Flor de Tenerife

r2bxhfk

Ciertamente el hecho de vivir en Venezuela durante esta crisis tan abrumadora me ha permitido descubrir y llegar a apreciar mucho más la producción nacional. Por mi parte he descubierto varias marcas que ignoraba de su existencia y he aprendido a degustar y apreciar las distintas zonas del país en donde se producen tabacos.

La parte mala de esto es que, aunque estamos en el año 2016, muchas marcas siguen en el siglo 19 y es difícil tanto garantizar niveles de producción o que el resto del país (o el mundo) sepan de su existencia por la ausencia de estas marcas en el mundo digital. Tal es el caso de Flor de Tenerife, una marca proveniente de la ciudad de Maracay, en el estado Aragua y cuyos detalles conozco hasta ahí, puesto que mi ‘dealer’ de tabacos me los ofreció y decidí probar con algunos. Por su nombre se hace obvio que sus creadores son de origen canario, pero en mi experiencia es la isla de La Palma donde los tabacos son mejores, aunque sus dueños bien pueden ser chicharreros.

En cuanto a su producto, debo decir que bien vale lo que me costó, es decir muy poco. Compré 5 de estos puros y los 5 se convirtieron en el tabaco que siempre dejaba de lado cuando quería fumar; no sigo un orden específico para fumar mis tabacos, sino que abro el humidor y el primero que me llama la atención es el que suelo agarrar… este siempre lo dejaba de lado. No es tanto por su sabor, que no es malo, con unas tonalidades de tierra (más hacia arena), hierba fresca, canela y un sabor que solo puedo describir como “mar“; Como esa sensación en la nariz y en los labios cuando estás manejando y sales del túnel y ves el mar de cerca y sientes en el aire ese olor/sabor de agua salada y calor.

Cabe destacar que Maracay no está cerca del mar, así que ese aroma es algo que me sorprendió bastante en este tabaco. Su duración ronda los 50 minutos y su ceniza tiende a ser bastante clara. Pero no son los sabores ni aromas el problema en este tabaco.

Su gran problema es que está torcido demasiado fuerte. Es de esos tabacos que rara vez enciende a la primera, ni a la segunda y, con suerte, a la tercera. No solo es un reto encenderlo, más aún es mantenerlo encendido, y al día siguiente te duelen los músculos de la cara de tanto haberlos usado para sacarle una cantidad ínfima de humo.

El sabor de por sí es bastante suave y nada abrumador, quizá por el mismo hecho de que no saca humo gracias a su torcedura, y es predominantemente suave con excepción de los últimos 7 centímetros, cuando un toque fuerte de pimienta se hace presente. Quizá es como una alarma que te dice que no fumes más, pero también funcionó como un alivio de saber que podía descansar la cara y los labios del esfuerzo que implica el tabaco.

Ficha Técnica:

Nombre Vitola: Corona
Marca: Flor de Tenerife
Formato: Corona
Longitud: 165 mm
Cepo: 44
Origen: Venezuela
Capa: Venezuela
Capote:Venezuela
Tripa:Venezuela (Maracay)
Puntuación: 37

Un comentario sobre “Flor de Tenerife

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s