Visitando una fábrica en Caracas

Esta semana tuve la oportunidad de visitar una fábrica de tabacos en Caracas. Aquí fabrican la evolución de los Domingo Lopez, ahora con socios dispuestos a darle un toque emprendedor a la sociedad, crear más vitolas y tener una marca de tradición.

La fábrica queda en la ciudad de Caracas y es bastante modesta, pero no por ello sus productos dejarán de ser buenos. Con una producción que alcanza unas 2000 unidades mensuales, regido más que nada por la disponibilidad de materia prima y no tanto por la demanda, en este momento venden toda la producción regularmente. Sí sería interesante lograr tener mayor materia prima para lograr almacenar algo de stock, con el fin de madurar más en fábrica e incluso buscar nuevas técnicas de almacenaje y madurado, pero todo eso está en el horizonte de esta empresa relativamente nueva.

Por los momentos la empresa consta del mismo Domingo Lopez, el torcedor y ligador Jorge Pupo y la participación de dos aficionados al tabaco y emprendedores que son los que han llevado el proyecto adelante.

IMG_7668
Como mencionaba, la fábrica es modesta, pero igual mantienen muy presentes sus inicios y han enmarcado el primer tabaco producido en ella.

El proceso de despalillado es el inicio de todo en esta fábrica, en donde se le quita el tallo central a la hoja. Este tallo contiene casi toda la nicotina del tabaco y es casi imposible de fumarla, por lo que quitarlo es muy importante. A partir de aquí se dejan las hojas a un lado y se humedecen a fin de dejarlas secar completamente estiradas.

IMG_7659

Actualmente cuentan con 4 mesas como esta, donde un torcedor puede crear entre 400 y 500 tabacos diarios, desde donde son colocados en esos moldes que aparecen a la derecha de la mesa y de ahí se colocan en las prensas en donde pasarán alrededor de una semana.

IMG_7662

La mayoría de las herramientas fueron adquiridas de la antigua fábrica Bauzá que existía en Venezuela y que hace muchos años que cerró, por lo que gran parte de este equipo puede rondar fácilmente los 50-60 años de edad.

Entre el material recabado también cuentan con dos de estas mesas en donde se hace tabaco de picadura, mal llamado ‘tabaco de brujo’, que consiste en la capa rechazada para crear el tabaco ‘premium’, rellena del sobrante de tabaco que queda en las mesas y en el suelo de la fábrica. Este luego es limpiado y picado, para luego pasar a formar parte de un tabaco muy barato. A propósito, el tabaco venezolano Bermudez, de Crispin Patiño, es creado con un sistema similar a este.

IMG_7660

Al final, no pude dejar de tomarme la foto con el equipo y otro integrante del Caracas Cigar Club. Esperemos que pronto podamos invitarlos al Club y que nos demuestren sus técnicas en vivo. También está pendiente que lancen los puros con marca y anilla, pero es todo parte del proyecto, del que nosotros hemos sido testigos tan solo del inicio.

IMG_7669

 

 

 

Un comentario sobre “Visitando una fábrica en Caracas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s