Aging Room – Quattro F55

Aging_Room__F55_Quattro_01

Para despejar dudas, el F55 en este tabaco no tiene nada que ver con el tamaño ni el ring, sino que la F representa a Febrero y el 55 es porque el 24 de febrero es el día número 55 del año. Ahora solo me queda descubrir por qué el 24 de febrero es relevante, pero igual ocurre con el M356, también hecho por Aging Room. Desde que lo compré me pareció un cigarro con mucho potencial y luego de casi 9 meses de humidor, me pareció oportuno probarlo. En frío los aromas son de café, madera y un toque dulce en el tabaco, pero como este es un tabaco dominicano, tampoco estoy esperando demasiado en términos de cacao o aromas más exóticos.

Aging_Room__F55_Quattro_02

 

Desde la primera calada se le sienten toques picantes, junto con un sabor rico de café. Este toque picante no tiene demasiado fuerza, como es común en los puros nicaragüenses, mientras que la intensidad es media.

 

Aging_Room__F55_Quattro_03

Para toda la propaganda que le hicieron a este tabaco cuando me lo recomendaron en una tienda en USA, y el hecho que estuvo en el Top 25 de CA en 2013, debo decir que esperaba un poco más; los sabores son agradables y ya hacia el final del primer tercio se van intensificando un poco, pero la experiencia total ha sido bastante predecible y sin muchos sabores adicionales.

Aging_Room__F55_Quattro_04

 

Quizá esperaba más transiciones, pero ya estoy en casi la mitad del tabaco y me niego a perder las esperanzas. A partir de ahora el toque picante aumenta un poco, pero nada para llamar al tabaco un ‘flavor bomb’, aunque sí se le van sintiendo toques intensos en cada calada, pero no se terminan de convertir en algo mejor.

Aging_Room__F55_Quattro_05

 

Último tercio del cigarro y es donde todos los sabores aparecen: un poco de cáscara de naranja, la pimienta se hace mucho más fuerte y de repente muchísimo cacao. Para este punto ya llevo una hora fumando y, aunque me está encantando este tabaco y estoy dispuesto a perdonarle los últimos 60 minutos de normalidad, al mismo tiempo siento que cuesta un poco más de lo que quisiera haber pagado por él, que fueron $7. Afortunadamente la nicotina no aparece, por lo que los sabores mantienen su pureza y su riqueza. El último tercio del tabaco realmente merece ser un ‘flavor bomb’, pero todavía no creo que lo vuelva a comprar… aunque el M356 puede que sí.

Dossier-2.indd

2 comentarios sobre “Aging Room – Quattro F55

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s