My Father – El Centurion H-2K-CT

My Father - El Centurion H-2K-CT 01

Como buen fan de los productos de Don Pepin Garcia, este no podía falta en mi humidor y en mis probadas del año, especialmente dado su ingreso al Top 25 de Cigar Aficionado 206, en el peldaño 16 y llevándome a haber probado ya 13 de esa lista. Según CA, el H-2K-CT no llega a ser tan oscuro como un Connecticut broadleaf ni tan claro como un Connecticut shade, siendo una capa Habana 2000 que se suponía sería única para la línea El Centurión, pero varía de él por su box-press y el hecho que el sabor es más fuerte. Igualmente, la línea El Centurión fue lanzada en 2007, mientras que esta variación salió al mercado en 2013, apuntando a ser una producción regular. Ayer decidí probarlo acompañado de un gran ron venezolano y con un buen amigo.

My Father - El Centurion H-2K-CT 02

Por casualidades de la vida, el puro tenía exactamente 200 días en mi humidor… no es que vaya contando los días que tiene cada cigarro en el humidor, sino que tengo mi humidor virtual en Cigar Geek y eso lleva el orden mejor de lo que yo podría. El box-press del puro es bastante sutil y siendo un corona con tantas anillas, se siente pequeño, con muchas venas y una apariencia muy sólida. La cata la estoy haciendo en compañía de un amigo, a quien le dije que me podía poner fastidioso mientras la hacía, por lo que me tomo quizá un poco más de tiempo del que debería sintiendo los aromas. Pero es un buen amigo y ya cuadramos para hacer otra cata pronto donde ambos tengamos el mismo cigarro. El Centurión tiene una buena cantidad de aromas en frío, incluyendo un toque cítrico de naranja, pimienta, chocolate, vainilla y canela. Las caladas en frío presentan cacao, canela, pimienta, cítrico, vainilla y crema.

My Father - El Centurion H-2K-CT 03

Siendo un corona, me impresionó un poco cuánto tardé en tostarlo bien, pero al cabo de un rato prácticamente encendió solo y con un tiro extraordinario, toneladas de humo que me hacían perderme detrás de él y tener que detener la conversación. El golpe de pimienta de Don Pepin es lo primero que me recibe, como era de esperarse. Es una bomba de sabores de inmediato, impresiona con sus matices de crema, cítrico, vainilla, nueces, café, cereza y miel. Su intensidad se caracteriza por ser media, aunque con ese golpe de pimienta inicial hubiese esperado algo más fuerte. Aparece también un sabor a melaza aproximadamente para cuando tomé la foto, así como una pizca de nuez moscada. El final es largo y delicioso.

My Father - El Centurion H-2K-CT 04

Entrando en el segundo tercio y ese golpe de pimienta ya se disipó casi por completo, mientras que el tiempo de fumada se aproxima a los 20 minutos. La intensidad se mantiene en media y el cigarro parece haber alcanzado su punto máximo, aunque esto hace que se sienta más como ‘estabilizado’. Al compararlo con mi experiencia previa con El Centurión, diría que este está más ‘civilizado’, aunque no era un Corona. Por lo general no soy de los que dejan el cigarro en el humidor durante años, aunque creo que lo normal en mi caso es alrededor de 4 a 6 meses, aunque sin apuntarme mucho a ello tengo algunos que superan el año. La construcción del cigarro es perfecta, sin requerir retoques, al menos hasta el momento y quema un poco más lento de lo que esperaría.

My Father - El Centurion H-2K-CT 06

Le quito la primera anilla, aunque me impresiona que sean dos., pues pensaba que era una sola gigante. El cigarro llega a la mitad de la fumada y parece subir a un nuevo límite de sabores, haciendo obvio que este tiene que ser un primer puro del día, pues los matices y las variaciones no se podrían sentir luego de haber fumado otra cosa. Los sabores cambian a partir de la mitad, llevan un sabor de caramelo al frente, seguido de crema, miel, madera, pimienta, chocolate, café, cítrico, melaza y nueces. La intensidad se hace mayor por la nicotina, pero no se siente como que ella es gran componente de esa intensidad, sino que forma parte. Me aproximo a los 45 minutos de fumada.

My Father - El Centurion H-2K-CT 07

Con mucho misterio y alivio puedo decir que la nicotina se disipó, pues al parecer solamente estuvo en ese punto de la mitad del cigarro. Sin embargo en el último tercio el Centurion hace una nueva transición, pero al cabo de unos 10 minutos la nicotina vuelve a aparecer… debe haber sido un segment de la tripa que no la contenía, pues ahora viene con la intensidad habitual y se siente como una gran parte del cigarro. Aunque siempre he sido fanático de los My Father y este me parece uno bastante bueno, habiendo probado los otros cigarros del Top 25 y otros productos de My Father, realmente me impresiona la inclusión de este cigarro entre los mejores del año.

My Father - El Centurion H-2K-CT 08

También habiendo probado antes El Centurion y ahora El Centurion H-2K-CT, puedo decir que ciertamente este más reciente es mejor, pero no MUCHO mejor. Sus sabores son variados y llega a ser un cigarro intenso, sobre todo al final y gracias a la nicotina, pero no se diferencia mucho de otros My Father que son buenos, o de otros cigarros en general. Por ejemplo, el Top 25 incluye el Henry Clay Stalk Cut y El Güegüense de Foundation Cigar, que son cigarros extraordinarios y se merecen esas posiciones mucho más. No obstante, siempre he estado claro que ese Top 25 incluye puros buenos, puros excelentes y puros que deben estar ahí por otras razones… este es ciertamente uno de esos últimos. Habiendo dicho eso, es un cigarro que debes probar.

Dossier-2.indd

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s