Don Pepin Garcia – Series JJ Maduro

Con un diseño que apenas lo separa del resto de los productos de Don Pepin, es el tercer puro de esta sub-marca de My Father que pruebo. El primero fue el Series JJ que me pareció ‘normal’ y el segundo fue el Original Blue, que estaba muy bueno, aunque solamente el hecho que viene de la casa My Father es casi suficiente para garantizar que será una fumada para disfrutar, aunque siempre hay excepciones. Habiendo dicho esto, el puro llegó a mí producto de un sampler con algunos puros muy buenos y otros no tanto.

DonPepinGarcia_SeriesJJMaduro_01

Lo oleoso del cigarro es bastante llamativo, incluso bajo un cielo nublado, con imperfecciones que le dan un toque artesanal, muy pocas venas y apenas se notan las juntas de una hoja con otra. Es un puro de consistencia dura, que hace pensar que está hasta seco. Pero como buen puro de capa madura, tiene aromas increíbles y tanto antes como después de picarlo. En frío se le sienten aromas de tierra, cacao, notas herbáceas, pimienta, madera y cuero. Ahora a ver cómo se siente con calor.

DonPepinGarcia_SeriesJJMaduro_02

Como no podía ser menos, el golpe de pimienta tan característico de My Father está ahí, pero en este puro se siente como más denso, más dulce, pero igual de gratificante, seguido de una cantidad interesante de cacao, pero como si se tratara del chocolate que se usa para hacer tortas, que no es especialmente dulce, pero sí muy denso. A esto le sumamos aromas de hierbas flotando y un sabor fuerte de cuero y tierra. La madera se siente como de fondo. Suficiente para mantenerme interesado y con mucha atención a lo que se siente, y en formato robusto, más todavía.

DonPepinGarcia_SeriesJJMaduro_03

El humo es abundante tanto en la calada como mientras está descansando y la intensidad se coloca en (casi) fuerte desde el principio, sin la necesidad de nicotina. Al punto de la foto el toque de crema se hizo presente, llevando todos los sabores por ese cauce y dándole al puro una consistencia un poco más intensa y trayendo consigo más sabores, que son estos hasta ahora: Pimienta, tierra, dulce, cacao, crema, herbáceas, madera y cuero… en realidad los mismos sabores del principio, así que me retracto, no hay sabores nuevos, pero sí se le sienten consistencias matices distintos.

DonPepinGarcia_SeriesJJMaduro_04

Llegando al final del primer tercio y el toque de crema toma la delantera, esta vez si carga consigo todo el torrente de sabores previos, dándoles un matiz mucho más profundo y hasta ‘burbujeante’. De verdad que Don Pepin se ha convertido en una eminencia y referencia dentro del mundo del tabaco centroamericano y cigarros como este lo confirman, especialmente cuando puede mantener sus precios por debajo de los $8 para una calidad tan buena, que se repite para sus otras marcas, tanto My Father como Tatuaje, Jaime Garcia y la que lleva su nombre, entre otras.

DonPepinGarcia_SeriesJJMaduro_05

La pimienta ya no tiene el protagonismo de los sabores, pero tampoco tiene el segundo plano, sino que ha bajado bastante, aunque la línea de quemado, el tiro y el humo se mantienen perfectos e intensos. Comenzando el segundo tercio estos son los sabores: crema, miel, cacao, café, tierra, pimienta, herbáceas, madera, y los sabores frutales también tan típicos de la marca como la cereza y las pasas. Al final de todo encontramos el cuero. Otro toque positivo de la marca de Don Pepin es que llega a ser tan buena como My Father sin tener que apoyarse en ella para darse a conocer.

DonPepinGarcia_SeriesJJMaduro_06

Mitad del puro y la ceniza se mantiene… aunque se cayó un poco después de la foto, pero el cigarro se volvió mucho más complejo en este punto y los sabores comienzan a asemejarse a una pieza de rock progresivo, cuando a 3 minutos del final todos los instrumentos comienzan a tocar algo similar al ritmo y aparecen nuevos instrumentos que le dan una profundidad mayor a la música, ya liderados por el sabor intenso de la tierra mojada, pero acompañado con una variedad que hasta el momento se sentía liderada por la pimienta en un punto y luego por la crema, pero ahora son como distintos destellos en donde la pimienta casi está ausente, pero que es reemplazado por el toque dulce de la miel.

DonPepinGarcia_SeriesJJMaduro_07

Hacia el final el cigarro comenzó a calentarse un poco, por lo que lo dejé descansar durante tiempos largos, pero nunca parecía siquiera reducir el calor. Los sabores comenzaron a desvanecerse, o quizá fue por la aparición de la nicotina que comenzó a dominarlos, aunque la crema se mantuvo y la combinación de cacao con café le dieron un toque diferente al puro, al menos diferente a los matices que había sentido hasta el momento. El puro termina sin reducir mucho sus intensidades ni su cantidad de humo, gracias a un torcido que fue perfecto desde el corte y que me garantizó una gran cantidad de humo y sabor. Por su precio es una excelente compra, especialmente cuando comienzas a sentir esos destellos de sabor y esas complejidades, incluso siendo un robusto… que ya se está convirtiendo en mi tamaño predilecto.

 

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s