Matilde – Renacer

José Seijas, el reconocido maestro torcedor quien supervisó la producción de Montecristo, H. Upmann y Romeo y Julieta durante años, regresó a la industria con una marca propia: Matilde y este producto llamado Renacer ilustra tanto su regreso como la reapertura de una antigua marca dominicana llamada Tabacalera La Matilde, que desde 1876 produjo tabacos en Santiago, República Dominicana. Hoy en día los producen en la zona conocida como La Romana, en la misma isla, y luego de torcidos se dejan reposar 90 días más. Los Matilde son un perfecto ejemplo de los buenos cigarros ‘boutique’, con procesos muy específicos y sin ningún apuro en su creación. Como resultado de ello los puros tienen grandes venas y son bastante rígidos, ligeramente aceitados y muy lisos. Este en particular tiene pocos aromas tanto a lo largo como en el pie y luego del corte, entre ellos se le siente una sensación dulce, frutas, notas florales, caramelo y como ese aroma de vainilla y azúcar que tienen las tortas esponjosas, pero no mucho más. Tiene en mi humidor desde abril de 2016, por lo que estaríamos hablando de unos 9 meses.

ubod4cc

Este día me dispuse a probar un nuevo sitio donde fumar en casa. Últimamente ha estado lloviendo bastante y por ello hay muchos mosquitos en la parte de grama, por lo que no me atreví a sentarme ahí (soy un imán para los zancudos), pero tampoco tenía ganas de quedarme bajo techo. Así que me acerqué un banco de metal que tenemos en el jardín y lo coloqué al aire libre pero sobre cemento. El resultado fue perfecto porque estaba cayendo la tarde y el sol me pegaba sin que hiciera calor. El humo del puro se veía más abundante y había una brisa muy fresca.

vyn0pgo

Desde la primera calada siento un golpe intenso de pimienta pero con un toque dulce, lo cual hace que el puro se vuelva muy interesante para mí. Desde el año pasado (ja, ya me refiero a 2016 con esa lejanía) me he convertido en arduo defensor de las marcas dominicanas, quizá por esa misma habilidad para sorprender, pues muchas veces se alejan de los típicos sabores de cacao, café y cuero de los nicaragüenses y en ningún momento tratan de emular a los cubanos. El tiro es un poco apretado, pero nada que me llegue a molestar. Al cabo del primer centímetro de fumada se presenta una textura cremosa en el humo y un sabor de cacao, mientras que la pimienta se va haciendo más intensa y en el fondo se sienten algunos toques de madera y cuero. El caramelo aparece a mitad de este primer tercio, pero con una intensidad que rivaliza a la crema y el cacao, haciendo que este puro de intensidad media sea muy rico en sabores.

8uf0rpt

Dado que no acompañé el puro con agua o con cocacola, como suelo hacerlo, aprovecho para destapar una gran cerveza que al hacer el maridaje con el caramelo y la crema hace que todos los sabores se vuelvan más superlativos. La cerveza es bastante seca y fuerte, por lo que contrasta muy bien con el dulce del puro y ayuda a diferenciar más los sabores. Justo cuando culmino el primer tercio estos son los sabores, en orden de intensidad: crema, caramelo, frutas, vainilla, madera y cuero. El sabor de vainilla no es el tan típico, sino más como ese aroma que mencionaba al principio, que es más como de las tortas esponjosas, e incluye matices de vainilla y mantequilla, pero en un solo sabor. El tiro sigue siendo abundante y es un cigarro muy bien equilibrado que no quiero dejar de fumar… sin querer me lo fumo muy rápido, pero eso siempre pasa.

d7dp8b8

Uno de los aspectos que más me gusta discutir es sobre las preferencias de distintas vitolas de un solo puro. Muchas veces entiendo la gente que tiene gusto por los lanceros, pues no pierden ningún tiempo en desarrollar sus sabores y aromas, sino que prácticamente saltan directo al meollo del asunto. Pero a veces me mantengo fiel a mi gusto por estos puros más gordos, pues aunque tardan más en desarrollar ese sabor, cuando finalmente llega los siento mucho más ricos. Tal es el caso de este Renacer.

pd4h6bl

Lo he pasado tan bien probando el cigarro, disfrutando del nuevo lugar para fumar y sintiendo la brisa fresca que el cigarro llegó a la mitad y ni cuenta me di. La intensidad pasó de media a media-fuerte, pero sin gran cambio, aunque sí se hizo más complejo, con la pimienta añadiendo un toque más fuerte, pero sin dominar al resto. El final se hace muy largo, casi masticable, mientras que el perfil de sabores no ha cambiado, solo se ha hecho más intenso.

miac3io

En el último tercio de repente apareció una cantidad increíble de nicotina y duró hasta el final de la fumada. Justo cuando llevaba un poco más del último tercio llegaron unos amigos a visitarnos, y cuando iba a buscarlos caminaba en zig-zag; por supuesto mi esposa no perdió la oportunidad para decirme que con solo una cerveza ya estaba dando tumbos, pero el hecho es que la cerveza no tuvo nada que ver. Fue la nicotina, el chute fue intenso y hasta se me trababa la lengua a la hora de hablar. Hacia el final también la pimienta regresó, haciendo que la intensidad se mantuviera en ‘casi fuerte’. Sin dudarlo, este cigarro lo recomiendo, es una maravilla, además que cuesta menos de $10, aunque no mucho menos. En mi caso pagué $9 por él, pero por ese precio y por este tamaño, bien los vale.

Dossier-2.indd

 

Un comentario sobre “Matilde – Renacer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s