser más radicales en su elección y en el juzgar a los que sí los fumen. En algunos casos también verás personas que fuman de los dos tipos, e incluso que les gustan los saborizados/infusionados para un cierto fin. Incluso, dentro de ese renglón también verás los que gustan de saborizados y los que gustan de infusionados, porque son técnicamente diferentes. Uno de estos fue el pana que me obsequió los ACID, de los cuales este Blondie es el último. Se trata de un cigarro bastante pequeño con un pequeño rabito en la perilla.

Efectivamente, se trata de un cigarro pequeño, con una capa Connecticut llena de detalles, dobleces e imperfecciones, muy suave y se siente como plastilina, como si no tuviera suficiente tripa. La perilla casi que sale sola cuando le halo sutilmente el rabito, pero igual le doy un corte con la doble hojilla para asegurarme que no quedan restos o que la capa se me vaya a venir. Se trata de un 4×38 y la tripa es de Nicaragua y el cigarro entero tiene aromas de pot pourri con vainilla y otras notas florales, mientras que en la perilla es asombrosamente dulce y la calada en frío tiene aromas a caramelo que me recuerdan el caramelo que tienen los chocolates americanos.

Para evitar cualquier problema utilizo mi encendedor de una sola llama, que prácticamente toma un solo punto de quemada y simplemente lo muevo un poco para garantizar una quemada uniforme. Una vez encendido el humo es abundante, denso y super aromático, con notas tanto en humo como en el paladar de ese mismo caramelo, mantequilla, notas florales y un dulce de caramelo de fiesta, que casi que puedo escuchar el celofán cuando lo abres. No hay mucho más que describir del cigarro, en realidad y hacer una reseña entera para un cigarro tan pequeño y que me haya gustado tan poco no sería justo.

El Blondie enciende bien y el anillo de combustión es decente, pero esa sensación de que le faltó relleno es imperante durante la fumada y quedando pocos centímetros, pero todavía algo de fumada, lo tiré al jardín. Principalmente porque estaba lloviendo con bastante viento, pero también porque realmente no estaba disfrutando de la experiencia y los sabores no me agradaban.

Habiendo fumado varios ACID puedo decir con propiedad que no son mi tipo de cigarro. Incluso, he probado otras marcas de cigarros infusionados a los cuales no les he hecho reseña, como The Upsetters de Foundation Cigars, y tampoco me han gustado aunque su infusión es menos intensa. En lo particular le siento abundantes aromas y sabores a los cigarros que no son infusionados, así que me cuesta encontrarle propósito a estos. Pero estoy muy contento de haberlos podido probar y poder decir con seguridad que no me gustaron. Creo que tiene más valor que no haber probado ninguno o haber probado uno solo y saber que la variedad es gigante. No obstante, tengo un ACID adicional, el 20 Aniversario, que parece que es otra cosa, al igual que el Natural de Drew Estate, ambos de los cuales pronto probaré. Pero insisto, los ACID no son malos, solo que no son lo mío.

2 Comments

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s