Black Works Studio es una submarca de Black Label Trading Co., creada como una manera de darle mayor protagonismo a ediciones pequeñas o limitadas creadas por la Fábrica Oveja Negra. El Killer Bee es parte de tres lanzamientos que también incluían el NBK y el Rorschach. Aunque desde entonces también han creado el Killer Bee Connecticut y el Green Hornet, a veces llamado también Killer Bee/Green Hornet, pues son muy parecidos y la única diferencia es que el Green Hornet incluye capa candela cubriendo el pie del cigarro. Este cigarro lo adquirí como parte de un sampler de Small Batch Cigars llamado Fancy Feet, porque todos los que incluía venían con el pie del cigarro diferente… unos cubierto, otros sin capa, etc.

Black Works Studio - Killer Bee 01

La noche que fumé el Killer Bee lo escogí porque era un poco tarde y quería fumar algo relativamente rápido. Además del pie cubierto me llamó la atención lo corrugada que es la capa, con varias imperfecciones propias de la hoja maduro ecuatoriana y con aromas intensos a establo y no mucho más. Pero incluso con lo fuerte que es el aroma de la capa, en el pie se aprecian aromas de tabaco rico y vainilla, con toques suaves de café y chocolate. La calada en frío muestra tierra, chocolate y notas de ralladura de limón.

Black Works Studio - Killer Bee 02

Desde la primera calada el Killer Bee es fuerte y rico en sabores intensos de pimienta, toques amargos de café (como un espresso) y crema, con mucha pimienta en el retrogusto también. El humo es abundante, denso y con mucho aroma también. La sensación de que este sería un cigarro rápido se desvaneció en los primeros 2 minutos.

Black Works Studio - Killer Bee 03

La ceniza no es muy dada a mantenerse sobre el cigarro, por lo que se cae rápidamente y no precisamente en el cenicero. La pimienta afortunadamente, aunque muy presente, no lleva el protagonismo de los sabores, permitiendo que sea la madera y el chocolate los que se alternen esa posición, con pimienta muy cercana y ralladura de limón muy lejana, mientras que en el retrogusto es pura pimienta intensa.

Black Works Studio - Killer Bee 04

Mientras el Killer Bee se posiciona en el segundo tercio el sabor de madera se marca como el líder sobre el chocolate y la pimienta se coloca en un tercer lugar más distante, ya en el mismo nivel del limón. Aunque la liga de este cigarro es bastante parecida al Green Hornet, me llama la atención que los sabores no lo son tanto y esto ata bastante con el tema que mencionaba en la reseña anterior, que un toque mínimo en la liga puede cambiar bastante la fumada.

Black Works Studio - Killer Bee 05

Ya superando la mitad del cigarro el sabor de madera es completamente protagonista y son los sabores de chocolate, limón y pimienta los que se mantienen en el fondo, cambiando matices y dándole intensidad a un cigarro que nunca ha dejado de tenerla. No obstante, el Killer Bee no puede ser referido como un cigarro sencillo, pues ciertamente con tan poco tamaño logra impresionar desde la primera calada. Tampoco es un cigarro de fumada corta, pues en 45 minutos alcancé la mitad.

Black Works Studio - Killer Bee 06

Para el último tercio la pimienta regresó y se colocó al nivel del chocolate del segundo tercio con mucha mayor intensidad que antes, aunque el chocolate y el limón se mantuvieron en el fondo del cigarro. Gracias a que la madera es un sabor relativamente sencillo, fue la intensidad de la pimienta lo que le dio más matices, pero esta pimienta nunca sobrepasa ni “monotoniza” los sabores. Al final, el cigarro lo fumaba con caladas muy cortas y me terminó durando casi 85 minutos, sin calentarse y sin mostrar problema alguno de construcción, sino más bien con humo rico y denso durante toda la fumada.

Tanto Black Label Trading Co. como Black Works Studio vienen de la mente de James Brown y la verdad es que he probado más cigarros de Blk Wks que de BLTC y estos me han gustado más, quizá porque he probado más variedad, pero lo que está haciendo con las marcas en términos de imagen también me parece muy positivo para un mercado que está acostumbrado a que los pocos cigarros de imágenes “agresivas” son los Gurkha y rara vez equiparan esa imagen con su sabor. El Killer Bee no tiene una cascada de sabores distintos, pero sí tiene una riqueza increíble en sus sabores y eso es algo que siempre me ha gustado, por lo que este cigarro no puede dejar de parecerme bueno.

Dossier-2.indd

 

 

 

2 Comments

  1. Buenos días Diego. Me he tomado un buen tiempo para leer muchas de tus crónicas y me han resultado bien enriquecedoras.
    Soy un iniciado en estás lides del fumar tabacos y confieso un placer tremendo al hacerlo con un buen ron en una tertulia familiar o en solitario. Debido a mi poca experiencia, comencé por curiosidad (lo confieso) con un tabaco horrible (de brujo) que conseguí en un cajón en casa de mi ex mujer. La experiencia no fue grata, pero sí me quedó la inquietud de hacerlo con un producto de mayor calidad y con estilo. Luego probé con unos tabacos importados (no recuerdo la marca) que compré en una licorería de Bello Monte y la experiencia fue diametralmente opuesta a la anterior. Eran unos tabaquitos bien delgados de esos que vienen con sabores a chocolate y amaretto, buenos para enganchar pero sin la fuerza que buscaba. Porteriormente, probé con unos artesanales que, pora el momento y por lo limitado de mi rango de experiencia, fueron lo mejor que había conocido, pero seguí insatisfecho. Pasé luego a Crispín Patiño y La Cumanesa; los CP me parecieron mucho mejor que todos los anteriores, pero leyendo y leyendo las ganas de subir de gama son mayores. He visto mucho la implacable publicidad de los Black Rhino, y sumando ésto a lo que leído en sus publicaciones le hago la siguiente pregunta: ¿Cuál es su top 5 de tabacos venezolanos y cuáles son los importados que más recomienda para alguien ávido de conocer pero con un presupuesto limitado para adquirir marcas de gama alta?

    Me gusta

    1. Hola Israel,

      Mil gracias por tus comentarios! Para mí un orgullo que te enriquezca el contenido. Sin extenderme demasiado (y para conversaciones más extensas me puedes enviar un email a diego@humoytabaco.com) te puedo decir que un Top 5 de marcas venezolanas incluiría, en ningún orden específico, Crispin Patiño Maduro, TST Caporales, TST Padrotes, Casa Trianon y Don Quijote. Sin embargo, CP y DQ va a depender de lo que puedas conseguir pues sus productos de exportación siempre son más sabrosos que los de consumo local.

      Sobre los cigarros importados, podrías revisar la sección de Top Lists en la parte superior del Home, que es donde tengo el Top 25 de cigarros preferidos y el Top 10 por región (no incluye Venezuela). De nuevo, si quieres más detalle puedes escribirme al email.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s