My Father – El Centurion

d3bwnu9

No confundir con el H-2K-CT de El Centurion también, que se encuentra incluido en el Top 25 2016 de Cigar Aficionado. Ese tiene una capa de Connecticut, mientras que la materia prima de este es 100% nicaragüense. Originalmente lanzado en 2007 como edición bastante limitada, pero la familia Garcia decidió relanzarlo en 2013 y en producción regular. Entre los aspectos más especiales de este puro está la inclusión de la tripa Sancti Spiritus, cuya producción sí es un poco más limitada (controlada) y es también usada por la marca L’Atelier. El nombre Sancti Spiritus proviene del municipio en Cuba en donde se encuentra el pueblo de Cabaiguán, donde nació Don Pepin.

4gqfb6h

El cigarro es una muestra perfecta de lo buenos que pueden ser los cigarros fabricados por My Father, manteniendo su imagen rústica y su estructura y forma perfectas. Tiene algunas venas grandes y pequeñas, pero nada preocupante ni obtrusivo. También tiene un poco de oleosidad en la capa. Al igual que su nombre, su forma y estampa se ven fuertes e imponentes. Todo el cigarro lo fumé durante el día, por lo que hay muy pocas fotos con flash, que quizá haga que no se aprecie tanto esa misma oleosidad. Los aromas son pocos hasta que decido picarlo y es en la calada en frío que aparecen más: pimienta, cacao, café, azúcar, pasas, madera, cuero, canela y tierra. Hora de darle fuego.

vuaupzv

Las primeras caladas son las más típicas de My Father, cargadas de pimienta muy terrosa y con toques de cuero. Un poco de cacao y café, pero muy leve, y mientras sigo en estas primeras caladas aparecen otros sabores muy sutiles: madera y merey. También se siente un aspecto dulce. Sin embargo, ese golpe de pimienta inicial se sosega luego de las primeras 4 caladas y se siente como si comenzara a rearmarse, tomándose su tiempo, y con el tamaño de este puro, espero con calma. El tiro es perfecto y la línea de quemado tiene irregularidades mínimas.

kflqh1h

Mitad del primer tercio y aparece el toque de crema, casi como un custard inglés, pesado, rico y grueso, mientras que la intensidad se mantiene en media. La pimienta también comienza a ganar fuerza y su intensidad se despega un poco del resto de los sabores.

w2hkgkq

El segundo tercio comienza con la desaparición de algunos sabores, mientras que otros luchan por protagonismo, entre ellos el cacao, el café, la madera y la tierra. El aroma a azúcar del principio se ha derivado hacia algo más afrutado, que puede ser cerezas o ciruelas. La intensidad se mantiene en media y la línea de quemado es como dibujada, mientras que los sabores comienzan a intensificarse un poco, aunque la pimienta prácticamente desaparece, algo bastante raro entre los My Father.

hf3ysnn

La mayoría de los sabores que quedan comienzan a combinarse, contribuyendo a la complejidad del cigarro. A mitad del cigarro la intensidad se hace bastante fuerte y compleja, haciendo que la batería de sabores se haga mucho más intensa, mientras aparecen algunos nuevos, incluyendo caramelo y el regreso del golpe de pimienta. La versión H2KCT de este puro que se encuentra en el Top 25 de Cigar Aficionado tiene un precio bastante similar, por lo que cualquiera de los dos están bastante bien, aunque hubiese esperado que el H2KCT fuese un poco más caro.

mw2v4tl

El último tercio comienza con una complejidad muy interesante, pero en donde los sabores parecen matizados y sutiles, así que no llego a llamarlo un ‘flavor bomb’. Pero es que si tuviera que resumir este cigarro a una palabra sería esa: matizado. No ‘sutil’, porque el cigarro tiene un nombre bastante fuerte y su tamaño tampoco lo hace sutil, pero sí pareciera que puede dar mucho más y no lo hace, no te golpea con un abanico de sabores, como lo hacen otros My Father.

y7mbj3u

Quizá este cigarro sea mejor para fumadores con paladares más exigentes, o quizá para fumadores más nuevos, que buscan mejorar la experiencia, pero en mi caso me sentí varias veces como si estaba buscando a Waldo mientras lo fumaba. En el último tercio la potencia es incluso mayor, pero no llega a golpearte, mientras que la crema se vuelve el sabor más predominante. Pero déjenme ser claro: es un muy buen cigarro, con una construcción impecable, la línea de quemado ha sido uniforme, no se ha apagado ni una vez y en ningún momento sentí que los sabores se hayan vuelto amargos. El orden de los sabores hacia el final es así: Crema, cacao, café, ciruelas, caramelo, madera, tierra, canela y pimienta. La intensidad del cigarro rozó el fuerte y luego volvió a ser media.

0klis3l

En el último tercio también aparece la nicotina, pero no es muy fuerte. Al final el cigarro es bastante complejo, pero es relativamente diferente al resto de los productos My Father que he probado, pero ese cambio es positivo, y por su precio, que no es barato, realmente vale la pena probarlo.

Un punto y aparte aquí.
Creo que he mencionado que apenas tengo un par de años fumando puros (el pasado diciembre cumplí dos años), y hoy en día fumo gracias a dos personas. Una de ellas, su nombre es Nelson, es un cocinero excelente en la ciudad de Mérida (Venezuela), quien en un viaje que hice y me aburrí bastante, me convidó un par de veces a fumar y me hizo apreciar el rato allá y las conversas con, quien para ese momento era, un completo desconocido. Con él fumé varios puros venezolanos y un par de falsificaciones cubanas.

La otra persona, su nombre es Juan Pablo, es primo de mi esposa, quien en una reunión decembrina me convidó un AJ Fernandez New World, y ese cigarro realmente me cautivó. Hasta ese momento mi conocimiento de puros era bastante limitado y apenas los fumaba por hacer algo diferente, ser parte de una conversación, o incluso desconectarme socialmente. Pero fue a partir del New World que comencé a apreciar no solo la compañía y la conversa que se puede lograr con tabacos, sino también los sabores y aromas que tiene cada cigarro., compararlos e incluso sugerir si equis sabor puede ser más como esta u otra cosa.

En abril del año pasado, Juan Pablo murió a los 37 años de edad. Justamente ayer cumplió un año de muerto y por cuestiones de trabajo y tiempo no pude dedicarle una fumada, cosa que este puro El Centurion me ha ayudado a canalizar. Bueno, hasta aquí dejo el off-topic, pues realmente no es un tema relevante para apreciar este puro, solo algo que quería compartir y mostrar un poco de dónde sale la afición, que cada uno tendrá sus razones diferentes para apreciar.

Dossier-2.indd

 

Un comentario sobre “My Father – El Centurion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s