Tabacalera del Oriente – Señor de Sipán

Bueno, otro más de mi compra de puros en Perú. Este se vende como la versión más peruana de los que compré, no porque los demás no sean de producto peruano (todos son 100% peruano), sino porque su contenido es el mas tradicional según la historia peruana con el tabaco. Por lo mismo, tanto el torcido como la anilla tienen ese estilo precolombino en su diseño. El Señor de Sipán fue un antiguo gobernante mohica del siglo III, previo a la cultura inca. La historia del Señor es bastante interesante, pero aquí estamos para fumar.

shtwbhf

Visualmente el puro no llama para nada la atención. Si bien la máscara precolombina es un aspecto diferente entre tantos puros, el dorado sobre negro no es algo con lo que mi cámara se lleva bien, pero sus venas y textura tampoco hacen que se trate de un puro que destaque. Los aromas son bastante neutros, apenas con un toque de paja, grama y algo que bien puede ser aroma genérico de frutas. No mucho más que destacar, pues las caladas en frío no aportan mucho tampoco.

bcqlhga

El tiro es bastante bueno, con una cantidad de humo destacada, sabores secos, de esos que llegan a molestar en la garganta, pero la sensación pasa y con ella aparecen algunos sabores muy neutros que incluyen grama, vainilla y un toque lejano de cuero. Al cabo de unas 4-5 caladas, el cigarro pareciera entrar en una onda de mostrar destellos de sabores que no se mantienen, pero me dan la esperanza que se trata de un puro con sabores. El color de la capa desde el principio me ha hecho pensar que se trata de un puro suave, pero espero que se fortalezca un poco, especialmente luego de los 5 meses que lleva en el humidor.

ezjxcwh

Investigo un poco sobre el puro y descubro que está hecho de tabacos de tripa corta, así que mis ilusiones sobre lo bueno que pueda llegar a ser se desvanecen un poco. Sin embargo, a partir de este momento que marca quizá el final del primer tercio, aparecen algunos sabores destacados de vainilla y un aspecto dulce que, si bien no es un gran sabor, al menos hace que el fumar el puro sea una experiencia más agradable que los continuos destellos de sabor sin definir.

jrdea1c

Mitad del puro y me atrevería a decir que es aquí donde los sabores finalmente comienzan a coger forma, punto al que llegué después de 35 minutos de fumada. El sabor de canela es el principal, seguido de cerca por la vainilla, aportando al puro un sabor diferente, como de un postre. Son estos dos sabores los que llevan la batuta del puro, mientras que esos destellos previos comienzan a definirse como sabores reales, siendo muchos menos, pero más definidos: madera, dulce y paja.

0utzixe

Comienza el último tercio y tengo la impresión que este puro ya dio todo lo que iba a dar. El sabor de canela y el de vainilla prácticamente desaparecen, pero el de madera y el dulce se mantienen, haciendo una combinación interesante, aunque muy suave. La combustión hasta este punto ha sido perfecta, el tiro abundante y, aunque en ocasiones el humo ha sido débil, en términos generales ha estado denso.

kkb3l9x

Muy afortunadamente para el puro, y a pesar de su sencillez y aspecto ‘barato’, en ningún momento se llega a calentar demasiado. Sin embargo, en el último tercio sí aparece un sabor amargo, como el del principio que seca la garganta y no es agradable. Es en este punto cuando decido dejar el puro de lado y cortar la fumada a los 70 minutos, tiempo decente para un puro medianamente decente, con un poco más de fortaleza y variedad que los Miguel Grau, también peruanos.

 

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s