Joya de Nicaragua – Clásico Medio Siglo

Muy para mi sorpresa, Joya de Nicaragua creó este Clásico Medio Siglo después de haber cumplido medio siglo. Más sorpresa aún es que el cigarro ha sido muy publicitado y anunciado en España como parte de ese lanzamiento, aunque en verdad es un relanzamiento y siempre se ha llamado Clásico solamente. Para esta versión Medio Siglo se ha hecho una nueva liga y en realidad es un cigarro nuevo, con el mismo nombre de uno anterior. Pero es que el Clásico, más allá de ser tan clásico, es un cigarro importante porque fue el primer cigarro que Joya de Nicaragua exportó hacia Estados Unidos, pero este celebra 50 años de fabricación por la marca y no el medio siglo de disponibilidad en Estados Unidos. Esta nueva versión tiene una capa Habano ecuatoriana sobre capote y tripa nicaragüense y rinde tributo a todos los que han sido parte de la marca y quienes han participado en su crecimiento que la ha convertido en una de las más destacadas a nivel mundial.

Creo que una de las cosas que me llama la atención es la aparente ignorancia del producto en Estados Unidos, especialmente porque es el mercado de mayor tamaño e importancia para muchas marcas y es muy común ver que haya productos exclusivos para ese mercado, pero que haya un producto exclusivo para el resto del mundo y no exista en USA es casi imposible. No obstante, aquí estamos y este cigarro me lo regaló un buen amigo, pero lo he visto por muy buen precio en varios establecimientos. Se trata precisamente de una capa Habano ecuatoriana, muy lisa y diría que perfecta, sin problemas y con aromas muy agradables a cuero y madera, pero también un toque picante. Estos aromas se repiten en el pie y la calada en frío no es muy distinta, destacando apenas algo de tierra mojada y más pimienta. Por ello no siento que sea un cigarro muy distinto a lo que ya existe y a los miles de productos del mercado americano, por lo que podría ser una aproximación de la marca para que el resto del mundo pruebe los sabores que su mayor mercado disfruta. O mejor me concentro en el cigarro y digo mis impresiones y no lo que creo que será.

El Clásico Medio Siglo comienza lleno de detalles, buenos y malos. Comenzamos con un intensidad picante muy al estilo del tabaco nicaragüense, concentrado y lo que sería un pequeño bombazo, acompañado de sabores a cuero, madera tostada y caramelizada, frutas melosas como ciruelas y un nota muy picante. El retrogusto incluye pimienta en su mayoría, pero también un toque de canela, que lo hace muy agradable y me quita por momentos la atención de esas notas intensas de pimienta. Sin embargo, el cigarro quema medio torcido y no es uniforme en su fogosidad, es decir que aunque se mantiene encendido, también requiere retoques para mantener esa uniformidad. Afortunadamente hacia el final del primer tercio pierde la necesidad de mantener el encendedor cerca, con una intensidad media y una fortaleza media-alta.

El Clásico Medio Siglo quema considerablemente lento y me toma unos 50 minutos llegar a la mitad, pero en este segundo tercio, aunque hay pocos cambios, es una fumada interesante. Sabores como el cuero y la madera se mantienen y con la intensidad que se presentaron en el primer tercio, no esperaría menos. Pero los sabores de fruta desaparecen y son sustituidos por unos más secos y menos melosos, como pueden ser los de avena o como cuando hueles una bolsita de granola. Como la imagen lo demuestra, la quemada es más uniforme y el humo ha sido abundante desde la primera calada, acompañando una intensidad media y fortaleza igualmente media. Esta quemada lenta, más que obligarme a fumar más, me lleva a tomarme mi tiempo entre cada calada y hay ocasiones en las que dejo el cigarro descansar más de lo que debería y al regresar a él sigue perfectamente encendido.

Madera y cuero siguen siendo esos sabores más destacados en el último tercio del Clásico Medio Siglo y hay ocasiones en que se sienten como los únicos que tiene que mostrar, pues aunque hay sabores secundarios, se sienten muy, muy sutiles en esta sección, apenas con notas de chocolate en polvo y los cereales del tercio anterior. Pero aunque los sabores tan sencillos en esta sección se puedan sentir como un defecto, la verdad es que denotan una fumada muy clásica, como su nombre lo destaca y fuerte. Me toma dos horas fumar este cigarro y en las últimas caladas me estaba quemando los dedos, pero no lo quería soltar. La intensidad y fortaleza se mantienen en media hasta la última calada.

El Clásico clásico es un cigarro que está en el mercado desde hace casi 50 años y aunque al principio y en los años 70 y 80 el objetivo de los tabacos centroamericanos era imitar a los cubanos hasta un punto que permitiera a los americanos preferirlos porque eran el mismo sabor sin la prohibición, en los últimos 15 o 20 años el tabaco nicaragüense ha superado a quien imitaba originalmente, con un mercadeo distinto y un estilo diferente. Eso es quizá lo que Joya de Nicaragua quiere destacar con esta nueva versión del Clásico, que siempre se ha caracterizado por ser un cigarro suave, pero que en la nueva moda de cigarros más fuertes, pareciera tener poca participación. El Clásico Medio Siglo es una celebración de ese cambio que ha generado el tabaco nicaragüense en el mercado, sobre todo el americano. Además, a $6 por unidad, es algo que todos podemos celebrar y además es un cigarro apto para todos los paladares.

Publicado por diego440

Publicista, redactor y hasta director de arte. Siempre escritor, por eso ahora generando contenidos en digital.

2 comentarios sobre “Joya de Nicaragua – Clásico Medio Siglo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: