Todo sobre los habanos falsos (Parte I)

16414811358_56424f44be_b

“¿Este habano será original?”

Lamentablemente es una de las pregutas que más oirás entre aficionados al tabaco, y mucha gente con muy buenas intenciones está (también lamentablemente) muy desinformada al respecto, o tienen información incompleta y, por tanto, incorrecta.

Déjenme dejau una cosa bien clara: no existe un método simple o sencillo de determinar si un habano es falso o no. Normalmente uno se apoya en distintas pruebas y termina llegando a la conclusión de acuerdo a cuántas de esas pruebas fueron satisfactorias o no.

Existen diversas maneras de probar la procedencia de un habano, algunas son definitivas y otras circunstanciales. Al tener suficientes indicativos negativos se puede llegar a una conclusión que presente dudas razonables. Por cierto, si te gustan los artículos largos, estás de suerte. Si no, no.

Para empezar hay que entender qué es un habano falso, cuáles son los que suelen falsificar, quién los falsifica y cómo los vende. En este contexto, el habao incluye también el empaque.

Consideraciones generales

¿Qué es falso?

Por el concepto, falso es cualquier artículo que se trate de vender o aparente ser algo que no es y se trate de mostrarlo como tal por medios fraudulentos o engañosos. Existen buenas falsificaciones y malas falsificaciones. Los habanos falsos no son producidos por una sola persona, sino por grupos y hasta organizaciones. En ocasiones se puede creer que un habano real es falso, esto ocurre mucho con ediciones especiales, ensayos, cigarros de pre-producción y ediciones sin registro.

La Cadena de Distribución

El entendimiento de la cadena de distribución oficial de los habanos permite entender cómo los habanos de mercado negro penetran la cadena. Habanos SA otorga licencias regionalmente, y receptor de estas licencias tiene sus propios centros de distribución, que le venden a subdistribuidores y a las tiendas grandes. Los subdistribuidores pueden tener tiendas o ser mayoristas, mientras que los consumidores de los habanos pueden comprar directamente en los distribuidores, los subdistribuidores, los importadores paralelos, importar paralelamente, o una combinación de todos.

Existen suplidores paralelos

Los importadores paralelos pueden ser legales (pero no autorizados) y vender por fuera de su región, o pueden incluso ser parte del mercado negro, pero aparentar ser importadores.

Los subdistribuidores venden su producto en un mercado “gris” para aumentar sus ganancias, pues mientras más venden, mejores precios pueden ofrecer y recibirán mejores descuentos de su distribuidor. Especialmente cuando las transacciones, comunicacionesy pagos se hacen mediante terceros, con el fin que nada pueda ser atado al distribuidor o subdistribuidor de los habanos originales.

Muchas tiendas compran tanto de distribuidores autorizados como de importadores paralelos, y no tiene nada de malo importar paralelamente (aparte de que no están autorizados), pero depende mucho de los conocimientos y escrúpulos de ambas partes. Muchas tiendas que importan paralelamente son 100% originales, pero otras, lamentablemente, no lo son.

Dos de los problemas principales de importar parelelamente es la gran posibilidad de recibir habanos falsos, y luego el hecho que no existe control de calidad.

El mercado negro

El mercado negro básicamente se trata de una operación criminal, generalmente con origen en Centroamérica, Cuba o Asia. Estas operaciones trabajan con una cantidad increíble de cigarros falsos que pueden ser vendidos en el mercado gris (haciéndose pasar por importadores paralelos) o vendidos directamente al consumidor final, en tiendas, bares, kioscos callejeros, cruceros, lugares vacacionales, etc.

El mercado gris

El mercado gris atiende directamente a las tiendas que han comprado sus habanos de importadores paralelos. Muchas de las tiendas más conocidas en el mundo han descubierto que sus habanos son falsos (muchos de los Edición Limitada lo son), y cuando fueron interrogados admitieron haber comprado habanos por fuera del canal de distribución autorizado.

Habanos SA siempre está buscando maneras de eliminar el mercado gris, incluyendo el nuevo sello de garantía lanzado en 2010. Muchos vendedores del mercado gris eliminan el código de barras de sus productos para que no puedan ser atados con el distribuidor que vendió por fuera de su región. Sin embagro, desde mediados de 2012 el número de serie también es microimpreso en el sello. Este código de barras permite ingresar a la página web de Habanos SA y verificar la autenticidad del producto.

¿Cuáles habanos que son falsificados?

Todos los habanos pueden ser y son falsificados, y pueden clasificarse de la siguiente manera:

  • Habanos falsos en empaques falsos (falsos absolutos)
  • Habanos falsos en un empaque original (reemplazos falsos)
  • Habanos originales con anillas falsas, en empaques originales o falsos (ascenso falso)

Los habanos falsos pueden ser cubanos baratos (hechos a mano pero de tripas cortas o desechos) o no cubanos. Pueden o no ser del tamaño correcto y muchas veces son vendidos como vitolas completamente inventadas. Los reemplazos o los ascensos falsos pueden ser habanos originales con anillas robadas o falsas, tratando de demostrar que son habanos mucho más exclusivos.

Los empaques falsos incluyen cajas originales (robadas o recicladas), falsificaciones de cajas, o cajas completamente inventadas. Por otro lado, las anillas pueden ser robadas o falsificadas (están disponibles fácilmente por internet), o en menor escala, anillas originales recicladas.

Por ejemplo, si tomamos un Montecristo No. 4, uno de los habanos más comunes que existe, y le reemplazamos la anilla por una “Compay” y de repente tenemos un Compay 95 Aniversario. Si le ponemos una anilla que dice Reserva, es incluso más exclusivo. Si los ponemos en una caja reciclada correcta, ya aparentan ser habanos originales.

¿Quién falsifica los habanos?

Todo el mundo falsifica habanos, desde las organizaciones criminales del mercado negro, hasta un tipo sentado en una terraza torciendo puros.

¿Dónde venden habanos falsos?

Los habanos de mercado negro se venden con o sin conocimiento en el sietema del mercado gris, o directamente por vendedores inescrupulosos. Esto normalmente incluye grandes cantidades.

Los que venden pequeñas cantidades de habanos falsos tienden a ser torcedores “caseros” y quien te los venda porque conoce a un primo de un tío del cuñado de una amiga, que trabaja en la fábrica y se los roba.

También están los turistas que van con poco conocimiento a lugares de dudosa reputación y le compran una caja a un amigo porque está especialmente barata y es una ganga.

Antes de comprar en una tienda, debes preguntarte lo siguiente:

  • Si la tienda es conocida
  • Si tienen todos los detalles de contacto (dirección y teléfono)
  • Si garantizan sus productos
  • Si se especializan en habanos
  • Si venden productos del mercado gris
  • Si existen ediciones especiales muy caras o que no están al alcance del mercado general
  • Si venden cajas abiertas y revisadas, o selladas

Antes de comprarle a un particular:

  • Si conoces a la persona, si recientemente viajó, si es un coleccionista
  • Si sabes por qué venden estos habanos
  • Si sabes de dónde vienen sus habanos
  • Si sabes dónde los ha almacenado
  • Si acepta devoluciones

En una próxima entrega podemos hablar más de los habanos en sí, cómo deben ser, la apariencia, etc. Pero con esto hay menos probabilidades que les roben o que caigan por inocentes.

 

Un comentario sobre “Todo sobre los habanos falsos (Parte I)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s