Esteban Carreras – Chupa Cabra

El Chupacabra!! Con tanta mitología e historias fantásticas que rodean nuestras tradiciones latinoamericanas, era inevitable que un cigarro con este nombre apareciera… aunque confieso que lo compré por curiosidad; alguna reseña habré visto para convencerme, pero casi todo fue curiosidad. Hubiese esperado alguna imagen más relacionada con el chupa cabras, pues el león que aparece en la anilla tiene más pinta de logotipo de algún club inglés de fútbol que de bestia salvaje, pero bueno.

Esteban Carreras - Chupacabra 01

Tuve la suerte de poder disfrutar de este cigarro en compañía de algunos amigos fumadores, quienes pudieron darme opiniones bien fundamentadas del cigarro y de los olores que desprendía. Con mucho esfuerzo logré no combinar la cata con alcohol… lo cual es más difícil de lo que suena, pero tampoco fue el único cigarro del día, por lo que pude disfrutar después. Estuve investigando un poco del cigarro y fue lanzado en 2012, cuando era fabricado por AJ Fernandez, aunque hoy en día ya se hace en Tabacalera Carreras en Nicaragua, a base de 100% tabaco nicaragüense, lo que hace de él un puro a toda ley. Su aspecto es muy llamativo con su rabo de cochino por la perilla y su pie cubierto, una construcción impecable. Sin embargo, el hecho que tiene casi un año en mi humidor aparentemente no le ha hecho maravillas en términos de aromas, pues está bien escaso de ellos, y apenas logro descubrir dulce, café y tierra.

Esteban Carreras - Chupacabra 02

El tiro es perfecto, con una gran nube de humo denso que sale en cada calada. Pero los sabores son muy escasos, incluso desde el principio no siento ese golpe de pimienta que espero de un buen tabaco nicaragüense, aunque algo de chocolate sí se siente, pero es apenas a los 3-4 minutos de fumada… un tiempo bastante largo si pasas el previo buscando sin encontrar algo. En cuanto a apariencia el cigarro se ve muy bien, pero incluso mis amigos me dicen que tiene muy poco aroma.

Esteban Carreras - Chupacabra 03

Quema impecable y la línea de quemado es espectacular, pero mientras me acerco al segundo tercio, el cigarro apenas ha desprendido un sabor leve de chocolate y unos matices de tierra mojada. Mientras lo dejaba descansar se me cayó del cenicero, así que ya la ceniza está tocada y por eso en la foto podría ser cualquier sección del cigarro la que estoy fumando, pero por la escasez de sabores, espero que sea solo el principio, pues que llegue a ser así el resto sería casi como botar el dinero.

Esteban Carreras - Chupacabra 04

De lleno en la mitad del cigarro y es aquí, al cabo de 35 minutos, que el cigarro finalmente agarra cuerpo y sabor como debe. La intensidad se coloca en media, habiendo sido prácticamente nula hasta ahora. Puedo percibir dulce, caramelo, chcolate y pasas. Se está comportando en sabores e intensidad como esperaba desde el principio, aunque siento mucho que le haya tomado tanto tiempo definirse. La línea de quemado y la construcción han sido perfectos, esos brillos que desprende son también característicos de un buen cigarro, así que me pongo cómodo y me dispongo a disfrutar de lo que estoy fumando.

Esteban Carreras - Chupacabra 05

Sin embargo, está ‘bien’. No es un súper cigarro ni un flavor bomb, sino que se trata de un buen cigarro para disfrutar. Ninguno de los sabores toma una posición dominante, aunque el chocolate ha sido el que ha estado presente durante casi toda la fumada y mientras me aproximo al último tercio, es el regaliz el sabor que aparece como nuevo. También se presenta la crema mientras que la pimienta tiene algunos destellos de presencia y la tierra desapareció por completo.

Esteban Carreras - Chupacabra 06

Hacia el final el Chupa Cabra sigue fortaleciendo sus sabores, en gran parte gracias a que la nicotina se hace presente y destaca. Los sabores son buenos y el chocolate es el más destacado, pero en términos generales el cigarro fue un poco decepcionante. Si bien los sabores se van haciendo más fuertes durante la fumada, en el primer tercio son casi inexistentes. A un precio de $6,50 en verdad no se puede esperar mucho más, pero sabores en el primer tercio sí los hubiese esperado. Tengo otro Esteban Carreras, que espero esté mejor (se llama Mr. Brownstone), pero no lo voy a fumar sino hasta dentro de un buen tiempo, al menos para olvidar este en el interim.

 

Dossier-2.indd

Un comentario sobre “Esteban Carreras – Chupa Cabra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s