La Gloria Cubana – Serie R

La verdad creo que a la versión dominicana de La Gloria Cubana nunca se le ha hecho justicia. Por un lado están los puristas que piensan que cualquier marca que no sea cubana de origen y que pretenda ser cubana debe ser mala. Por otro lado están los que piensan que los puros dominicanos ni son ni llegarán a ser buenos, y por otro lado más están algunos dispuestos a probar algo diferente. En mi caso, siempre he estado dispuesto a probarlos, pues nunca me consideraré experto en este tema, por más que fume, pues siempre hay alguien que sabe más que yo (mucho más) y en realidad llevo poco tiempo en esta afición. Esa curiosidad o atrevimiento me ha llevado a descubrir productos de LGC como el Wavell, que me gustó tanto que compré un 5-pack. Igualmente con el Serie N que, aunque sea pintado con sabores, me pareció interesante. Igualmente me atreví con este Serie R, que me habían advertido ya que no era bueno, pero dados los otros dos, no pensaba que podría estar mal.

LaGloriaCubanaSerieR_01

Creo que lo tengo más o menos desde febrero, pero bien podría tenerlo desde mucho antes, pues no tengo idea de cuándo lo adquirí, por lo que al menos 6 meses de humidor tiene. La construcción me hace pensar que se trata de un buen puro, al igual que los otros de LGC que he probado, aunque los aromas son bastante escasos, mientras que la calada en frío tampoco revela nada más que un sabor rico de tabaco puro, un toque de tierra mojada y un aroma muy lejano de canela en el pie.

LaGloriaCubanaSerieR_02

Picado, tostado y encendido, no comenzamos muy bien, pues el tiro es un poco apretado y los sabores son escasos, casi tanto como el aroma y muy poco característico de LGC, pero apenas se sienten sabores leves de café y un dulce que se desarrolla eventualmente para ser de clavo o de anís. La ceniza no es muy resistente y se tiende a desmoronar cuando lo muevo mucho. La línea de quemado comienza a variar bastante y me temo que me va a tocas una quemada rara dentro de muy poco, pero sigo fumando y esperando que quizá sea durante el primer tercio o más adelante cuando el puro comience a desarrollar su perfil bien.

LaGloriaCubanaSerieR_03

Acabando el primer tercio y el sabor que estaba entre anís y clavo se define finalmente a ser clavo de olor, mientras que también desarrolla un sabor intenso de tierra mojada, pero esa intensidad no dura mucho y comienza a desvanecerse hacia el final de este tercio. Es definitivamente hacia el final cuando comienza a desarrollar un sabor que viene a ser interesante, pues hasta el momento se ha tratado de sabores intensos pero en toques, nada definido y nada complejo.

LaGloriaCubanaSerieR_04

Durante el segundo tercio aparece lo que simula ser una cierta complejidad, en el sentido que se sienten sabores nuevos que son como de pimienta, pero no llega a picar en la lengua, sino simplemente un aroma similar a ella. La línea de quemado parece haberse corregido sola, aunque no soy muy de darle esos toques al puro, a menos que la diferencia entre un lado y el otro sea demasiada, pero el tiro también comenzó a mejorar, por lo que podría ser algo que superé en términos del quemado. El final del puro es muy seco, por lo que me sirvo un vaso de agua para continuar la fumada y me regaño por no haber comido mucho más antes de fumarlo.

LaGloriaCubanaSerieR_05

Mitad del puro y el café desapareció completamente, mientras que ese sabor de tierra mojada ya parece de tierra seca y el puro ya ni presenta destellos de sabores, solo aromas lejanos de tabaco rico y toques dulces, que pueden ser parte de ese tabaco también. El cigarro pareciera haber tocado su punto máximo entre el primer y segundo tercio, pues ya no está evolucionando y los sabores apenas se sienten. Otro tema negativo es que en este punto aparece un golpe significativo de nicotina, haciendo que fumarlo no sea tan agradable como esperaba y comienzo a espaciar mucho más las caladas.

LaGloriaCubanaSerieR_06

A partir de este punto el puro apenas tiene sabor y la nicotina es demasiado fuerte. Hasta este punto se me ha apagado unas dos o tres veces y cada vez que lo enciendo el golpe de nicotina abruma y domina la fumada. Un poco después le quité la anilla y realmente no fumé mucho más., pues llegó un punto que no estaba disfrutando nada y hasta comenzó a entorpecerme por la intensidad de la nicotina. Generalmente tengo paciencia con los puros que se apagan regularmente, siempre que el sabor lo permita, pero en este caso lo tiré un poco después de entrar en el último tercio, pues no estaba aportando nada. En general diré que este puro no me gustó, y esperaba mucho más de él, habiendo tenido experiencias mucho más positivas con dos productos más de la marca. Este simplemente cumplió con lo que me habían advertido: es un puro aburrido; hasta la primera mitad es interesante y llamativo, pero después no vale la pena.

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s