Si vas a fumar, fuma algo original. Claro, eso es el deber ser, es lo que todos quisiéramos y la verdad es que fumar un cigarro “chimbo” nunca es la idea. Pero en mi caso, varias veces caí por inocente, sobre todo cuando estaba empezando a fumar y no sabía que los habanos eran mucho más caros que los otros tabacos ni que, de hecho, se hacían falsificaciones comúnmente.

El hecho es que para bien o para mal, mi humidor contiene varios habanos falsos, de los cuales la mayoría son (o dicen ser) Cohiba y otros son Montecristo, pero en mi historial de fumadas estoy seguro que he fumado tantos otros falsos con marcas como Partagas, Hoyo de Monterrey, Behike, Romeo y Julieta, y Punch. En su mayoría han tenido muy poco sabor, lo cual hizo que al principio los tabacos venezolanos me gustaran más que los seudo-cubanos. Todo esto cambió el día que finalmente probé un habano de verdad, pero eso es otro cantar, y la verdad es que soy muy pichirre para botar los habanos falsos que llegué a comprar.

También lo que hago es que estos habanos falsos se los brindo a los amigos que no saben fumar o que están aprendiendo, porque rara vez se fuman un tabaco entero o simplemente no los aprecian. Pero como Caracas es como es, y ya uno no sale ni se reúne tanto, y cuando lo hago es con gente que sabe de tabacos, se me han ido acumulando estas falsificaciones, por lo que la semana pasada, aprovechando que estaba un poco estresado y con pocas ganas de dedicarme a degustar y tomar notas de un tabaco, decidí fumarme una de estas falsificaciones.

eoimrqj

La verdad es que por la etiqueta hay que ser un verdadero experto para darse cuenta que es falso. Uno de los detalles más comentados es que la C de Cuba no debe entrelazarse más de una vez y si vemos el detalle, en esta etiqueta eso no sucede. Otro detalle es que las hileras de cuadros no deben superar las tres columnas, lo cual también está bien hecho aquí. Si acaso algo demuestra que no es real (antes del encendido) es que las palabras Habana, Cuba están muy pegadas a la línea superior, lo cual debería estar mejor centrado.

rovuqke

Pero igual lo encendí. Por supuesto el sabor es bastante neutro, lo cual demuestra inmediatamente que es falso, pero ya para ese momento suele ser muy tarde para decirle a quien te lo vendió que no está bueno. En el caso particular de este tabaco, ni siquiera lo compré. Me lo regaló un amigo quien recibió el tabaco como un regalo también y no tenía donde guardarlo, por lo que el puro debe haber pasado no menos de 6 meses al aire libre. Yo lo guardé como un año en el humidor, pero nada de eso le sirvió para mejorar. Igual lo fumé hasta el final, solamente con la intención de echar humo y pensar un rato, pero en ningún momento me satisfizo.

sp7dadn

En términos de sabores es simplemente un cigarro que sabe a tabaco y no es nada fuerte. No tiene la gran gama de sabores, texturas y fuerza de un Cohiba real, sino que es como fumar un cigarrillo grueso, pero eso es lo mejor que uno puede esperar con estas falsificaciones, pues en muchos casos es hoja casi podrida que no te deja fumar ni 10 minutos antes que el dolor de cabeza (en el mejor de los casos) o las náuseas (en uno de los peores) te atacan.

Pero al menos ya tengo una falsificación menos en mi humidor. Todavía me deben quedar como 5 o 6.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s