Parte del Cigar of the Month de Cigar Hustler, porque si fuese por mí, luego de lo decepcionante que resultó ser mi muestra anterior de Esteban Carreras (el Chupa Cabra), fácilmente no hubiese probado otro. Pero uno tampoco debe juzgar una marca por un solo producto, así que no está de más probarlo. Particularmente le tengo cierta tirria a las marcas o productos de tabaco cuyos nombre están relacionados con drogas, tal es el caso de la marca Traficante Cigars y El Chapo Cigars, pero al mismo tiempo me terminan agradando los cigarros cuyos nombres están relacionados con la música, por lo que el nombre Mr. Brownstone me gustó en principio, hasta que descubrí que la canción y el nombre están relacionados con el consumo de heroína… un poco de cultura pop. Igualmente, los nombres de las vitolas también tienen relación con el mundo de las drogas: Speedball (6×52) y Smack (5×54).

Esteban Carreras - Mr. Brownstone 01

 

Pero a lo que vinimos: el Mr. Brownstone la verdad es un cigarro llamativo, gracias a la oleosidad de su capa, que si bien tiene colores irregulares y venas marcadas, también es bastante liso. Se siente muy bien construido y el hecho que tiene 3 anillas lo hace interesante también. Sin embargo, es un cigarro de pocos aromas, sobre todo teniendo en cuenta que tiene 9 meses en mi humidor con todas sus bandas, por lo que debería tener más que ofrecer. Pero apenas se siente un aroma de tierra mojada en la capa y el pie. Una vez picado, la calada en frío presenta un toque dulce con ese mismo componente de tierra mojada.

Esteban Carreras - Mr. Brownstone 03

 

Le doy fuego y la cantidad de humo que sale del pie es impresionante, no tanto de la calada, lo que me hace pensar que está mal encendido pero una soplada en el pie me muestra una quemada regular, así que supongo que el cigarro simplemente es así. En cuanto a sabores, es muy similar a la calada en frío, con un componente predominante de tierra mojada y dulce, pero muy poca intensidad en esos dos sabores. Viendo un poco mi reseña del Chupa Cabra, veo que se parece bastante, pues ambos tienen un principio bastante neutro y escaso de humo, lo que se traduce en escaso de sabores e intensidad.

Esteban Carreras - Mr. Brownstone 04

 

A lo largo del primer tercio es que los sabores comienzan a desarrollarse y se siente mucho más dulce, casi empalagoso en el paladar, con un dulce proveniente de un sabor a melaza muy denso. La tierra mojada sigue siendo quizá el sabor principal, pero el dulce le pisa los talones. La capa de este cigarro es Connecticut Broadleaf y, en mi experiencia esto normalmente se traduce en un sabor bastante dulce lo que es consistente en el cigarro, pero ese sabor de tierra mojada no lo es tanto, por lo que parece más influencia de la tripa. El retrogusto presenta un toque muy suave de pimienta, que ni siquiera pica. A medida que avanzo en el primer tercio también siento aromas de cítricos, pero únicamente en el retrogusto.

Esteban Carreras - Mr. Brownstone 04a

 

Al igual que con el Chupa Cabra, el Mr. Brownstone se encamina es en el segundo tercio, con mayor intensidad en sus sabores y mayor variedad, aunque el sabor de tierra mojada se ha diluido completamente, el sabor dulce se mantiene y es reforzado con un sabor de chocolate denso y rico, mientras que en el retrogusto ya tampoco se siente la pimienta. Es como si fuera otro cigarro, pues apenas se sienten los sabores del primer tercio, mientras que el chocolate se aprecia tanto en el paladar como en el retrogusto y no se aprecia mucho más.

Esteban Carreras - Mr. Brownstone 05

 

La cantidad de humo que desprende el cigarro incluso cuando lo dejo en el cenicero llega a ser incómoda, porque por supuesto, no importa donde lo coloque siempre se me viene a la cara, así que lo pongo a un lado, me levanto y doy una vuelta por el jardín. Al regreso veo que la línea de quemado, que siempre ha sido bastante dispareja, tiende a corregirse sola y es en el último tercio donde realmente el Mr. Brownstone parece mostrar toda su gama de sabores, incluyendo notas de miel y cuero, que se mantienen como sabores secundarios, pero van dando destellos de intensidad. La tierra mojada regresa como sabor y en el retrogusto se aprecia únicamente chocolate.

Esteban Carreras - Mr. Brownstone 06

 

Comparativamente el Mr. Brownstone es mejor que el Chupa Cabra, pero no mucho mejor. Tiene los mismos problemas de falta de sabor al inicio y, aunque en el segundo y último tercio desarrolla muy bien esos sabores y matices, dándole riqueza y profundidad, el hecho que ese inicio hubiese sido decepcionante le pesa igual. No me considero un gran fanático de la capa Connecticut Broadleaf, más que nada porque los sabores dulces en los cigarros no son los que más me llaman la atención, pero el Mr. Brownstone funciona muy bien si te gustan esos sabores. Soy más amante de la capa habano, en realidad, pero eso no viene al caso. Tengo otro Esteban Carreras en el humidor, también parte de un paquete que me enviaron porque incluso después de ambos cigarros tampoco es una marca que buscaría mucho. No obstante, si forma parte de un sampler a buen precio, lo consideraría.

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s