Curivari – Reserva Limitada Cafe Noir

Curivari es el secreto mejor guardado de Nicaragua. O al menos lo era, hasta hace alrededor de un año, que su departamento de mercadeo se puso las pilas y comenzó a distribuir mejor sus productos que, hasta ese momento solamente estaban disponibles en Atlantic Cigar, y ya se encuentran en Cigars International, Cigar Page, JR Cigars, y quizá en otras más. Pero Curivari sigue siendo una marca relativamente desconocida para la mayoría de los fumadores y poco entiendo porqué. Sus puros son 100% nicaragüenses (casi todos) y tienen sabores e intensidades increíbles. Creo que, con excepción de un Connecticut que no me cautivó, todos los he colocado por encima de los 82 puntos. Gracias a un sampler que conseguí hace casi un año en Atlantic Cigars, he logrado probar la gran mayoría de su colección clásica y, como resultado, he comprado distintos 5-packs después.

Curivari - Reserva Limitada Cafe Noir 01

En temas de diseño de anillas, Curivari no parece invertir mucho, pues esta se parece mucho por lo menos a 2 productos más de la marca, siendo solamente el color el único cambio. La capa es oleosa y colocarla al sol no le hace justicia para poder admirarla, pero ya lo iré fumando para sacar todo a relucir. Tiene un leve box press y se siente bastante esponjoso. Hace poco compré una caja de cigarros en Cigar Page y me vino una guillotina Palió de regalo, que he estado usando mucho más que mi guillotina en V predilecta. Con la nueva pico el cigarro y siento aromas de naranja con pimienta, madera, cacao, café y ralladura de limón en las caladas en frío. Muy aromático e invita a encenderlo rápidamente.

Curivari - Reserva Limitada Cafe Noir 02

Cosa que hago e inmediatamente me doy cuenta de un error grave: picarlo con la guillotina le ha dado un tiro extremadamente suelto… no se siente nada apretado y la cantidad de humo es casi absurda, pero espero que no se consuma demasiado rápido, pues está muy bueno desde el inicio. Pese al tiro tan suelto, los sabores invaden desde el principio con una buena intensidad: cacao, pimienta, dulce, pan tostado, vainilla, madera y nueces. La intensidad se coloca en media pero con esta cantidad de humo cada intento de probar el retrogusto da como resultado un gran golpe de humo que me sale por la nariz. Al cabo de unos 5 centímetros de fumada aparece un toque dulce que combina muy bien con el chocolate, mientras que la vainilla se combina con el café. La pimienta ha estado en un punto más sutil que en otros Curivari, pero por lo pronto comienza perfecto.

Curivari - Reserva Limitada Cafe Noir 03

En temas de precio creo que este es el Curivari más caro que he visto de esta línea, o al menos de los que vinieron en el sampler, pero no por mucho. En el segundo tercio los sabores están en este orden: cacao, dulce, café, cáscara de limón, vainitta, nueces, pan tostado y madera. En esa inmensa gama de sabores falta uno que para este punto ya esperaría en un puro nicaragüense, y es la crema, pero nada que se siente. El tiro sigue estando muy suelto y la intensidad se ha colocado entre media y fuerte.

Curivari - Reserva Limitada Cafe Noir 04

Llego a la mitad del cigarro y la combinación de sabores hacen que el cigarro se sienta como una torta con ají picante. Los sabores simplemente estallan en la boca y dejan la lengua picando durante un rato, al tiempo que el humo denso y súper abundante casi que me desquicia. El hecho que llevo fumándolo 35 minutos apenas me hace pensar que si lo hubiera picado con la guillotina en V quizá se consumiría más lento y los sabores estarían más concentrados. Pero así lo piqué y lección aprendida para los cigarros de mayor cepo. Dicho esto, el Reserva Limitada Café Noir es un cigarro destinado a paladares más experimentados, pues los matices de sus sabores son lo mejor que tiene, más que los sabores ‘directos’.

Curivari - Reserva Limitada Cafe Noir 05

Hacia el último tercio los sabores no cambian mucho, aunque su intensidad sí varía y es a partir de la imagen cuando la nicotina también llega, por lo que tomo la decisión conciente de fumar más lento y dejar que el cigarro se calme un poco; está tan bueno que me costó llegar a esa decisión. El Curivari Buenaventura  y el Café Café siguen siendo de mis preferidos, quizá por su bajo precio y altas ‘prestaciones’, pero este cigarro es uno para fumar lento y apreciarlo. Luego de un descansito la nicotina comienza a calmarse un poco y la intensidad del cigarro se mantiene entre media y fuerte.

Curivari - Reserva Limitada Cafe Noir 06

Para cuando el cigarro termina la nicotina sigue calmada pero el hecho que la picada fue tan abierta hace que en cada calada el cigarro se caliente bastante y lo dejo descansar demasiado tiempo y se vuelve un círculo vicioso que me obliga a dejar el cigarro cuando todavía le quedaba una parte para disfrutar. Pero todo es un aprendizaje y hoy fue este. Dicho esto, quizá no es el Curivari que más valga su precio, pero si lo consigues a uno decente, el resultado es preciso y casi perfecto.

Dossier-2.indd

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s