Cornelius & Anthony – Cornelius

Como suele suceder con algunas marcas de las que no has oído, cuando investigas un poco te sorprendes al descubrir que ya tienen como 150 años en el mercado. Tal es el caso de esta marca, aunque desde 1886 están dedicados casi exclusivamente al tabaco para cigarrillos y desde hace unos años al de tabaco ‘premium’. Sus cigarros han sido creados en diversas fábricas en Miami, Nicaragua y República Dominicana, siendo este nicaragüense. Este es el último en un sampler de Cornelius & Anthony que creó un amigo que fue en diciembre de 2017 a USA y consiguió varios de ellos en una tienda, por lo que el cigarro ya supera los 8 meses de humidor. El sampler incluía el Venganza, Meridian y Daddy Mac, pero este se quedó de último por pura casualidad. Entre todos, el Daddy Mac y el Venganza son los que más me han gustado, mientras que el Meridian estaba bien, pero no tan bien. El Cornelius es más suave, así que tampoco tengo muchas esperanzas.

Cornelius & Anthony - Cornelius 01

La capa es bastante irregular, bien ‘toothy’ como dirían los aficionados americanos. Algunas venas y una buena variedad de aromas que no son del todo intensos; es más como una aglomeración de aromas suaves comúnes en los cigarros de capa Connecticut. Lo piqué con mi guillotina en V y al parecer corto de más (cosa que nunca me había pasado) y noto aromas de notas florales, nueces, caramelo, chocolate, café, canela y pasas.

Cornelius & Anthony - Cornelius 02

¡El tiro está excesivamente suelto! Creo que fue porque corté de más con la guillotina, pero eso nunca me había sucedido, no con la guillotina en V. Con esa es prácticamente imposible que pase porque tiene un límite, así que es obvio que el cigarro es así. El principio está dominado por la pimienta, como buen nicaragüense, junto con sabores de cereza, canela, madera, caramelo y crema a una intensidad entre suave y media. Alrededor de cuando tomo la foto ya la pimienta se ha disipado y los sabores se sienten bastante cremosos y tenues, siendo un sabor a nueces que aparece en ese momento el dominante.

Cornelius & Anthony - Cornelius 03

Sigo disfrutando de mi cigarro y fumando con calma. Me encanta que está lloviendo, aunque suave, y el cigarro se disfruta más bajo un techo en medio de una lluvia (pienso yo). Llegando al final del primer tercio el cigarro da ese brinco de intensidad suave a media, con una explosión de canela y pimienta, que toma la delantera de la mano de la crema y las nueces. El sabor de cereza del inicio parece convertirse en algo más denso, como si fuera una cereza con alcohol. En el fondo de los sabores se siente el caramelo acrecentándose. Me atrevería a decir que en este punto siento los sabores que el ligador quería mostrar, pero me impresiona que estoy entrando en el segundo tercio con solo 15 minutos de fumada.

Cornelius & Anthony - Cornelius 04

Dado que el cigarro fue técnicamente un regalo, obviamente no pagué por él, pero fue porque yo luego pagué el envío de algunos cigarros del Cigar of the Month, por lo que siempre hay un intercambio. El hecho es que averigüé el precio y no es un cigarro barato; comprando la caja sale en aproximadamente $12 cada uno, por un cigarro que se está consumiendo a esta velocidad no me parece justo. Si bien los sabores se mantienen bien, pues a este ritmo lo voy a consumir en muy poco tiempo. Los sabores dulces del cigarro son los que tienen la delantera ahora y lo convierten en una delicia, aunque poco dure y se va haciendo más complejo a partir de este punto.

Cornelius & Anthony - Cornelius 05

En el último tercio los sabores no se intensifican mucho, aunque el cigarro en si sí lo hace y no es a fuerza de nicotina. Por la imagen se nota que hubo mucho corte con la guillotina pero insisto, no fue un corte distinto al que normalmente hago, pero sí sentí como si se viniera un trozo de más. Es posible que hubiese un nudo en la perilla que se vino con el corte y abrió de más, pero eso no justifica la velocidad con la que se ha consumido el cigarro, especialmente porque no lo fumé más rápido que los demás. Los sabores en el último tercio continúan siendo variados, incluyendo caramelo, chocolate, café, malta, madera y pimienta. De todos los C&A que he probado, este está de cuarto (o de último, si lo quieres ver así), pero no por malo, sino por mala experiencia. El tiempo total de fumada fue tan solo 35 minutos, por lo que quedé picado y luego encendí otro cigarro, aunque ese no lo reseñé.

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s